COMIENZA LA LIGA

  • La LNB promete rescatar la deteriorada imagen del básquet
El Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto será la sede que acogerá la mayor cantidad de partidos en la fase regular.
SANTO DOMINGO. La estructura organizativa y de comercialización, el perfil de los dueños de las franquicias, las figuras que se han involucrado en el proyecto LNB y el nivel de los refuerzos anunciados han creado el escenario para que a partir de hoy el básquet dominicano intente dar el salto que entierre un pasado donde ha abundado el caos, los incumplimientos, la violencia y la improvisación.

Expectativas de ese tipo son las que ha despertado la Liga Nacional de Baloncesto (LNB), evento que aspira convertir la disciplina bajo techo más popular del país y del planeta en un espectáculo-negocio que arrastre multitudes, que genere millones y que el público se sienta atraído con el producto que se le ofrezca.

Desde esta noche y hasta finales de octubre (salvo el cuatro de septiembre) habrá un partido diario, que será televisado a toda la geografía nacional (de lunes a viernes por Antena 21 y los domingos por Antena Latina). Los equipos capitalinos Titanes Basketball Club y Leones de Santo Domingo tendrán a su cargo disputar el primer partido, en el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto, a las 7:30 de la noche.

La incursión de empresarios como propietarios de las franquicias y el enfoque de negocio a la liga figuran como los principales activos. Para muchos entendidos, la inyección de capitales frescos y las garantías organizativas eran los elementos que necesitaba el básquet local, ya que los recursos técnicos y humanos están, como lo demuestran los resultados en los últimos 15 años de los seleccionados dominicanos en las competencias internacionales, así como la participación de dirigentes, árbitros y atletas.

Y la responsabilidad de dirigir la liga recae sobre los hombros de Federico Lalane José, una figura de reconocida y de pulcra trayectoria tanto en el deporte como en su vida laboral en los sectores públicos y privado.

Según la Federación Dominicana de Baloncesto (Fedombal), en la actualidad en el país se disputan 46 torneos de categoría superior con refuerzos (divididos en A, B y C), pero son excepciones aquellos cuyas finanzas terminan en verdes, que pagan las nóminas como previamente acuerdan o que dan garantía de seguridad dentro y fuera de los aforos.

Desde la dedicatoria del torneo (a la memoria del fallecido cronista deportivo especializado en baloncesto Iván Brea) hasta el manejo de comercialización, la LNB ha querido marcar diferencias. Los organizadores de torneos provinciales apelan a dedicárseles a figuras políticas de turno, ya que el Gobierno es el principal soporte económico de ellos.

La proliferación de estos torneos (muchos de ellos coincidiendo entre sí) provoca la repartición de los presupuestos publicitarios de las principales empresas y entidades auspiciadoras, incluyendo el Ministerio de Deportes y Recreación. Además, el esquema pone por delante la competencia ante las prácticas, lo que desatas pujas por las principales figuras, quienes ven limitada su vida como atletas debido a la gran cantidad de partidos que juegan sin trabajar en los aspectos físicos y técnicos que adolecen.

Equipos

Leones, Titanes, Cañeros de La Romana y Los Cocolos de San Pedro de Macorís forman parte del Circuito Sureste. El Circuito Norte está integrado por Reales de La Vega, Metros de Santiago, Tiburones de Puerto Plata y Los Indios de San Francisco de Macorís. Cada conjunto jugará nueve partidos de serie regular.

El formato de clasificación

El ganador de la serie regular en cada circuito, pactada a tres vueltas, pasará directamente a la final de su grupo.

Luego, se celebrarán sendas series semifinales en cada circuito, entre los conjuntos ocupantes de los lugares segundo y tercero. Estos playoffs están programados a un 3-2.

El triunfador, en cada circuito, de estas series semifinales, se medirá a su vez al ganador de su grupo en la serie regular, en una confrontación al mejor de cinco juegos (5-3).

Los vencedores de estas series serán los campeones de cada circuito y serán quienes se enfrenten en una Gran Final, programa al mejor de siete encuentros (7-4), para determinar el campeón de la Liga Nacional de Baloncesto 2010.

Sedes

Las franquicias tendrán como sedes el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto (Leones y Titanes), el polideportivo Eleoncio Mercedes, de La Romana (Cañeros); el bajo techo de San Pedro de Macorís (Los Cocolos); el techado Fernando Teruel, de La Vega (Reales); la cancha del club San Martín de Porres, en San Francisco de Macorís (Los Indios); el techado Fabio R. González, en Puerto Plata (Tiburones) y la Arena del Cibao Oscar Gobaira, en Santiago (Metros).

NPerez@diariolibre.com
20100817 http://www.diariolibre.com

+ Leídas