|Aerolínea|18 JUL 2017, 12:00 AM

Revolución de los aviones

Aparte de la competencia entre aerolíneas, es importante contar con varios puntos de entrada para no depender de un solo aeropuerto

20170718 https://www.diariolibre.com

A pesar de los beneficios que han obtenido con los bajos precios del combustible, las aerolíneas comerciales han estado preparándose para cuando suban. Han invertido en la modernización de sus flotas de aeronaves, concertado acuerdos de redistribución de rutas, compartido facilidades aeroportuarias e informáticas, y empezado a cobrar por servicios que antes ofrecían gratuitamente. Salvo en rutas muy competidas, los menores costos no han sido transferidos a los pasajeros en forma de menores tarifas. De ahí la importancia para cualquier país de ser servido por varias compañías.

Pero aparte de esa competencia entre aerolíneas, es importante también contar con varios puntos de entrada a fin que no depender de un solo aeropuerto ni de un solo tipo de pasajero. En nuestro país años atrás existía una gran concentración de tráfico aéreo en la ciudad capital, a la cual tenían que trasladarse pasajeros del interior para tomar sus vuelos, o llegar para luego trasladarse a otros lugares del país. Esa situación ha cambiado drásticamente gracias al desarrollo del turismo, habiéndose creado varios puntos de entrada, uno de los cuales ya supera al movimiento de pasajeros de Santo Domingo. Y esto se ha logrado a pesar de que el tráfico aéreo interno, por lo reducido de nuestro territorio, es muy limitado.

Un caso diferente es el de Argentina, que mantiene una gran concentración en la ciudad de Buenos Aires. Las consecuencias son aún peores debido a su vasto territorio, lo que implica que rutas internas no sean directas. Tal es el problema que el ministerio de transporte ha desarrollado un plan de rutas transversales, no vía la capital, al cual se le ha dado el nombre de “revolución de los aviones”. Para ello se espera el desarrollo de líneas de bajo costo, pero hay el obstáculo de que las tarifas están reguladas por el gobierno, con mínimos y máximos establecidos para proteger las compañías tradicionales.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese