Sordos en pandemia: sin nada que entender, sin nadie que los entienda

  • La personas con discapacidad auditiva viven momentos de mayor dificultad a causa de la crisis sanitaria del COVID-19
$!Sordos en pandemia: sin nada que entender, sin nadie que los entienda
El COVID-19 ha venido a resaltar las dificultades que desde hace mucho tiempo padecen las personas en situación de discapacidad.

Esta historia es parte del especial “La discapacidad, un mundo con barreras” de Diario Libre, realizado por Mayra Pérez, Laura Ortiz y Beatriz Bienzobas, con la firma invitada de la arquitecta Adis Ozuna, con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

______

En mayo, Tomás (Tommy) Guzmán Estévez sintió un fuerte dolor estomacal que lo llevó a Emergencias; sin embargo, más extremo que su malestar físico, fue la frustración de no poder comunicar a los doctores lo que le ocurría, pero tampoco tener ni la más mínima idea de lo que ellos le expresaban. Él y su esposa, que lo acompañaba, son sordos. A la espera de una solución perdió el conocimiento y, en la desesperación, a su compañera de vida se le ocurrió llamar por WhatsApp a un amigo intérprete, quien le asistió en el proceso, en el que se diagnosticó una infección en la vesícula y pulmones.

Las vivencias traumáticas que han tenido que vivir las personas en igual condición que Tomás, durante la pandemia del COVID- 19 son muchas y alcanzan escenarios tan ordinarios como las farmacias, los supermercados y tiendas en general. “Nosotros, las personas sordas, leemos los labios y nos fijamos mucho en las expresiones faciales y corporales. Las mascarillas no lo permiten y es uno de los principales obstáculos que nos ha generado esta situación sanitaria”, dice el también catedrático de Lengua de Señas y ex presidente-fundador de la Asociación Nacional de Sordos de la República Dominicana, (ANSORDO).

Tommy Guzmán es catedrático de Lengua de Señas y ex presidente-fundador de la Asociación Nacional de Sordos de la República Dominicana.
Tommy Guzmán es catedrático de Lengua de Señas y ex presidente-fundador de la Asociación Nacional de Sordos de la República Dominicana. ( )

Para él, la pandemia ha dejado al descubierto la necesidad social de que se concientice y se sensibilice sobre todas las barreras que deben enfrentar las personas con algún tipo de condición especial. “Esos obstáculos se están creando por la falta de conocimiento y pongo mi caso como ejemplo; si los médicos entendieran nuestras condiciones, hubieran buscado la manera de eliminar la barrera de la comunicación; ya sea con el celular, con una libreta, lápiz, o cualquier otro instrumento que sirva de apoyo”, analiza este trabajador del Ministerio de Educación, mientras hace un llamado a que en los restaurantes se permita a los camareros retirarse un momento la mascarilla para que, con distancia y precaución, puedan dar una asistencia efectiva a los comensales con discapacidad auditiva, o en su lugar, algo donde escribir.

Desde hace un tiempo se habla mucho sobre una República Dominicana más inclusiva y de esfuerzos en pro de esta parte vulnerable del país. Guzmán Estévez, padre de tres hijos que oyen, entiende que todavía falta voluntad política y pública. “Es necesario aunar esfuerzos entre todos; que se haga más promoción sobre las condiciones de las personas con discapacidad, concientizar más a la población de nuestras condiciones y capacidades”.

Una cruda realidad al descubierto
La dificultades de trabajo y seguridad exponen a este colectivo al contagio y al hambre.
La dificultades de trabajo y seguridad exponen a este colectivo al contagio y al hambre. ( )

Para Onelia Aybar, asesora honorífica del Instituto de Ayuda al Sordo Santa Rosa, muchas personas sordas han vivido momentos dramáticos en medio de la crisis sanitaria; lo cual deja en evidencia que es necesario gestionar un soporte psicológico con interpretación para este tipo de personas que hayan sido afectadas emocionalmente por la pandemia.

"El COVID-19 ha puesto de manifiesto e incrementado las diferencias existentes en nuestra sociedad, así como la vulnerabilidad de la gente más pobre, entre las que se encuentran las personas sordas, corriendo el riesgo de que haya un retroceso en los logros alcanzados en el sector, a menos que se incluya expresamente el tema de las personas sordas y de las demás discapacidades en todos los planes de recuperación de la crisis generada por la pandemia, y se tome en cuenta para el diseño y ejecución de los mismos, a las personas sordas y a sus organizaciones".

La profesional opina que el país cuenta con buenas propuestas para alcanzar la inclusión de las personas con discapacidad, y este es un tema presente en los discursos políticos, en la estrategia nacional de desarrollo, en los planes de los distintos ministerios. "Se ha puesto de moda en todos los ámbitos, pero para lograr la inclusión plena es necesario que el tema se aborde como una política transversal que permee a todos los sectores de la vida nacional, incluidas las personas con discapacidad".

No obstante, entiende que RD aún carece de facilidades para su acceso oportuno a las líneas de auxilio existentes, debido a las barreras de comunicación, agravando el diario vivir de las personas con esta discapacidad, más el periodo de la cuarentena. Los recursos que existen son de organizaciones de la sociedad civil a través de vídeos en lengua de señas.

En otro sentido, destaca que se conocen numerosos casos de violencia intrafamiliar y de género en esta parte de la sociedad; por lo que entiende que “es necesario revisar el sistema de protección a las personas con discapacidad auditiva para que el personal a cargo de estas sea más empático y para que ofrezca cobertura y protección a la totalidad de ellas... miles de familias pertenecientes a los estratos socioeconómicos más deprimidos ( Padres sordos, padres oyentes con hijos sordos y adultos sordos) fueron recluidos en sus viviendas sin contar con las condiciones mínimas para su subsistencia”.

En momentos en que se registraron los números más altos de contagios, la mayoría de estas familias estaban desempleadas, perdieron sus empleos o trabajan en el sector informal, expresa Aybar, mientras valora esa situación como una tragedia porque se hace imposible la correcta medida de confinamiento, por la falta de las condiciones necesarias. “Las ayudas sociales no llegaban a las personas sordas ni a sus familias, ni se les incluyó en los programas sociales creados a raíz del COVID-19. Sin embargo, el Instituto de Ayuda al Sordo Santa Rosa recibió importantes donaciones directamente de entidades gubernamentales que fueron entregadas a las familias de los estudiantes”.

Las necesidades de los sordos hoy día

Onelia Aybar desglosa algunos requerimientos que presenta este grupo social, vulnerable ante el COVID-19.

  • Acceso oportuno a los servicios de salud, incluyendo la asistencia en el hogar si fuere necesario, el suministro de medicamentos y mascarillas.
  • Aplicación de pruebas de detección y diagnóstico del COVID-19.
  • Información accesible sobre todo lo relacionado con la pandemia.
  • Campañas de educación con interpretación en lengua de señas.
  • Acceso de las personas sordas a la línea de apoyo psicológico del Ministerio de Salud, así como a la línea para denuncia de violencia de la fiscalía, utilizando videollamadas múltiples con interpretación en lengua de señas.
  • Acceso a los beneficios de los programas de asistencia social.
  • Acceso a los programas de suspensión de empleo.
  • Internet gratuito y dispositivos móviles para los estudiantes sordos.
  • Tomar participación en las decisiones y manejo relativos a la crisis.
20201127 https://www.diariolibre.com

+ Leídas