• 1

CIENCIA
| 14 FEB 2018, 6:46 PM
|

Observan por primera vez el mecanismo subyacente de la aurora boreal


Es la interacción de electrones y ondas de plasma -difícilmente identificable- lo que genera esas lluvias subatómicas de colores verdes, rojos y morados.
Es la interacción de electrones y ondas de plasma -difícilmente identificable- lo que genera esas lluvias subatómicas de colores verdes, rojos y morados.
20180214 https://www.diariolibre.com

LONDRES. Un equipo de investigadores japoneses ha observado, por primera vez, de forma directa una lluvia de electrones que rebotan por la magnetosfera terrestre, lo que se conoce comúnmente como aurora boreal, según recoge hoy la revista Nature.

Los científicos nunca había podido presenciar de manera directa cuál es el mecanismo subyacente en ese fascinante fenómeno.

En sus experimentos, el grupo de expertos de la Universidad de Tokio empleó un nuevo y avanzado satélite con sofisticadas herramientas mediante las que analizaron este legendario espectáculo de lluvias subatómicas de colores verdes, rojos y morados.

Así, según indica el estudio, pudieron corroborar que es la interacción de electrones y ondas de plasma -difícilmente identificable- lo que genera esas lluvias.

Vieron que la interacción se produce en la magnetosfera terrestre -la región que rodea la Tierra- en la que el comportamiento de esas partículas eléctricas está normalmente gobernado por el campo magnético del planeta.

“Las subtormentas boreales son ocasionadas por la reconfiguración global de la magnetosfera, que libera energía eólica solar almacenada”, indica en el texto Satoshi Kasahara, profesor asociado del Departamento del Servicio de Tierra y Planetario en la Escuela de Ciencias de la citada universidad.

La reconfiguración global impulsa con frecuencia un tipo específico de ondas de plasma que hacen que caigan electrones en la parte superior de la atmósfera, lo que estabiliza el sistema y provoca esa luz colorida, según el artículo.

Los científicos se cuestionaban si esas ondas son lo suficientemente poderosas como para estimular a los electrones hasta el punto de crear auroras.

“Nosotros, por primera vez, observamos directamente una dispersión de electrones por ondas que generaban una precipitación de partículas en la atmósfera terrestre”, indicó Kasahara.

El experto agregó que “el flujo de electrones que se precipitan era lo suficientemente intenso como para generar una aurora”.

El estudio explica que anteriormente los científicos no pudieron observar esta evidencia directa pues los sensores habituales no podían distinguir los electrones que se precipitaban de otros.

Kasahara y su equipo diseñaron un sensor de electrones especializado, que observó las interacciones precisas de estos causantes de auroras boreales motivados por ondas.

Para estas pruebas, situaron el sensor a bordo de un satélite -ERG- lanzado por la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón, con el que esperan seguir avanzando en estas indagaciones en el futuro.

“Analizando información recopilada por el ERG, revelaremos la variabilidad y nuevos detalles de la física del plasma y el fenómeno atmosférico resultante, como las auroras”, concluyó Kasahara.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese