Profesor remoto: contrarreloj para adaptar el aula virtual

Los colegios privados se preparan a fondo para afrontar una educación virtual. Instalación de equipos y programas y la formación del personal docente consumen las jornadas previas. ¿Cómo se preparan los centros públicos?

Esta historia es parte del especial “La extraña vuelta a clases” de Diario Libre, realizado por Tania Molina, Ámbar Castillo y Beatriz Bienzobas. Puedes leer las demás historias en los siguientes enlaces:

La extraña vuelta a clases, en emergencia y con “tapabocas” / Sin tecnología y con poco tiempo, las preocupaciones de los padres-maestros / “Se requiere mucha formación en las metodologías tecno-pedagógicas para la enseñanza a distancia” / Consecuencias de no asistir de manera presencial a la escuela / A kilómetros del internet

________

La decisión está tomada. El nuevo presidente de la República, Luis Abinader, lo dejó claro en su discurso: el regreso a clases será virtual. El lunes, el nuevo ministro de Educación, Roberto Furcal, ofrecerá los detalles de cómo será la logística de esta extraña vuelta a clases.

Mientras llega la fecha, el sector privado de enseñanza y algunos centros públicos no han descansado preparándose para cualquier escenario que se presente.

El Colegio San Judas Tadeo, ubicado en el sector Naco, en el polígono central del Distrito Nacional, y el Liceo Parroquial San Pablo Apóstol, en el populoso sector de Cristo Rey, también en el Distrito, dejan ver una parte del esfuerzo realizado para poder responder a los requerimientos de una nueva modalidad educativa empujada por la pandemia del COVID-19.

En el Colegio San Judas Tadeo, por ejemplo, los profesores no han parado. Tras un escaso descanso de 15 días, han pasado el verano preparándose para dar una mejor respuesta a nivel virtual. Y es que el final del pasado año escolar fue un verdadero taller de aprendizaje para este centro. En cuestión de días, se vieron forzados a cambiar sus esquemas y ello significó vivencias y experiencias de valor en todos los aspectos que han sido vitales para diseñar un complejo plan de acción.

“Nuestro centro está preparado para continuar las labores docentes en el momento y la forma que las autoridades lo indiquen. Nos hemos mantenido trabajando, en comunicación constante, con los docentes, personal técnico y de apoyo, el Equipo de Gestión, la Asociación de Padres, autoridades del MINERD y AINEP, y escuchando las recomendaciones de expertos en las áreas de educación, salud y psicología, nacionales y extranjeros. El resultado de este arduo trabajo en equipo es una escuela fortalecida, reinventada en varios aspectos, más actualizada y preparada para asumir el próximo curso con la fe, el compromiso y el entusiasmo que nos han caracterizado durante más de cinco décadas”, explica el Padre Eulogio Castaño, director de este centro de educación privado.

¿Cómo se han preparado? Sin bajar la guardia. El director explica que se han formado cuatro equipos con representantes de toda la comunidad educativa que se mantienen trabajando desde hace meses en la gestión académica, tecnológica, de comunicación y operativa.

El centro ya contaban con programas de capacitación y gestión de recursos para la mejora y actualización de la docencia. Ante esta situación, se ha hecho un mayor uso de los mismos, dotando al personal que lo ha solicitado de los equipos necesarios para trabajar desde casa (computadoras personales y accesorios, generadores de electricidad, mayor cobertura en los planes residenciales de internet) y desde el centro se han habilitado espacios para transmitir y grabar clases, talleres y reuniones de manera simultánea, ampliando la cantidad de cámaras, equipos de sonido y antenas repetidoras.

“Adquirimos las licencias de Zoom para videoconferencias y la plataforma IXL para Matemáticas. Los maestros se han certificado en el manejo de plataformas y programas digitales (Edmodo, Moodle, Class Dojo, Microsoft Office 365) y han actualizado sus conocimientos en estrategias de enseñanza y evaluación a distancia. También hemos revisado los programas de clases valorando los contenidos a impartir, según las necesidades de cada grupo, y elaboramos los horarios de trabajo para los tres escenarios posibles: virtual, semipresencial y presencial”.

“Hemos corregido los fallos y debilidades que se presentaron para iniciar un 2020-2021 exitoso para todos”
Padre Eulogio Castaño, Director del Colegio San Judas Tadeo

Pero eso no ha sido todo. Consciente de las consecuencias económicas generadas por la pandemia, y que han afectado a todos, el colegio (que al momento de este reportaje contaba con 663 alumnos inscritos) ha tomado medidas para disminuir la carga económica de las familias incrementando el número de libros digitales de licencia libre, la creación de accesos a bibliotecas virtuales, la elaboración de carpetas de recursos por parte de los docentes y dejando algunos libros de años anteriores, facilitando su reutilización.

Una medida que se ha hecho extensiva a la política de cobro con “la eliminación de moras, costo de colegiatura e inscripción sin aumento, descuento en pagos de las dos últimas mensualidades del año anterior y acuerdos de pagos”.

Eso sí, deja muy claro que el hecho de no tener clases presenciales no significa que el colegio y sus docentes no estén ejerciendo una labor educativa que, aunque sea a distancia, es tanto o más demandante que la modalidad presencial.

“Es una tarea que exige mucha entrega, sacrificio y dedicación”, recalca el Padre Eulogio.

Y como la gran familia que es este centro educativo privado, el Colegio San Judas se ha mantenido siempre trabajando de manera unificada con su Asociación de Padres y confirman que ya habían recibido de la Dirección del Colegio San Judas Tadeo el Plan Estratégico donde se contemplan los tres escenarios de clases en total virtualidad, semipresencial y presencial.

Así que las expectativas están aseguradas. Para esta comunidad de padres la experiencia virtual lograda en el último trimestre escolar fue enriquecedora.

“Y estamos claros de que seguiremos aprendiendo de esta modalidad. Esto ha permitido que todos los involucrados en el proceso de enseñanza optimicen sus conocimientos y exploten los recursos tecnológicos disponibles, mejorando así la capacidad de respuesta a las necesidades inmediatas de los alumnos, por lo que apostamos a que este esfuerzo extraordinario siga arrojando resultados destacados”, señala el sacerdote.


Pendientes del gobierno en el sector público

Con unas condiciones más modestas en cuanto a recursos disponibles, en el Liceo Parroquial San Pablo Apóstol también se afanan por proporcionar las condiciones adecuadas a los 748 estudiantes inscritos.

Miguel Peralta, coordinador pedagógico del centro educativo, cuenta que ya el equipo de gestión del Liceo se reunió de manera virtual para discutir la logística para el desarrollo de la docencia con la modalidad virtual, acordando que los docentes trabajen desde la escuela, aunque siguiendo el protocolo de distanciamiento para protegerse del COVID-19.

“Pensamos que favorecía mucho más que los docentes trabajen desde el centro, cada uno en su aula, solos, con acceso a internet, porque hemos visto que cuando se está trabajando desde el hogar, el docente tiende a distraerse con las labores del mismo hogar”, explicó Peralta.

Miguel Peralta, coordinador pedagógico del Liceo Parroquial San Pablo Apóstol.
Miguel Peralta, coordinador pedagógico del Liceo Parroquial San Pablo Apóstol. ( )

En el liceo imparten docencia unos 34 profesores a los que les fue otorgada una laptop para el desarrollo de las actividades académicas, pero también se creó una plataforma para el seguimiento a las clases en el próximo año escolar, sostiene Peralta.

“Los docentes tienen equipos, porque el Ministerio (de Educación) a través de (el programa) República Digital hizo entrega a cada docente de una laptop, además uno de nuestros maestros, el profesor Henry Polanco, que es ingeniero informático, desarrolló un programa a través del cual todos nuestros estudiantes y maestros pueden interactuar para desarrollar el año escolar”, precisó.

El centro educativo tiene previsto convocar en los próximos días al cuerpo docente para que participen de unos talleres sobre el manejo de la nueva plataforma.

A la fecha, la mayoría de los estudiantes del San Pablo Apóstol poseen equipos electrónicos para el seguimiento a las clases a distancia, gracias a la entrega que hizo el Ministerio el pasado 4 de julio.

Sin embargo, ese día, algunos de los alumnos se encontraban fuera de la ciudad y no pudieron recibir las laptops (computadoras portátiles) que entregaron las autoridades. Al centro también se han sumado algunos estudiantes que llegan de otras escuelas, a los que hay que dotar de equipos tecnológicos.

En cuanto a conectividad, Peralta expuso que el centro dispone de una red de conexión a internet, sin embargo, la misma no tiene suficiente cobertura para llegar a todas las aulas.

“Tenemos internet, lo que no creo es que el wifi que hay en la escuela pueda llegar a todas las aulas, aquí dónde estamos la señal es muy buena, pero no creo que en este momento llegue a todas las aulas”, puntualizó.

El docente está pendiente de que el ministro Roberto Furcal cumpla su promesa de dotar de la conectividad necesaria a los centros educativos, para que puedan desarrollar con éxito las clases.

La energía eléctrica le preocupa menos, pues el populoso sector de Cristo Rey, donde están ubicados, goza del servicio de (casi) 24 horas, lo que le lleva a pensar que no representaría grandes inconvenientes para el desarrollo de las clases virtuales.

+ Leídas