Un hispano es sentenciado a 125 años por la violación sexual de una mujer en Queens

  • Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Un hispano de nacionalidad no especificada, fue sentenciado a cinco condenas consecutivas de 25 años (125) de cárcel por haber violado sexualmente a una mujer en el condado de Queens y robo a mano armada. El convicto fue identificado por la fiscalía por el nombre de Antonio Ortiz de 42 años de edad y quien en el momento de cometer el asalto, se hizo pasar por un “agente” de la policía. La sentencia equivale a cadena perpetua sin derecho a libertad bajo palabra.

Aunque el acusado mantuvo que era “inocente”, un análisis de ADN hecho a una gota de sangre encontrada en la escena del crimen, comprobó su responsabilidad. La mujer a la que no se identifica por razones legales, tiene 37 años de edad.

Ortiz podría ser, dependiendo de su comportamiento en la cárcel, condenado además a cadena perpetua, dijo el fiscal de Queens Richard Brown en un comunicado. El condenado, recordó el funcionario, tiene varios antecedentes penales entre estos dos asaltos sexuales anteriores y robos a mano armada.

“Este era uno de los criminales más violentos de los que merodean nuestras calles”, añadió el fiscal y sostuvo que una sentencia de cadena perpetua, hubiera estado más que justificada. “Una sentencia de por vida, protegería las vidas y la seguridad de nuestra sociedad y sus ciudadanos”, precisó el fiscal Brown.

Ortiz, residente en el 8502 de Far Rockway (Queens), fue declarado culpable por un jurado después que se sometiera a un juicio en enero. Se le halló responsable de dos cargos de asalto sexual como depredador, un cargo de violación en segundo grado, otro cargo de violación en primer grado con acto sexual agravado, un cargo más por robo a mano armada en primer grado y un último cargo por tentativa de violación sexual.

Fue condenado a cinco penas concurrentes de 25 años a cadena perpetua. El hecho lo cometió a las 3:30 de la madrugada el 24 de agosto del 2006, aprovechando que la mujer dormía en su habitación de la casa del sector Richmond Hill donde vive una amiga. Ortiz entró por ventana de la cocina que forzó y fue avistado por la víctima.

Entonces, al verse sorprendido, el sentenciado tomó un cuchillo y le dijo a la mujer que era “agente” de la policía. Cuando ella intentó huir, Ortiz la agarró por la espalda, la amenazó y a punta de cuchillo, la violó en la cama. Luego se robó dinero en efectivo, joyas de oro y otros efectos personales antes de salir huyendo.

La prueba del ADN determinó que una gota de sangre encontrada en la ventana que había forzado, correspondía a la de él. El análisis se hizo a través del Banco Nacional de Datos y es conocido como CODIS (Sistema de Indice Combinado de ADN). Anteriormente había sido condenado por un robo a un banco de Brooklyn.

Es la primera condena que se hace en Queens después de la aprobación de una nueva ley contra depredadores sexuales en el estado de Nueva York y que aumenta las penas para los abusadores que cometen violaciones armados.

El detective John Hafner de la policía de Nueva York encabezó las investigaciones. 
 
20090312 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas