|Turquía|21 ABR 2017, 12:00 AM

Olvido costoso

Poco a poco la mayoría ignorada en Turquía fue tomando conciencia de su existencia

20170421 https://www.diariolibre.com

Los amigos más cercanos de los dominicanos de clase alta y media-alta también pertenecen a esas mismas clases. Comparten anécdotas, experiencias de viajes y gustos culinarios. Están informados de los tópicos de mayor actualidad. Colocan a sus hijos en colegios privados. Sustentan conceptos parecidos sobre los aspectos fundamentales de la vida, aunque difieran en los detalles. Pueden tener parientes comunes y propiedades en áreas colindantes. Y con frecuencia se olvidan de que las pocas decenas de miles de ellos son una pequeña fracción de los más de diez millones que habitan en el territorio nacional. Es un olvido que puede ser costoso, como lo demuestra la evolución de un país que es en parte europeo y en parte asiático.

A raíz de su derrota en la primera guerra mundial, los militares turcos resolvieron abolir el sultanato y sacar a la religión islámica de la política. Impusieron normas laicas y auspiciaron el desarrollo de una clase social urbana, cuyos principios y objetivos seguían modelos europeos. Durante años esta clase floreció y fue la cara visible del país, la que viajaba al extranjero, seguía las tendencias de la moda y suplía los principales funcionarios públicos. Propugnaba por entrar en la Unión Europea y contaba con que el ejército protegería su estilo de vida. En la oscuridad permaneció la mayoría que mantenía sus tradiciones islámicas, más vinculada a Asia que a Europa, desarticulada internamente pero con un núcleo de valores similares.

Poco a poco esa mayoría ignorada fue tomando conciencia de su existencia, motivada por el descrédito y las pugnas de los partidos políticos, y los abusos y privilegios de los militares. Un líder carismático, de orígenes humildes, les hizo ver su fuerza, y el domingo pasado logró por la vía electoral transformar la estructura política del país, desde el esquema parlamentario europeo a un sistema presidencial centralizado alrededor de su figura.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese