El Universal, David y la calumnia

$!El Universal, David y la calumnia
David Ortiz

Es un atrevimiento, una falacia, un infundio, un abuso lo del mal manejo de la información por el periódico El Universal, de Venezuela, al recoger en sus ediciones impresa y digital el titular siguiente:

“El Big Papi podría repetir la historia de Pete Rose”

La reseña de marras consigna: “En el libro “Baseball Cop” el dominicano es vinculado a una red de apuestas que funcionaba en el 2005 y solía desfavorecer a los Medias Rojas de Boston”.

Es falso, de toda falsedad, lo escrito por el antiguo agente de seguridad de los Red Sox, Eddie Domínguez. El propio autor confiesa no tener pruebas fehacientes de que David Ortiz estuviera involucrado en las elevadas apuestas que el “Monga” realizaba en contra de los patirrojos.

Hay que tener cuidado en no dañar personas, figuras, en no matar reputaciones con noticias alegres y sin fundamento.

Con claridad meridiana el escritor y filósofo italiano, Umberto Eco, fue claro y preciso y acusó a los que manejan las redes sociales con irresponsabilidad de haber generado una “invasión de imbéciles”.

“Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos rápidamente eran silenciados, pero ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los imbéciles”, afirmó Umberto Eco.

David Ortiz es un ejemplo, un orgullo nacional y debemos cuidarlo, protegerlo y defenderlo.

Pete Rose es un enfermo de ludopatía, pero lo han tratado como un delincuente. Pete Rose es un mito del béisbol estadounidense.

Tal y como van las cosas, que se han legalizado las apuestas en todas las ciudades sedes de Grandes Ligas y de las Menores y los Casinos se promueven en los estadios, el caso de Pete Rose merece una revisión.

Al opinar Rose sobre su enfermedad dijo: “Es divertido apostar porque soy un hombre de 77 años de edad, así que simplemente hago lo que me gusta”.

Un día como hoy: 1984, Tony Peña, Piratas de Pittsburgh, dispara dos jonrones y remolca seis carreras, marca personal, frente a los Rojos de Cincinnati.

1987, José Mesa es adquirido por los Orioles de Baltimore junto a Osvaldo Peraza desde Toronto por el pitcher Mike Flanagan.

1993, Bienvenido Rivera, Filadelfia, lanza su segunda y última blanqueada en Grandes Ligas frente a los Cubs de Chicago, permitió 4 hits en 9 episodios.

2001, en un partido de los Cubs de Chicago y los Bravos de Atlanta, regresa a las Grandes Ligas Julio César Franco con 43 años. Se fue de 4-0.

Twitter: @bienvenidorv

brojas@diariolibre.com

“Las heridas de la calumnia se cierran pero quedan las cicatrices”
Anónimo

+ Leídas