Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Feminicidio
Feminicidio

Ellas se llamaban...

De los 23 feminicidios perpetrados entre enero y marzo, 11 ocurrieron en este último mes

Ellas se llamaban...

Esta historia es parte del especial “Ellas se llamaban...” de Diario Libre, realizado por Margarita Cordero.

_______

Feminicidios: 23 mujeres asesinadas de enero a marzo

En lugar de disminuir, los feminicidios aumentaron un 76.92% en el primer trimestre del año comparado con igual período del 2020. Veintitrés mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas entre enero y marzo pasados; trece anteriores como referente. Hay algo sombrío en contar de esta manera a las mujeres muertas, varias de ellas niñas; en convertirlas en estadística. Casi con toda seguridad, si pudieran hacerlo, ellas levantarían sus puños en protesta contra este definitivo despojo de su humanidad.

Pero las estadísticas son necesarias para trazar políticas públicas mínimamente eficientes. El pasado 12 de marzo, el Ministerio de la Mujer y la Oficina Nacional de Estadística (ONE) dieron a conocer los nuevos sistemas de información digital sobre violencia de género. El objetivo es “poner a disposición de la sociedad y de los entes responsables del diseño, seguimiento y evaluación de políticas públicas informaciones de carácter oficial sobre la violencia contra las mujeres a nivel nacional, a fin de que se constituya en un insumo trascendental para la toma de decisiones basadas en la evidencia”.

En enero, el Ministerio de la Mujer presentó, junto con el presidente Luis Abinader, el Plan estratégico para una vida libre de violencia para las mujeres y las niñas, una propuesta integral que aborda críticamente las prácticas culturales que disparan la violencia de género, así como las falencias de un sistema de protección que hasta hoy no ha cumplido su papel de preservar la vida de las mujeres en situación de riesgo.

Pero está sobradamente estudiado que los avances en la disminución de la violencia de género, que tiene al feminicidio como expresión extrema, requieren de la transversalidad de las políticas de género. Son muchos los actores implicados. Sin una coordinación efectiva del Gobierno y el Estado, los esfuerzos del Ministerio de la Mujer serán una gota de agua en el desierto.

Que en lugar de disminuir los feminicidios crezcan de un año a otro, es un claro síntoma de que esta transversalidad sigue siendo meramente un buen propósito que no se ejecuta. Marzo, el mes donde las instituciones estatales y gubernamentales llenan los medios y las redes sociales de mensajes, fue el mes de mayor número de feminicidios en el trimestre. Es como si la violencia contra las mujeres estuviera burlándose de la vaciedad del discurso público.

TEMAS -