• 1

|Curiosidades|
| 20 MAY 2018, 9:52 AM

Elías Peralta, el joven que tiene como mascota una colmena


Elías Peralta con las abejas en su mano.
Elías Peralta con las abejas en su mano.
20180520 https://www.diariolibre.com

LOS BOTADOS, El Seibo. ¿Quién no anhela tener como mascota un perrito, gato, paloma, cotorra u otros animalitos que encantan a cualquier mortal? Pero hay alguien que tiene como mascota a una colmena o enjambre de abejas que “despierta” cada mañana y pasea por las calles de la comunidad.

Elías Peralta, un joven de 19 años, natural de la comunidad de Los Botados, a 15 kilómetros al norte de El Seibo, narra que desde pequeño, aunque tiene otros animales como vacas, gallinas y cerdos, le pone atención especial a las abejas.

“Este insecto productivo es simplemente un miembro más de la familia que visito en cuanto pongo los pies en tierra”, dice el joven mulato, que abandonó sus estudios para cuidar sus abejas y otros animales.

Imágenes de esa convivencia muestran a Elías despertando a los productivos insectos cada mañana para luego recorrer la comunidad de Los Botados en un motor, exhibiendo las abejas, que le cubren brazos, pecho, piernas y rostro.

“No duermo con ellas porque sería abusar de la naturaleza y de su ambiente que es el bosque”, apuntala el joven a Diario Libre.

El curioso paseo de las abejas espanta a muchos pero deleita a otros tantos, ya que es visto como algo novedoso en la comunidad.

Elías Peralta, el joven que tiene como mascota una colmena
Lugar desde donde Elías “despierta” a las abejas.
Técnicas

Cómo técnica para lograr que los insectos de las mieles se abalancen sobre él, está la captura de la abeja reina, que una vez en manos de Elías, vuelan por su protección, creando un maravilloso “circo imperial”.

“El truco está en buscar la madre reina, porque detrás de ella corre todo su séquito para protegerla”, dice Elías.

Las particulares mascotas han ido dándole fama a Elías, a cuya casa corre la gente cada mañana para ver cómo las atrae y logra sacarlas de entre un barril de palma de real.

Narra que desde muy pequeño siente amor por la producción de miel y el cuidado de las abejas.

Explica que iba a fincas cercanas a comunicarse con los insectos, pero que desde hace cuatro años, fecha en que su padre Basilio Soriano fue asesinado a tiros por un compadre, él se ha dedicado a la crianza de animales y a la producción de miel de manera artesanal.

A Elías se le ve introducir las manos al barril, de donde extrae la reina madre con la cual se inicia todo una ceremonia, donde las abejas asaltan sus brazos, dejando entender que es todo un maestro de la apicultura.

Las abejas se alimentan, duermen y producen miel no menos de 25 metros de la habitación de donde duerme Elías, debajo de una plantación de cacao, que no permite que nadie se acerque a su apiario de solo una colmena.

El joven entiende que por su convivencia con los insectos productores de miel, ellos responden a sus interacciones. “Hablan conmigo y obedecen”, afirma.

Dice que cuando se acerca a la colmena, las abejas producen un zumbido, que lo interpreta como un saludo o que le están dando la bienvenida.

Destaca que cuando la temperatura está muy alta, no las visita, pero que en cambio, cuando el tiempo es agradable, las abejas corren y se posan sobre él, como una muestra de empatía y recibimiento.

La historia de Elías y su relación con las abejas ha despertado y llamado la atención, luego de un video difundido en Facebook y las redes sociales del este del país.

“Es un caso para rascarse la cabeza y que amerita que especialistas de la biología detallen explicaciones, porque es sorprendente lo que ocurre en El Seibo con Elías y su colmena de abejas que tiene como mascota”, acota el periodista Jonathan Caraballo.

Clama por ayuda

Elías pidió de las autoridades ayuda para seguir protegiendo las abejas y cultivar la miel con modernos apiarios que permitan, no solo hacer espectáculos con los insectos, sino cultivar la miel para el consumo humano.

“Me gustaría que las autoridades vean en mi un ejemplo de protección a las abejas y puedan ayudarme a incentivar la producción de miel en Los Botados de El Seibo”, dice.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese