|Comercio|14 MAR 2018, 12:00 AM

Medios bélicos

Las armas por usar son también de variado alcance y poderío

20180314 https://www.diariolibre.com

Las guerras comerciales vienen en muchos colores y sabores. Se presentan desenvueltas o empacadas discretamente. Las hay generales o selectivas. Y pueden ser muy breves o muy prolongadas. Un rasgo distintivo de esas guerras es su propensión a difundirse y aumentar de tamaño. Más temprano que tarde, aun los conflictos que en su inicio son bilaterales alcanzan a otras naciones. Los enlaces productivos mundiales son ya tan complejos que mantener una pugna confinada es prácticamente imposible. Vía las materias primas, los equipos y maquinarias, la tecnología, los servicios, los créditos bancarios, las inversiones y demás lazos, los efectos de las restricciones saltan de una a otra economía, involucrándolas en la batalla.

Las armas por usar son también de variado alcance y poderío. Las hay de amplio espectro, como las devaluaciones cambiarias inducidas para alterar la competitividad relativa. Y las hay muy focalizadas, como las regulaciones fitosanitarias manipuladas, las tarifas discriminatorias o las prohibiciones específicas.

En principio, toda agresión comercial puede ser respondida con represalias. La capacidad de hacerlo, sin embargo, puede ser limitada. Así sucede, por ejemplo, con un país que debe moderar su respuesta porque puede perder ayudas, préstamos, remesas, turismo o inversiones de parte del agresor. Si no consigue otras fuentes de recursos, quizás tenga que tragarse su orgullo y hacer lo que se quiere que él haga.

Se puede creer que una guerra comercial entre grandes, como los EE.UU., China y Europa, no incidiría sobre una economía tan pequeña como la dominicana. Disfrutamos, después de todo, de la “ventaja” de que los EE.UU. tienen un superávit comercial con nosotros, lo que debería mantenernos fuera de la mira de su gobierno. Pero el intercambio es multilateral, y nos impactaría, aún fuese de forma indirecta, el descenso de riqueza y actividad económica global que la guerra comercial provocaría.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese