10 lecciones de la cultura de Microsoft que deberías imitar

  • Una cultura flexible es importante para que una empresa siga evolucionando
$!10 lecciones de la cultura de Microsoft que deberías imitar

Más de cuarenta años después de haber sido fundada esta compañía tecnológica multinacional, Microsoft continúa creciendo y se debe a que la cultura empresarial de esta entidad corporativa también ha ido evolucionando con el paso del tiempo. Esta disposición a aprender de la experiencia y aceptar los cambios son hábitos que forman parte de la esencia de Microsoft. Durante el evento internacional conocido como Microsoft Innovation Summit, Herbert Lewy, gerente regional para Microsoft Caribe y gerente general de Puerto Rico, compartió 10 lecciones sobre cultura que esta empresa ha aprendido con el paso del tiempo y que pueden servir como hábitos que vale la pena emular en nuestra vida diaria.

1. Honrar el pasado, definir el futuro

Este aprendizaje estipula básicamente que para continuar creciendo no es necesario dejar a un lado todo lo que ha ocurrido antes. En una empresa pueden existir tendencias, costumbres y metodologías que hay que continuar cultivando, pero al mismo tiempo hay que saber identificar qué vale la pena mantener y qué no, además hay que definir la dirección y meta de la evolución de una empresa desde las nuevas lecciones que quiere aprender hasta cómo quiere cambiar su estilo de trabajo.

“En una junta de directores se puede definir el plan que sea y uno puede conseguir los capitales que quiera, pero lo que permite que realmente se dé una transformación sustentable y que las compañías sigan siendo exitosas, es su gente”, comenta Herbert Lewy. “Tener ese marco fundacional de operación, de valores, de comportamiento y de misión es lo que realmente hace la diferencia”.

2. Resumirlo todo: sencillo pero estratégico

Cuando llega el momento de crear una estrategia, definir la cultura empresarial o realizar cualquier tarea similar es muy fácil ahogarse en un mar de teorías, por eso es importante destilar la idea de lo que se quiere lograr y plasmarlo en mandatos breves que reflejen la esencia de cualquier plan corporativo. Solo porque se trate de un edicto breve no significa que carezca de importancia.

3. No es posible fingir

Cuando se trata de la cultura de una empresa, los equipos no solo tienen que conocer todos los detalles de los cambios que se quieren implementar, para que funcionen también tienen que creer en ellos. Esto es más importante aún cuando se trata de los líderes, administradores y otros ejecutivos que ocupan puestos de liderazgo, ya que es esencial que ellos encarnen esta nueva cultura para que el cambio sea duradero.

4. Contar con una misión basada en un propósito

Además de lograr cambios contundentes en la cultura de una empresa, también el hecho de tener una misión bien definida puede tener un impacto positivo en la motivación no solo de los empleados, sino también de la empresa en general. Mientras que los objetivos y las estrategias pueden cambiar, la cultura y la misión de una empresa deben ser constantes y una fuente de inspiración para todo el equipo. Por ejemplo, en el caso de Microsoft su misión actual es: “Empoderar a cada persona y cada organización del planeta para que puedan lograr más”.

5. Hacer cambios simbólicos, tanto grandes como pequeños

Después de definir la cultura y la misión de una empresa, es necesario realizar cambios que reflejen esta nueva realidad empresarial. Estos cambios pueden abarcar alteraciones en procedimientos preestablecidos, nuevos talleres y entrenamientos para el personal, más recompensas al equipo laboral o hasta darle un nuevo giro en las costumbres más simples como la forma de coordinar una reunión. No importa qué tan pequeño o grande sea el cambio, lo importante es tomar acción.

Herbert Lewy, gerente regional para Microsoft Caribe y gerente general de Puerto Rico.
Herbert Lewy, gerente regional para Microsoft Caribe y gerente general de Puerto Rico. ( )

6. Hacer que esto se convierta en nuestra identidad

Esta lección está relacionada a la anterior ya que consiste en tomar más acciones para asegurar que la nueva cultura quede arraigada como parte de la esencia de la empresa. Para lograr esto hay que continuar realizando cambios en los procesos diarios de todo el equipo y hasta hacer alteraciones concretas en tareas esenciales como la manera en que se contrata el personal o cómo se promueve el crecimiento del talento dentro de cualquier entidad corporativa.

“Con la cultura bien definida, con la misión, con la estrategia, con principios de liderazgo, están las bases claras y hay una identidad, una esencia y una claridad”, agrega el gerente regional para Microsoft Caribe. “El talento que llega a la compañía sabe por qué viene, el que se queda sabe por qué se queda., el que no coincide con eso se puede ir y está bien”.

7. Comunicarse, comunicarse, comunicarse

Este es un conocimiento básico pero no deja de ser esencial, por eso hay que recalcar la importancia de la comunicación en todos los niveles de una empresa y tiene que ser tanto consistente como coherente. Además, cuando se habla de comunicación, no sólo se trata de realizar reuniones sino de establecer un contacto a través de medios tradicionales y no tradicionales como compartir videos con mensajes del CEO, publicaciones internas, etc.

8. Permitir que la tecnología acelere el cambio

Para una compañía como Microsoft la tecnología es una parte integral de su existencia y sus operaciones, y a continuación les doy un ejemplo de cómo la utilizan para reforzar la cultura empresarial: le dan seguimiento al ánimo de los empleados con encuestas diarias; utilizan información concreta para desmentir mitos; se establece una interacción a escala entre el equipo y el CEO de la empresa; y los empleados tienen acceso a herramientas de colaboración y aprendizaje.

9. Todos los remos en el agua

Otro paso importante para establecer la cultura de una empresa es asegurar que todos los líderes y administradores están dedicados a esta tarea. Por lo tanto, el comportamiento y el trabajo de todos debe ser consistente con la nueva ideología de la compañía.

10. Mantener la humildad y el rumbo

Básicamente esta lección trata sobre aceptar que, a pesar de que hasta ahora se han logrado muchos cambios positivos, no es el momento de cantar victoria porque este no es el fin de la evolución de la empresa y su cultura. Aunque no se dejen de celebrar los logros que se vayan acumulando, es esencial ser consistente y nunca perder el deseo de continuar aprendiendo tanto de los triunfos como de los fracasos. “Con mucha humildad y mucha constancia tenemos que seguir trabajando”, explica Lewy. “El haber definido estas bases fundacionales de cultura nos ha permitido llegar a donde estamos, pero ha sido importante el recorrido hasta el momento. Hoy día somos la compañía con el mayor valor de mercado a nivel mundial después de 45 años de existencia y esto se debe en gran medida a estos cambios. Es la aceptación del mercado de que uno está dando los pasos adecuados”.

“Lo que permite que realmente se dé una transformación sustentable, y que las compañías sigan siendo exitosas, es su gente”
Herbert Lewy Gerente regional para Microsoft Caribe y gerente general de Puerto Rico
20190704 https://www.diariolibre.com

+ Leídas