Expresidente de la IAAF Lamine Diack es investigado de nuevo por dinero de patrocinadores

$!Expresidente de la IAAF Lamine Diack es investigado de nuevo por dinero de patrocinadores
El presidente de la federación internacional de atletismo, Lamine Diack, durante una conferencia de prensa el 21 de agosto de 2015 en Beijing. Diack es investigado por las autoridades francesas por recibir sobornos de la federación de atletismo rusa para permitir el dopaje de atletas rusos, se informó el 4 de noviembre de 2015.

PARIS, Francia. El antiguo dirigente del atletismo mundial, Lamine Diack, ya investigado en Francia por corrupción en el marco de dopaje en Rusia, está ahora en el ojo de la justicia por haber favorecido a su hijo Papa Massata Diack en las negociaciones con patrocinadores y por derechos de televisión, informaron este viernes a la AFP fuentes coincidentes.

Presidente de la IAAF entre 1999 y 2015, el senegalés Lamine Diack, de 85 años, fue de nuevo imputado el 26 de junio por “abuso de confianza”, según dos fuentes próximas al dosier. Contactados, sus abogados no ofrecieron respuesta.

La justicia francesa le acusa de haber permitido que uno de sus hijos, Papa Massata Diack, “se apropie de ingresos de la IAAF procedentes de patrocinadores”, como la banca estatal rusa VTB, el gigante coreano Samsung, la sociedad china Sinopec, Abu Dhabi Cooperation o la televisión china CCTV, según el informe de su interrogatorio al que tuvo acceso la AFP.

Contratos dudosos

Estas nuevas sospechas se levantaron gracias a la cooperación de la IAAF, quien recurrió a la justicia en julio de 2017 sobre las dudosas condiciones de los contratos de derechos de televisión y patrocinio entre 2008 y 2015, entre la federación y el gigante japonés de publicidad Dentsu, encargado de comercializar esos derechos. Papa Massata Diack, poderoso encargado de márketing en la federación, figuraba en primera línea de las sospechas.

La investigación, conducida por un trío de jueces de instrucción liderado por Renaud van Ruymbeke, también se dirige a su consejero en la época Habib Cissé y al antiguo jefe de la sección Antidopaje de la IAAF, Gabriel Dollé.

La justicia francesa, a la que acudió la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), es competente en el caso porque parte de los fondos pudieron ser blanqueados en su territorio.

Presidente de la IAAF entre 1999 y 2015, el senegalés Lamine Diack, de 85 años, fue de nuevo imputado el 26 de junio por “abuso de confianza”, según dos fuentes próximas al dosier. Contactados, sus abogados no ofrecieron respuesta.

El juez anticorrupción Renaud van Ruymbeke se mostró intrigado por la renovación del contrato IAAF-Dentsu de 2020 a 2029, firmado en 2014. “¿Por qué ató usted las manos de la IAAF para un periodo futuro a tan largo plazo con Dentsu y AMS?”, le inquirió el juez el 26 de junio.

El juez hizo sus cálculos: “Su hijo se apropió de 10 millones de dólares” en un contrato con VTB, “en perjuicio de la IAAF”.

Además, padre e hijo Diack son objeto asimismo de otra investigación en Francia y en Brasil por posible corrupción en el marco de la atribución de los Juegos Olímpicos de 2016 a Rio.

Lamine Diack cedió la presidencia de la IAAF en 2015 al británico Sebastian Coe.

Instalado en Dakar (Senegal), Papa Massata Diack, sobre el que pesa una orden de arresto, se niega a responder ante la justicia francesa.

AFP
20180914 https://www.diariolibre.com

+ Leídas