Aceites, grandes aliados de belleza

$!Aceites, grandes aliados de belleza
(Foto: Shutterstock)

Antes no se concebía fuera de la cocina: “¿Aceite? Pero si ‘eso’ es para la comida”. Como saben, los tiempos cambian. Así que, para no quedarse atrás, el aceite se quitó el delantal para ofrecer lo mejor de sí en pos de la belleza tanto interior como exterior.

Verano. La época que envidian los países fríos. La que todos esperan (menos en la República Dominicana) para ir a la playa, llevar ropa más fresca y, por qué no, presumir el cuerpo ‘en forma’ que tanto sacrificio te cuesta mantener.

Todas las opciones anteriores implican mostrar la piel, el órgano más grande del cuerpo humano, irónicamente, al que menos atención se le presta, y, por ende, menos se cuida.

Si la excusa es que no sabes cómo hacerlo o te parece costoso, queremos compartirte un recurso saludable, y sobre todo muy económico, que encontrarás en cualquier parte: los aceites esenciales.

El doctor Rafael Santos Pelegrín, especialista en nutrición clínica y celular, así como medicina estética, asegura que los aceites naturales son una fuente de riqueza en vitaminas, minerales y ácidos grados poliinsaturados, lo que para la piel significa: “un extraordinario aporte de nutrientes que previene su envejecimiento prematuro y, por sus cualidades excepcionales, nutren y regeneran la piel. El plus: muchos de ellos cuentan además con propiedades antibacteriales, antinflamatorias, cicatrizantes y reguladoras, entre otros.

¿Cada cuánto debe usarse?

Según el doctor Santos, lo indicado (por lo general) es untarse el aceite dos veces al día, pero que esto va a depender del fin con el que se utilice (curativo o estético) y el tipo de piel que tenga la persona. No hay límites estrictos, pero se puede ir reduciendo su uso según los resultados o cambios que se perciban.

Para pieles secas o mixtas, deben utilizarse casi todos los aceites naturales ricos en ácidos grasos y los de semilla. Para pieles grasas el uso de aceites naturales está recomendado solo si es de joboba, ya que no es un aceite graso. Está prohibido utilizar aceites grasosos para este tipo de piel ya que de por si la piel produce grasa, un ejemplo serían el de coco, oliva y argán entre otros.

¿Cómo se hacen?

No todos los aceites esenciales se obtienen de la misma forma. Es el tipo de planta la que determina el método. En el libro “Essential Oils” escrito por Susan Curtis, Fran Johnson y Pat Thomasse, se describen los siguientes tipos de producción:

1 Destilación por vapor. Es el más popular de todos y se aplica en hierbas, raíces, cortezas y resinas.

2 Expresión. También conocido como maceración, es el método más simple. Lo usan para la parte exterior de las frutas, como la cáscara de un limón o una naranja.

3 Extracción absoluta. Se utiliza para extraer fragancias muy delicadas, como la del jazmín. 4 Extracción dióxido de carbono. El más nuevo de todos que, en vez de calor, se vale del gas para obtener el aceite.

Un Dato. El mentol está hecho aproximadamente de un 40% de aceite de menta.

Algunos mitos

Si te gustan los aceites, lo ideal es que los utilices de manera adecuada para que puedas aprovechar todos sus beneficios. Para ello, desentrañamos algunos mitos:

El de coco, ¿sirve para todo? Desde hace poco más de dos años, el coco es la fruta del momento. Tomarse una foto tomando agua directamente de la fruta y subirla a Instagram, arrancará muchos corazones. Hay una variedad considerable de marcas que distribuyen su aceite, tantas que a veces no sabrás cuál elegir en el supermercado. Si eres una de las fans del aceite de coco, presta atención. De acuerdo con el doctor Santos, “está prohibido en pieles grasosas”, y eso incluye, por supuesto, el rostro. Esto porque este aceite obstruye muy fácilmente los poros. Así que, si lo usas para desmaquillarte, no olvides lavar bien tu rostro después de hacerlo. En la única parte del rostro que puedes dejarlo es en los labios, y mejor si fue después de una exfoliación.

No hidrata ni humecta. Rescatando un artículo escrito en Estilos hace unos años, primero recordamos que hidratar es aportar agua y humectar es evitar que el agua se evapore. Dicho esto, anotamos lo que dice la dermatóloga Elizabeth Tanzi, entrevistada por la revista The Cut: “por su composición, los aceites cumplen una función emoliente y protectora que permite que la piel permanezca suave y humectada por más tiempo. Pero no humecta, por el contrario, esa “barrera” impide que los ingredientes que son verdaderamente humectantes e hidratantes cumplan su tarea. Por eso, lo ideal es aplicar las cremas hidrantes o humectantes primero, y luego el aceite”.
“Not a morning oil”. Hay personas que se consideran menos activas en horas de la mañana. Así mismo hay pieles que toleran menos los aceites a estas horas del día. El doctor Rafael Santos Pelegrín advierte a las personas con la piel grasa no usar aceites en horas de la mañana.

Alimenta los sentidos

Los sentidos son un camino hacia la aventura. El olfato puede llevarte a recuerdos del pasado o a historias que sueñas vivir. A lugares en los que estuviste o en los que algún día quieres estar. Solo basta con cerrar los ojos y aspirar. Mientras das cariñito a tu cuerpo, si eres de los que prefiere aromas, te sugerimos:

*Para relajarte: lavanda, eucalipto y manzanilla

*Para darte energía: los cítricos (naranja, limón, pomelo).

“Los aceites contienen cientos de compuestos químicos que son los que proporcionan las propiedades y el aroma que le hacen único. Cada componente tiene su rol. Los más dominantes determinan cómo influirá el aceite en el cuerpo y la mente” —Susan Curtis, Essential Oils

Los aceites pueden funcionar como:

1 Antisépticos. Busca la propiedad del timol, una sustancia presente en el tomillo y el orégano.

2 Limpiadores. Los encuentras principalmente en los cítricos: naranja, limón.

3 Reductores de inflamación y alivio del dolor. Es una tarea que cumplen la bergamota, el clavo dulce y el eucalipto.

4 Balancear la energía. Lavanda, rosas y geranios calman y reducen el estrés.

5 Mejorar la concentración. Aromas como el del romero pueden mejorar la memoria en un 75%.

Dime qué piel tienes y te diré qué aceite necesitas [Por el doctor Santos ]

Pieles secas: utiliza aceites ricos en ácidos grasos poliinsaturados, como el de rosa de mosqueta, girasol, almendra, sésamo, argán, linaza y macadamia.

Pieles mixtas: todos los aceites pueden utilizarse según su finalidad, principalmente los que provienen de semillas ricas en nutrientes. Pieles grasas: el más recomendado es el aceite de joboba, que es un aceite no graso. Los que están estrictamente no recomendados, son el de coco, karité, oliva, argán y macadamia.

20180831 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas