CIENCIA
| 16 FEB 2017, 7:43 PM
|

Estación espacial china en Argentina podrá recibir señales lunares en abril


La antena principal de la estación, una parábola de 35 metros de diámetro, permitirá que el país asiático aterrice en el único satélite natural de la Tierra y recabe muestras para futuras investigaciones.
La antena principal de la estación, una parábola de 35 metros de diámetro, permitirá que el país asiático aterrice en el único satélite natural de la Tierra y recabe muestras para futuras investigaciones.
20170216 http://www.diariolibre.com

BUENOS AIRES. La estación espacial china ubicada en la provincia argentina de Neuquén (suroeste) podrá recibir señales de la Luna el próximo abril y será un elemento importante en la misión espacial que el país asiático quiere desarrollar a finales de 2017, confirmaron a Efe fuentes oficiales.

“Estamos en la última etapa, se están instalando los equipos chinos y en un par de meses estaríamos listos”, indicó a Efe Félix Menicocci, secretario general de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

La infraestructura construida a 355 kilómetros al noroeste de la ciudad de Neuquén implica al Gobierno de la provincia, a Conae y está dirigida por la Agencia Espacial China (CLTC).

La antena principal de la estación, una parábola de 35 metros de diámetro, permitirá que el país asiático aterrice en el único satélite natural de la Tierra y recabe muestras para futuras investigaciones.

Menicocci destacó que la parábola cuenta con una tecnología “totalmente nueva” y contribuirá en un 95 % a que los asiáticos desarrollen una operación que precisa buenos sistemas de comunicación.

Además, de cara al futuro prevén expediciones a diferentes cuerpos celestes como el planeta Marte, que también serán coordinadas por científicos chinos y argentinos desde la nueva base espacial.

Por su parte, el país austral tiene acceso al 10 % de la estación para proyectos que desarrolle Argentina o en los que colabore con otros Estados.

La construcción de esta estación generó polémica en 2015 después de que un programa televisivo advirtiera que el proyecto podía tener fines militares, extremo que fue negado por el Gobierno de la entonces presidenta Cristina Fernández (2007-2015), quien aseguró que la estación tiene solo fines científicos y civiles.

Por ello, Menicocci insistió en que Argentina “nunca estudió” destinar la estación espacial a fines militares y recordó que se trata de un proyecto de cooperación científica.

En este sentido, el país suramericano utilizará la infraestructura como antena de comunicaciones y para desarrollar investigaciones científicas que permitan ahondar en la exploración astronómica, detalló Marcelo Colazo, investigador de Conae.

En esta línea, Conae podrá destinar un importante contingente de científicos para investigaciones en la base espacial.

Pese a que la inversión inicial del proyecto fue de 50 millones de dólares -financiada íntegramente por el Gobierno chino- el encarecimiento de la infraestructura eléctrica obligó a aumentar el presupuesto final, que oscilará entre los 60 y los 70 millones, indicó el dirigente neuquino en abril del pasado año.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese