Una estampida en la Comisión de Indultos

  • La entidad creada por la Procuraduría quedó casi acéfala, tras la renuncia de cuatro
SANTO DOMINGO. Los cinco indultos dispuestos el lunes por el presidente Leonel Fernández provocaron una estampida de los miembros de la Comisión de Indultos, designada por la Procuraduría General de la República, para evaluar a los reclusos que califican para el perdón de la pena.

Cuatro de seis miembros, donde sólo uno carece de voz y voto (un procurador adjunto), dejaron el puesto honorífico. Los últimos en renunciar ayer de dicha comisión fueron Fray Arístides Jiménez Richardson, coordinador de la Pastoral Penitenciaria de la Iglesia Católica, y la arquitecta Marisela Vargas.

Antes que el religioso y el de la funcionaria de la Procuraduría, lo habían hecho los periodistas Huchi Lora y Nuria Piera, quienes se mostraron inconformes con el último procedimiento empleado en los indultos. En un comunicado, Jiménez Richardson dijo sentirse lastimado en cuanto a las funciones que les corresponden como Comisión de Indultos. El presidente Leonel Fernández indultó mediante decreto 847-08 a la ex funcionaria del Baninter, Vivian Lubrano de Castillo, a los ex funcionarios del Plan Renove, Pedro Franco Badía, Antonio Marte, Milcíades Amaro Guzmán y Gervasio de la Rosa.

Sobre el particular, el sacerdote observa que la Comisión no fue consultada sobre ese indulto, a pesar de haberse reunido en días pasados en la Procuraduría, "donde ponderamos minuciosamente los candidatos idóneos para obtener este especial perdón, sin que nadie fuera aprobado".

Nuria Piera y Huchi Lora dijeron que la Comisión fue respetada hasta el lunes, pues no fue consultada previo a la decisión. En la Comisión solo quedó el reverendo Manuel Estrella y un procurador adjunto, éste último sin derecho al voto. La Constitución faculta al Presidente de la República a conceder el indulto los días 23 de diciembre, 27 de febrero y 16 de agosto de cada año.
20081224 http://www.diariolibre.com

+ Leídas