|Petróleo|17 MAY 2018, 12:00 AM

Como si no importaran

Cualquier evento que pueda conducir a una disminución en la oferta petrolera es perjudicial para nuestra economía

20180517 https://www.diariolibre.com

Mientras numerosos políticos dominicanos dedicaban su tiempo y energías a las tramas, maniobras y estrategias en torno a las primarias de los partidos, ocurrían eventos externos relevantes para el crecimiento económico del país. Con sus intereses grupales al tope de sus agendas, esos políticos, sin embargo, no parecieron dar gran importancia a dichos acontecimientos.

Contrariando a sus aliados europeos, y desoyendo las recomendaciones de sus comandantes militares, el gobierno estadounidense decidió retirar a los EE.UU. del acuerdo suscrito en el 2015 con Irán, y reimponer a ese país las sanciones que habían sido levantadas en virtud del convenio firmado. Para la República Dominicana no fue una buena noticia.

Cuando las tensiones de los EE.UU. con Corea del Norte estaban en su punto más alto, se mencionó la posibilidad de un conflicto armado. En ese momento, los mercados internacionales respondieron con fluctuaciones breves, revertidas al poco tiempo dada la improbabilidad de una guerra. Para nosotros el impacto fue prácticamente nulo, en gran parte porque la participación de Corea del Norte en el comercio mundial es irrelevante, por lo que el incremento de las sanciones que se le estaban imponiendo no afectaba en nada a la economía dominicana.

Otro es el caso del Oriente Medio. El petróleo es esencial para nuestro aparato productivo. Incide en forma de combustible para la electricidad y el transporte, como materia prima para nuestra industria local y de zona franca, y como bienes terminados para nuestro consumo. Cualquier evento que pueda conducir a una disminución en la oferta petrolera es, por lo tanto, perjudicial para nuestra economía. Afectaría la producción nacional, aumentaría el costo de las importaciones, agravaría el déficit comercial externo, elevaría la inflación, empeoraría la desigualdad, incrementaría el déficit fiscal, y pondría una presión alcista sobre el valor del dólar en pesos dominicanos.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese