Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Hogar
Hogar

Cómo podemos controlar el agotamiento al hacer las tareas del hogar

Estar en casa nos puede agotar y más cuando tenemos que mantenernos limpiando constantemente, aquí te compartimos algunas recomendaciones para que lo hagas desde la proactividad y evites el agotamiento

Expandir imagen
Cómo podemos controlar el agotamiento al hacer las tareas del hogar

Actualmente muchas familias están limpiando más de lo habitual. Ya sea porque están pasando más tiempo en casa o porque la situación de coronavirus requiere que todos tomemos medidas más estrictas con la limpieza.

Lo cierto es, que la situación puede generar agotamiento y más si recae la responsabilidad en una sola persona. ¿Te pasa? La psicóloga Nancy Patricia Cano en su cuente @eduaccion recomienda ver este momento de forma proactiva “seamos los capitanes de nuestro yate súper moderno. Estoy segura, que si nos centramos en el círculo de influencia, (ver lo positivo y las oportunidades en las cosas), este período de la cuarentena en familia será súper interesante, divertido e innovador y será una oportunidad de descubrir el amor y la alegría, además al ser proactivos actuaremos evitando el cansancio extremo al realizar las tareas del hogar”.

Siendo proactivos y centrándonos en el círculo de influencia podemos ser los guías de nuestras vidas, porque generamos energía proactiva y emociones positivas, pero ¿cómo puedo evitar el agotamiento al realizar las tareas del hogar? Aquí te compartimos algunas recomendaciones desde la proactividad.

Expandir imagen
Infografía

1. Definiendo rutinas

Al realizar rutinas de forma individual por cada miembro de la familia y rutinas colectivas que serán realizadas por todos los miembros de la familia. Estas rutinas deben incluir momentos de “no hacer nada”.

2. Siendo flexibles. Estamos en momentos de dejar fluir: “de coger y dejar”. Si hoy no se pudo despolvar, el mundo no se acaba.

3. Entrenando a tus hijos a ser independientes. Los niños deben ser responsables de sus rutinas por sí solos. Si no se bañaron bien, créanme que no importa.

4. Aprende a guardar. La mayor parte de los adornos de tu casa no son necesarios guárdalos. De esa forma, cuando estén limpiando tienen menos artículos que despolvar.

Expandir imagen
Infografía

5. Usa ropa como y fácil de lavar. Seleccionen tú y tus hijos ropas específicas. Ropas que sean cómodas, de fácil lavado y secado. Preferiblemente, que no requieran planchado.

6. Cocina menos variedad de alimentos. Si tu comida normalmente tiene 7 variedades, reduce la cantidad, será menos trabajo al prepararlo y al limpiar los platos.

7. Limita el uso de los baños. Si en la casa hay más de un baño, pueden decidir usar solo alguno o algunos en específico, para no tener que lavarlos todos cada día.

Expandir imagen
Infografía

8. Identifica los alimentos que son del gusto de todos. Así evitas cocinar diversos alimentos.

9. Organizando los utensilios de cocinar y los materiales para sazonar. Colócalos cerca de la estufa mientras perdure la cuarentena. Esto ahorrara tiempo y esfuerzo buscando en las gavetas, etc. Pueden guardarlos en una caja plástica con cierre hermético (si tienen en su casa) y así se mantienen bien limpios y no hay que fregarlos antes de usarlos.

10. Hazla compra por las plataformas disponibles. Haciendo la compra de los alimentos por las plataformas digitales que tenemos disponibles. Ahorramos tiempo y fatiga.

Expandir imagen
Infografía

11. Transfiere o paga por medios digitales. Ahorramos tiempo y fatiga.

12. Prepara alimentos que se puedan tener listos para comer en el refrigerador. Así, cuando no deseen cocinar o se compliquen las rutinas, pueden tener esos alimentos ya listos.

Por ejemplo, salsa pesto, hummus, berenjena a la vinagreta, bacalao a la vinagreta, mermeladas, salsas para pastas, casabe tostado, etc.

13. Cocina mayor cantidad de algunos alimentos que se puedan guardar en el refrigerador puedes cocinar más para guardar para luego. Por ejemplo: salsas para pastas, pastelones, lasañas, potajes, sopas, etc.

Así, lo consumen el día en que lo cocinan y tienen otras porciones extras para otros días que deseen. Invierten menos tiempo duplicando o triplicando las cantidades de un alimento, que cocinando dos o tres veces desde “cero” cada vez el mismo alimento.

14. Al cocinar carnes, pueden limpiar y sazonar más de la porción que usualmente comen en un día. Guardan en el refrigerador las porciones que sazonaron extra y así tienen ya un paso menos que dar al momento de cocinar el día siguiente. Ahorran tiempo y es casi lo mismo limpiar y sazonar una libra de carne o pescado, que varias libras.

Expandir imagen
Infografía

15. Prepara los vegetales. Lavando, pelando y cortando los vegetales que sea adecuado hacerlo con anticipación y guardándolos en las porciones que se van a consumir o a cocinar. Aunque parezca más trabajo, si hacemos todo en un día, luego nos ahorramos mucho tiempo.

16. Trasformemos comida en cena. Si luego de almorzar quedó mucha cantidad de un alimento, podemos ser creativos transformándolos para la noche. Ejemplo:

-Quedó mucha carne, en la noche preparamos sándwich de “steak”, pollo o cerdo, agregando queso, mostaza, vegetales, etc.

-Quedó mucha cantidad de vegetales, en la noche hacemos una lasaña o unos canelones rellenos con los vegetales.

17. Productos de limpieza a mano. De igual forma, todo lo necesario para la limpieza debe estar bien organizado y accesible. Que todos en la casa, conozcan estos lugares y que sean conscientes que deben darle uso.

TEMAS -

Periodista, creadora de contenido y emprendedora. Amo bailar, viajar y comer. Me apasiona escribir sobre temas que empoderen y motiven a la gente, entre estos: viajes, bienestar y sexo.