• 1

ARGENTARIUM
| 19 ABR 2018, 12:00 AM

Apuesta a la confianza


20180419 https://www.diariolibre.com

Dicen que mayor halago es que confíen en ti a que te quieran. La banca, aunque muchas veces poco simpática, es ejemplo de esa verdad.

¿Cómo se calibra la confianza en el sector financiero de un país? Hay muchos posibles indicadores, desde las calificaciones de riesgo, las tasas de interés que se pagan hasta la medición más sencilla: El nivel de depósitos que el público confíe en las manos de sus banqueros y banqueras.

En la primera gráfica mostramos lo ocurrido en este sentido durante la última década en la banca dominicana.

De contar con la confianza de RD$431 millones en depósitos del público en 2008, ya hoy este mismo rubro alcanza la histórica cifra de RD$1,253 millones, equivalente a más de US$25.5 mil millones.

La banca financia sus operaciones, básicamente la colocación de préstamos e inversiones, con depósitos del público, con financiamientos de terceros y otros bancos y con su propio capital.

La relación entre las distintas fuentes se ha mantenido estable durante los últimos años.

Sin embargo, el cuánto ponen los accionistas de la banca en su propio negocio es clave para entender su compromiso y confianza en la entidad financiera.

En el 2008, de cada 100 pesos en activos bancarios, 13% eran provistos por los propietarios de la banca. ¿Ahora? Se elevó a 15%, gracias a los RD$243 mil millones de capital primario y secundario.

Proyectamos otra manera de ver esta mayor capitalización en la línea entrecortada de la primera gráfica, que presenta cuántos depósitos capta la banca por cada peso invertido en su capital.

En el 2008, esta relación era de 5.9 veces: Un patrimonio de RD$73 mil millones se apalancó para captar RD$548 mil millones de los depositantes. ¿En 2018? Este nivel de apalancamiento se ha reducido a 5.2 veces. Es decir, la capitalización bancaria subió.

De pesos y plazos fijos

El depositante no solamente confía en la banca. También lo hace en la moneda de curso legal que es el pilar fundamental sobre el cual se construye ese sector.

A pesar de las preocupaciones de muchos con la devaluación, lo cierto es que la dolarización del ahorro dominicano se mantiene bajo: En 2018 fue 24%, básicamente igual que el 22% de 2008.

De igual forma, medimos la confianza en los plazos por los que opta el depositante. Un ahorrante que no confía, tenderá a dejar sus fondos a la vista.

En la misma gráfica podemos apreciar un cambio notable en este sentido: En 2008, solo 75% de los depósitos estaban a plazo fijo. ¿Ahora? Más del 80% se mantiene en certificados financieros, en vez de las más volátiles cuentas de ahorro y corrientes.

Por esto es que el dominicano de a pie, a título personal, de su hogar y de su empresa, ahorró RD$1,065 mil millones en la banca, representando un 82% del total depositado. Una real apuesta a la confianza. Y un tremendo halago. El mejor.

Image
Image
Image
COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese