Trabajo doméstico

En toda economía hay sectores marginales que actúan como vía para absorber desempleados

No es la primera vez que se propone, y probablemente no será la última. Cada cierto tiempo surgen iniciativas encaminadas a regularizar la situación laboral de los trabajadores domésticos, otorgándoles al menos parte de los beneficios y protecciones que acompañan a otros tipos de empleos, entre ellos acceso a servicios de salud, planes de pensiones, horas extras, vacaciones, prestaciones laborales y cobertura de riesgos ocupacionales. Una y otra vez tales propuestas han chocado con la realidad económica y, después de algunos debates, languidecen y se olvidan.

Toda economía, aún las más avanzadas, tiene sectores marginales que actúan como un mecanismo para absorber personas que de otro modo estarían desempleadas. Son una especie de alternativa, temporal o permanente, a trabajos formales mejor remunerados. Se expanden en épocas recesivas y se contraen con la apertura de oportunidades que el desarrollo trae consigo. Para algunos son solo un tránsito temporal hacia otras ocupaciones, pero para otros, por razones de edad o formación, pueden ser una labor de por vida. En realidad son parte del sector informal, que en países como el nuestro representa la mitad o más de la producción de bienes y servicios.

La regularización de los trabajadores domésticos, mujeres y hombres, jóvenes y viejos, dominicanos e inmigrantes, enfrenta iguales obstáculos que la de otros sectores informales. Pero en adición a ellos implica también requerir que empleados se comporten como patronos. Esto así pues muchas personas contratan servidores domésticos para poder ellas conseguir empleos, y con lo que ganan pagar esos servicios. Creer que van a estar haciendo reportes a la seguridad social y otros menesteres similares es quimérico.

Y la economía enseña que el costo de los beneficios complementarios tiende a hacer bajar el monto pagado directamente a los trabajadores, lo que puede no ser de su agrado y que prefieran que se les pague como sueldo.

+ Leídas