• 1

|Videojuegos|
| 11 MAR 2018, 12:00 AM

Street Fighter: 30 años de lucha

No fue hasta 1991 que Street Fighter se catapultó a la fama con la segunda entrega (“Street Fighter II” o “SF II”) con la que Capcom revolucionó los salones de las recreativas primero, y después los de los hogares al adaptarlo para videoconsola.

Image
20180311 https://www.diariolibre.com

¿Se imaginan tener que enfrentarse a los mejores maestros de las distintas artes marciales en una serie de combates callejeros alrededor del globo? ¿Y si la meta detrás de todo ese tour de peleas urbanas fuera alzarse como el mejor luchador del mundo?.

Gracias a la franquicia Street Fighter es posible vivir esa experiencia sin salir de casa: la pelea la gana el que mejor maneje el mando. Quien venza, será el campeón de entre todos los “World Warriors”. Y la lucha ha durado, por el momento, 30 años.

A finales de de agosto de 1987 los aficionados a visitar los salones recreativos se encontraron con una nueva máquina que estrenar: “Street Figther”, de Capcom.

Los jugadores que se animaron a probarla se pusieron en la piel del primer protagonista de la que estaba destinada a ser la saga de juegos de lucha más aclamada, Ryu, un joven cuyo traje blanco y cinta roja atada a la frente recordaban enormemente a “Karate Kid”.

Era una de las primeras veces que un juego obligaba a usar los ocho botones de las máquinas recreativas para poder llevar a cabo los puñetazos y patadas que Ryu era capaz de ejecutar. La fuerza con la que estos se presionasen medía también la intensidad de los golpes, razón por la que las máquinas tenían que ser reparadas con demasiada asiduidad.

Pese a todo, pronto decidieron cambiar el sistema a uno más cómodo, de seis botones. La necesidad de unas estrategias precisas y unos rápidos reflejos para ganar el combate marcaban la diferencia respecto a lo que se había conocido hasta entonces.

“Yo era muy pequeño y era una época en la que no había internet”, comenta Rubén, un experimentado “gamer” y gran fan de la franquicia Street Fighter, a EFE “pero eso último no fue impedimento para que los jugadores fuéramos descubriendo los ataques especiales de Ryu y pasándonoslos unos a otros hasta que terminaban siendo conocidos por todo el mundo”.

Image
Artes marciales en el sofá

Sin embargo, no fue hasta 1991 que Street Fighter se catapultó a la fama con la segunda entrega (“Street Fighter II” o “SF II”) con la que Capcom revolucionó los salones de las recreativas primero, y después los de los hogares al adaptarlo para videoconsola.

Era la primera vez que en un juego de lucha los aficionados podían elegir a todos los personajes disponibles (salvo a los cuatro jefes finales, que tendrían que esperar al lanzamiento de la “Champion Edition”). Un total de 8 luchadores, cada uno con su propio arte marcial o estilo de combate.

Por primera vez, los villanos también eran combatientes jugables, e incluso había una luchadora femenina disponible: Chun-Li quien, junto a Ryu y Ken, es uno de los personajes más icónicos de la saga.

Fue así como Capcom sentó las bases de lo que serían los juegos de lucha de uno contra uno en los años 90, imitado por compañías y títulos más o menos memorables, sin llegar nunca a su éxito: alrededor de 25 millones de personas lo jugaron entre las recreativas y los hogares, según “Bussines Week”, y se vendieron 14 millones de copias de sus distintas versiones según Capcom.

“Aún recuerdo la máquina recreativa y la adaptación para la Super Nintendo, muy lograda. El ‘SF II’ y todas sus ediciones eran maravillosas. Era todo un vicio”, dice Rubén, quien añade que “el furor era tal que había todo tipo de merchandising a la venta: camisetas, muñecos, pinballs...”.

Por haber, hubo incluso series de animación y películas. La cinta de anime japonés fue muy querida por los fans, pero que no sucedió con otras adaptaciones, como el filme de presupuesto millonario “Street Fighter: Ultimate Battle” (1994), que pese a contar con estrellas como Kylie Minogue o Jean-Claude Van Damme en el reparto, recibió críticas muy negativas.

Todo lo contrario que el videojuego, cuya valoración fue tal que “Street Fighter II” entró en el prestigioso “World Video Game Hall of Fame”, premio que exigía, además de superar una votación abierta y el apoyo de los jueces, cumplir cuatro factores: estatus de icono, influencia social, longevidad y alcance geográfico.

Image
Continuidad tras la primera década

En 1997, diez años después de la primera entrega, salió a la venta “Street Fighter III” (SF3), un videojuego que, pese al éxito inicial, vio cómo este decaía sin lograr alcanzar los récords de su predecesor.

El decaer de recreativos y el 3D frente a los “sprites” gráficos tradicionales, el hecho de que las consolas tuvieran acceso a internet en el mejor de los casos con un módem, o la proliferación de videojuegos de lucha con sistemas más intuitivos que el del SF3, fueron algunas de las causas.

Pese a ello, Capcom continuó sacando productos de “Street Fighter III” y ofreciendo nuevas versiones de su juego estrella (como “SF Alpha 3” o “SF EX”) y muchos “crossover” donde los personajes de la franquicia se enfrentaban a los de de otras sagas (como SNK o incluso MARVEL).

No fue hasta 2008, con el lanzamiento del “Street Fighter IV”, que la leyenda regresaría con todas sus fuerzas. Como si de un fénix renaciendo de las cenizas se tratase, Ryu volvía en gráficos tridimensionales, con nuevas mecánicas, una jugabilidad sin precedentes y.... vivo en la red: sí, por primera vez, el modo online era una realidad solvente.

Esto último, que permitía competir a través de internet entre jugadores de todos los rincones del mundo, algo que los amantes de la saga llevaban años esperando, fue la clave del éxito junto a un sistema sencillo de aprender pero exigente de dominar.

“Fue una sorpresa muy agradable” comenta Rubén, “podías sentarte como antaño a jugar con tus amigos... O hacerlo con personas de cualquier lugar y pelear por ascender en el ranking. Fue una época muy divertida”.

Así, Capcom volvía a tocar el cielo con “Street Fighter” y, con ello, volvieron los “crossover”, y llegó por fin la adaptación para PC, además de hasta tres ediciones del juego a las que, esta vez, los jugadores que ya tuvieran la entrega original podían actualizarse pagando menos de la mitad.

De igual modo, también se aprovechó el tirón para sacar una nueva película con actores reales, “Street Fighter: The Legend of Chun-Li” (2009), protagonizada por la famosa Kristin Kreuk en el papel de la icónica luchadora china.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese