• 1

|Emprendedores|
| 01 FEB 2018, 12:00 AM
Primera dominicana en #ExpoCoaching

Encarnación: “Los valores humanos no se asimilan por buscarlos en Google”

“Mi ponencia en el mayor evento de coaching del mundo es un mensaje a los emprendedores que vienen de la nada”, asegura la experta.

“La renovación de la política y del liderazgo joven ha colocado el coaching en la palestra y ha logrado que se hable de nuestros programas en las instituciones”, palabras de Encarnación en entrevista a Diario Libre.
“La renovación de la política y del liderazgo joven ha colocado el coaching en la palestra y ha logrado que se hable de nuestros programas en las instituciones”, palabras de Encarnación en entrevista a Diario Libre.
20180201 https://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. La agenda para el desarrollo que liberó el mercado global producto del consenso de Washington de 1989 y posteriormente el fin de la Guerra Fría en 1990, trajo nuevas formas de organización del trabajo. En efecto, llegaron a las industrias nuevas herramientas técnicas y humanas para gestionarlo. Una de ellas es el coaching.

Las empresas hoy administran grandes volúmenes de información gracias a la tecnología, pero detrás de los ordenadores hay una comunidad (capital humano) que forja el éxito de la marca. Ese capital posee hábitos que, como se reseña en esta entrevista, van ligados a la formación que viene del hogar y que se asumen en las distintas etapas del proceso de socialización, pero que no guardan relación con la tecnología. Sin embargo, ambos son esenciales para la sostenibilidad de cualquier negocio.

Sobre ese y otros temas Diario Libre conversó con Astrid Encarnación, una coach profesional que elevará por primera vez la bandera dominicana en uno de los foros más importantes de coaching de todo el mundo (#ExpoCoaching2018, que se celebrará en Madrid), quien expuso sobre el rol de éste instrumento en la configuración y combinación de esos valores, así como de emprendimiento, la generación millenial y de la situación del oficio en el mercado local.

Aquí la entrevista:

– ¿Cómo llega Astrid Encarnación al coaching?

Tuve la gran dicha de ejercer varias áreas en mi profesión, el derecho, que sumadas me dieron herramientas humanas y profesionales para ayudar a la gente. Una de ellas fue mis nueve años de ejercicio jurídico, posición que luego me llevó a la gerencia estratégica y de proyectos en organizaciones internacionales, y luego a la gerencia de recursos humanos.

En el camino de conocer el trabajo de gestionar a la gente disfruté empoderarlas para desarrollar sus talentos. El tiempo en gestión humana me ayudó a entender que podía encontrar un medio de subsistencia lucrativo, como no, pero también a dejar un legado que era contribuir al éxito de otros, ayudarles a que encuentren su camino de grandeza con esas capacidades que todos tenemos.

– ¿Cuál es la labor de un coach o una coach profesional?

El coach profesional es una figura que viene a acompañar a los profesionales para desarrollar capacidades y a las empresas en sus diferentes áreas de gestión. La figura viene, además, a orientar procesos para crear mejoras, destrezas y competencias a nivel técnico y humano. En esta profesión se instruyen procesos de emprendimiento, que es la tendencia de la subsistencia humana de las últimas dos generaciones que no entienden de subordinación ni empresas. Lo vemos en el caso de los millenials y de la generación X.

– Hablemos de esa relación que hay entre emprendimiento y la generación millenial...

El fenómeno multigeneracional es muy interesante. Cada generación tiene su forma de comunicarse, de interactuar, de vivir e interpretar el trabajo. Cada una es producto de una era sociológica y de los eventos que ocurrieron en ella. La generación X, por citar un caso, conoció el ordenador o la computadora y transaccionó la idea artesanal del trabajo por una mucho más automatizada.

En 1980 llegó una nueva generación que dijo al mundo: queremos una redistribución inmediata y el acceso a todo debe ser de forma inmediata. No haremos carrera en ningún lugar porque, de manera inmediata también, puedo acceder a los resultados o al éxito. Como resultado de ese proceso tenemos la conceptualización del trabajo de los millenials, estrictamente asociada, por supuesto, a su era, matizada por el uso de las nuevas tecnologías.

La tecnología es elemental, pero todos los profesionales deben desarrollar también destrezas que no están asociadas a la tecnología. Las destrezas humanas no son tecnológicas. La capacidad de comunicación afectiva, la empatía, el enfoque, el uso efectivo del tiempo, la consistencia a la hora de enfocar metas... eso no tienen nada que ver con tecnología. Son hábitos humanos que van ligados a la formación o a la evolución.

Encarnación: “Los valores humanos no se asimilan por buscarlos en Google”
“Yo soy un buen ejemplo de lo que es una pyme rentable, soy el resultado de un estricto proceso de organización y de inversión. Los primeros años de un negocio no son para disfrutar las ganancias, son para consolidarse en el mercado y reinvertir lo que se hace”, dice.

– ¿Cuál es la primera inversión que debe hacer un emprendedor o una emprededora?

La primera inversión que debe hacer alguien que tenga una buena idea de negocios debe propiciar su evolución en términos humanos. Hay muchos momentos de altas y bajas en el camino de emprender que si uno no tiene la entereza como individuo y la formación interior para comprender y manejar esos colapsos, la persistencia cae, y cuando no hay persistencia los proyectos pierden la vida.

Hay que saber que nunca saldremos del ‘abc’ humano. Los valores humanos no se asimilan por buscarlos en Google, pues vienen de una formación y de una decisión de ser.

– ¿Y cómo configura un coach esos valores que no vienen del hogar y la escuela?

No es fácil, pero es la gran oportunidad que encuentra un coach profesional cada vez que asume a un cliente nuevo. Empatía, tolerancia y escucha: conjugar esas tres variables es muy importante a la hora de conocer esa historia y reformar, si se quiere, algunas taras y convertir los vacíos, precisamente, en oportunidades. El coach debe ser neutro, elástico... no puede discriminar para transformar.

– ¿Valora el mercado dominicano el trabajo de los coach’s profesionales?

Pienso que sí porque he sido exitosa en cuanto al número de clientes y no me faltan solicitudes interesantes, todo lo contrario. El coaching profesional es una herramienta de personas de mucha visión... es la cherry del pastel, es una herramienta de elite.

– ¿A qué debemos una presencia más notable del coaching en las empresas locales en la última década?

Bueno, el coaching se ha acercado más al mercado en la última década, pero siempre ha estado ahí, especialmente en el acompañamiento de ejecutivos de alto nivel. Dicho esto me permito diferenciar al coach profesional del coach motivacional.

Ha existido más el segundo porque se acerca más a la excelente labor que tradicionalmente han realizado los psicólogos en las organizaciones; la labor del profesional no sólo implica una elevada formación académica, sino que demanda experiencia en todos los procesos de la empresa a la que sirve: operaciones, finanzas, mercadeo, gestión humana, comunicación... hay que haber pasado por la brasa empresarial para entender la naturaleza del crecimiento o decrecimiento del negocio.

Entonces eso hace que el área profesional sea un poco más escasa y el área motivacional sea un poco más cercana al buen trabajo que han realizado siempre los psicólogos, como te decía. Este lenguaje no es un tema de semántica, es un tema de realidades, de usos. Un coach profesional dirige carreras, dirige el crecimiento de una organización en términos técnicos; dirige marcas, posicionamiento individual y profesional, emprendedurismo, proyectos, operaciones, proyección financiera...

– ¿Participa el coaching de alto nivel en el Estado tanto como en el sector privado?

Aunque desde el Estado no siempre se proyectan presupuestos para este nivel de capacitación, hay que decir que sí. Particularmente he trabajado para el Estado. Hay una cadena de cosas que ha hecho que desde el Gobierno se valore también la herramienta del coach profesional, y se explica en la participación de una nueva generación política que trae en manga lo que estudió en países del primer mundo, la inquietud de desarrollo individual que tiene.

Hay muchos empresarios prestados al aparato gubernamental en este momento o haciendo una carrera política improvisada, si se quiere. Entonces ese ejercicio de la renovación de la política y del liderazgo joven ha colocado el coaching en la palestra y ha logrado que se hable de nuestros programas en las instituciones.

– ¿Y por qué no se aprecia ese esfuerzo?

Ese esfuerzo no se nota cuando viene desde el Estado por falta de continuidad, pues es probable que al funcionario que se le presta el servicio sea espontáneamente apartado del andamiaje estatal y ahí se pierde el seguimiento al efecto coaching.

– ¿Cómo participa esta profesión en la confección de una micro, pequeña o mediana empresa?

Cuando una persona tiene un proyecto de emprendedurismo o cuando ya lo ha lanzado al mercado y de alguna manera lo quiere consolidar, hay áreas específicas que deben ser organizadas como si se tratara de una macro empresa, al margen de ser una de las tres anteriormente citadas. Una es el área de finanzas, el cumplimiento de las normas a través del departamento legal y otra es el área de gestión humana: la identificación clara en el mercado de los talentos que necesito para que esta idea de negocios prospere. Y la cuarta es el show-off, esa necesidad de hacer presencia digital a través de las herramientas que la era demanda.

Muchas pymes están pecando en este momento de tener negocios anónimos porque no están invirtiendo en la parte mercadológica de comunicación y agencias para visibilizar lo que hacen. En otras no invierten en personal competente. El coach ayuda a identificar el personal competente para las áreas. Si usted cree que un personal competente es caro, pague a un incompetente para que se dé cuenta de lo que cuesta.

Yo soy un buen ejemplo de lo que es una pyme rentable, soy el resultado de un estricto proceso de organización y de inversión. Los primeros años de un negocio no son para disfrutar las ganancias, son para consolidarse en el mercado y reinvertir lo que se hace. Buscar asesoría es importante. Tenemos una mala práctica en el país, a los dueños de negocios les pesa pagar servicios que necesitan y piensan muchas veces que es dinero desperdiciado.

– Por eso tenemos tantos negocios overnight...

Absolutamente.

Sobre su participación en #ExpoCoaching2018

“Me siento muy honrada y muy orgullosa de finalmente haber concretizado la participación en #ExpoCoaching2018. Ascoach va a estar impartiendo dos conferencias los días 2 y 3 de febrero en los auditorios principales del evento. Es un gran privilegio, pero también es un mensaje para los emprendedores que vienen de la nada. Siempre se ha dicho que este es un país que ofrece oportunidades a un mismo anillo, a un mismo grupo, y yo siempre he defendido que no es así. El trabajo, la organización y el sacrificio nos pueden llevar al foro que queramos, no necesitamos palancas para hacer las cosas. Cuesta un poco más, la mecha es un poco más larga, pero se puede hacer”.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese