K-beauty: la clave de la belleza facial

  • La industria de la belleza koreana es sólida y milenaria, y cada día son más los que quieren imitarla
$!K-beauty: la clave de la belleza facial

Cine, música y ahora cosmética. La cultura coreana permea países tan lejanos como el nuestro, gracias sobre todo al poder con el que manejan su imagen. Su industria de la belleza es sólida y milenaria, y cada día son más los que quieren imitarla.

Una vez escuché a mi madre decir: “si quieres perpetuar ‘algo’, una tradición o una costumbre, empieza por enseñársela a los niños”. Para contar la historia de la industria de la belleza coreana, esta frase cobra mucho sentido.

Así lo han hecho los coreanos, que desde muy pequeños enseñan a los niños sobre la importancia de desarrollar hábitos saludables para el cuidado de su piel. Son categóricos con el uso del protector solar. Parece una “bobada”, sin embargo, es la razón por la que Corea es una de las más influyentes industrias en materia de cosmética. Tanto, que tiene a todo el mundo detrás de sus productos y técnicas para mejorar el aspecto de la piel del rostro.

A diferencia de otras culturas (incluyendo la nuestra), que se vuelven locas por broncear su piel sometiéndose a intensas horas bajo el sol, en ocasiones sin ningún tipo de protección, los coreanos lo rehúyen. Saben que sus rayos provocan envejecimiento de la piel y son una de las principales causas del cáncer de piel.

Ese es uno de los “secretos” de su piel inmaculada: usar protección solar religiosamente, todos los días, y no exponerse al sol.

Alexandra Zadoeva ha sido una de las tantas mujeres flechadas por la cosmética coreana. Es rusa, pero en el 2006 viajó a Corea del Sur por un intercambio cultural y desde ese momento quedó encantada con el país y su cultura, así como de sus productos de belleza. “Fue amor a primera vista”, confiesa, desde entonces los utiliza y se convirtió en una investigadora de ellos.

Su amor por Corea la llevó a estudiar su máster y phd en dicho país en el 2009 (es traductora e intérprete de inglés y coreano); allá vivió y trabajó durante 8 años y conoció a su esposo, que es dominicano. Eso la trajo a nuestra media isla, donde vive desde hace poco más de un año.

Pero Alexandra trajo consigo su pasión por la belleza coreana y dar a conocer los beneficios de incluir dichos productos en la rutina diaria del cuidado de la piel, a través de su proyecto KReative Box (@kreativebox_rd) , en el que da consejos y trata de mostrar cuáles son los verdaderos productos coreanos, cuando muchos de los que se venden en el país en realidad no lo son.

“Verás resultados favorables si te dedicas y cumples al pie de la letra sus tres pasos”
Alexandra Zadoeva propietaria de KReative Box
Su popularidad

Parte de la creciente popularidad de los productos para la piel provenientes de Corea radica en que son funcionales para todo tipo de piel. Esto, porque según explica Alexandra, están hechos a base de ingredientes neutros, naturales y únicos. Uno de los más famosos: el “snail mucin”, las mocinas del caracol.

Aunque no ha tenido problemas con ninguna de sus clientas, nuestra entrevistada aclara que hay excepciones, porque “ni siquiera el mejor producto del mundo puede funcionar para todos por igual”. Lo que recomienda es que escuches a tu piel (así como lo hace con quienes se acercan para adquirir un producto). Nadie mejor que tú la conoce. Prueba con calma los productos y no te dejes fascinar por el empaque (que suelen ser bastante vistosos) sino por su efectividad. Investiga bien los ingredientes y el uso del cosmético antes de comprarlo, y si notas algún tipo de alergia, detén el uso. Pero ten calma. Con el tiempo irás descubriendo cuál es el que mejor se adapta a tu piel.

Esenciales

Se puede pensar que los grandes resultados ameritan esfuerzos tediosos, quizás inalcanzables. Casi siempre lo que no puede faltar es paciencia. Es lo que mejor explica la rutina de belleza coreana. Promete resultados favorables si te dedicas y cumples todo al pie de la letra, como por ejemplo, estos tres pasos, que para los coreanos son fundamentales:

1. Doble limpieza del rostro. Primero usan un aceite limpiador (oily type cleanser) y luego un jabón. El primero ayuda a remover el maquillaje y las impurezas del día, y el otro ofrece una limpieza más profunda al penetrar las capas de la piel. Debe realizarse tanto en la mañana como en la noche.

2. La hidratación. Hay que hidratar la piel durante 24 horas. Literalmente. En la noche y durante todo el día. Todos los productos están creando tónicos, mascarillas, esencias, emulsiones, hidratantes... y no importa si tienes la piel grasa o seca, o normal. Todas tienen que hidratarse. Estos pasos tienen que aplicarse en todos los tipos de pieles.

3. Protección. Aunque no lo crean, mucho de la rutina de belleza coreana se debe a este último paso y aseguran que nadie debe saltar: usar protector solar.

Lo último: el “glass skin”

Una de las “últimas revelaciones” de la belleza coreana ha sido llamada piel de cristal o “glass skin”. Esta tendencia, que se ha vuelto viral en las redes sociales, trata de lucir una piel luminosa, sin rastros de imperfecciones ni manchas, con una apariencia casi transparente, emulando el cristal. Al mismo tiempo, el rostro debe lucir bien hidratado y brillante, para sacar fuera ese “glow” envidiable al estilo JLo.

Te recomendamos
20190311 https://www.diariolibre.com

+ Leídas