¿Te casas? Este artículo es para ti

$!¿Te casas? Este artículo es para ti
(Foto: Shutterstock)

Radiante, así es como espera lucir una novia el día de su boda pues será el centro de atención. Conoce aquí algunas claves para evitar errores de última hora.

Precisamente, tratamientos de última hora es lo que hay que procurar saltarse. El tiempo es crucial y programar cada una de las estrategias que nos harán lucir más bella, es fundamental.

La esteticista Carmen Navarro explica que es muy común que las novias dejen para el final los tratamientos corporales y de rostro, lo que no resulta muy conveniente, ya que se pueden producir irritaciones, un error que se puede evitar, pero no el único, de ahí que haya elaborado un decálogo a tener muy en cuenta para esquivar disgustos.

1.- La depilación es uno de los rituales básicos, pero hay que evitar hacerlo, según Carmen Navarro, uno o dos días antes. “Mejor deshacerse del vello, al menos 4 ó 5 días antes de la ceremonia, sobre todo si utilizas cera. La depilación puede causar pequeñas irritaciones cutáneas que, además de ser evidentes el día de la boda, si tomas el sol pueden dejarte una mancha indeleble en la piel”.

2.- Realizar un tratamiento autobronceador si desconoces el producto no es muy recomendable. “Hacerlo bajo la supervisión de un profesional es una condición “sine qua non”, para evitar accidentes que marquen la piel con un exceso de producto en algunas zonas como la palma de las manos anaranjadas”, indica la experta.

3.- Lucir una piel tersa y radiante propia de un tratamiento con vitaminas o incluso si tu intención es realizarte un tratamiento algo más incisivo, “no es un acierto, ni tan siquiera una semana antes de la boda. Si vas a realizarte un tratamiento de medicina estética que requiera aguja, recuerda que pueden aparecer pequeños hematomas. Lo mejor es realizar el protocolo al menos 3 ó4 semanas antes del día D”, indica Navarro.

4.- Una sencilla limpieza de cutis también es aconsejable realizarla al menos una semana antes, para evitar posibles marcas, según afirma.

5.- No hay que esperar esperar milagros de última hora en los tratamientos en cabina, pues “existen protocolos cuyos resultados finales se notan pasados 45 días después de haberse realizado”, comenta la esteticista, como una radiofrecuencia y otros que necesitan al menos 10 sesiones seguidas para ratificar sus logros.

6.- Cuidar la circulación de las piernas no es algo que se tiene en cuenta a menudo. No hay que olvidar que las novias a penas se sientan ese día y, además, suelen lucir unos tacones, que habitualmente, quizá no lleven.

“Cuida tu circulación con esmero y prepara tus piernas con un tratamiento drenante que las entrene para el gran día”, asevera la especialista.

7.- Lo habitual es que los nervios cierren el estómago y, más que ganar peso, se pierda durante las semanas previas, pero hay que prestar atención a la hinchazón abdominal, “poniendo especial interés en los alimentos que se ingieren, evitando aquellos que puedan causar flatulencia, retención de líquidos o sean excesivamente picantes”, informa Navarro.

8.- Es muy común buscar como destino de luna de miel un lugar donde el sol es el protagonista, por eso no viene mal preparar la piel para recibir los rayos UV y así tener las defensas altas. “La nutricosmética presolar es una gran ayuda”, indica Carmen Navarro, quien recomienda una cápsula al día tres meses antes del viaje a la zona de sol, para ayudar a broncease de manera segura.

¿Te casas? Este artículo es para ti

9.- Comprobar siempre los posibles efectos secundarios de algunas cremas. “Si es la primera vez que utilizas una crema con retinol puede causar rojeces e irritaciones, y si vas a tomar el sol “a posteriori”, pueden provocar la aparición de manchas. Antes de su uso lo mejor es un buen asesoramiento”, indica la esteticista.

10.- ¿Estás deseando que llegue la despedida de soltera?, pero hay que tener cuidado con la ingesta de alcohol, “no todas las bebidas alcohólicas dejan la misma huella sobre la piel. La cerveza puede provocar retención de líquidos y bolsas en los ojos; el vino potencia la couperosis y puede causar microroturas en los capilares; los “gin-tonics”, combinados y cócteles, aportan una gran cantidad de azúcar y acentúan la deshidratación y la sequedad”, concluye.

20180801 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas