Goldman Sachs: bitcoin no afecta demanda del oro

$!Goldman Sachs: bitcoin no afecta demanda del oro
El bitcoin se cotizó este lunes a US$17,270 este lunes.

Goldman Sachs ha respondido la pregunta que muchos inversionistas están haciendo. No, bitcoin no está afectando la demanda del oro, a pesar de su explosiva trayectoria.

Jeffrey Curie, jefe de investigación global de productos de Goldman, alega que los inversionistas de oro y bitcoin son “muy diferentes”. Por ejemplo, los inversionistas de oro están automáticamente cubiertos por regulaciones antilavado y contraterrorismo cuando usan índices de mercado. El comercio de bitcoin, sin embargo, no es regulado de la misma manera, lo que genera obstáculos para inversionistas profesionales.

El bitcoin se cotizó a US$17,270 el lunes, de acuerdo a información de Reuters, luego de cotizarse a US$1,000 a principios de año cuando Cboe Global Markets lanzó la comercialización de bitcoin a futuro.

El oro, por otro lado, cayó a su nivel más bajo desde mediados de julio, cerrando a US$1,242 por onza. Agregó que “no hay evidencia de un éxodo masivo del oro”. Segundo, no hay un escape del oro en las bolsas, de hecho, las ventas están en su nivel más alto desde mediados del 2013 (actualmente un alza de 12%). Sigue explicando que las características de mercado del oro y las monedas encriptadas son diferentes. El bitcoin tiene un mercado de US$257 mil millones contra los US$8.3 billones del oro.

“Mientras bitcoin tiene una certeza matemática de oferta total, y el oro tiene una oferta finita (pero menos cierta) en la tierra, cualquier examen muestra una dinámica de mercado muy diferente. Pensamos que la composición de demanda entre bitcoin y oro es la diferencia clave en la reciente acción de precio. En nuestra vista, bitcoin atrae más flujo especulativo que el oro... Aunque la falta de liquidez y la volatilidad puede mantener interesante al bitcoin, es poco probable que convenza a los inversionistas que buscan el tipo de diversificación y beneficios que el oro ha probado poseer en su larga historia”.

Currie dijo que el primer asunto a ser discutido es determinar si las monedas encriptadas son un producto, un fondo o un documento. “Firmemente pensamos que es un producto, ya que el bitcoin no tiene la confiabilidad que los documentos tienen por definición”, agregó.

20171213 https://www.diariolibre.com

+ Leídas