(Foto: Shutterstock)
(Foto: Shutterstock)
20180829 https://www.diariolibre.com

Vuelta a clases, guerra a las enfermedades

Por|| 29 AGO 2018, 9:57 AM

Para ningún padre es un secreto que la vuelta a clases significa también una batalla contra virus, bacterias y enfermedades. De ahí la gran importancia de incorporar hábitos sanos desde pequeños que podrán ayudarlos a prevenir ciertas enfermedades así como evitar su propagación.

Hablar de higiene en la escuela conlleva una serie de condiciones para favorecerla, como son un medio ambiente adecuado y suficientes medios materiales para seguir una higiene personal adaptada a los más pequeños.

Según los expertos de UNICEF el proceso de inculcar hábitos higiénicos en los niños se facilita si se tienen en cuenta seis consejos básicos que deberán seguir tanto los padres como los educadores:

1 Predicar con el ejemplo, tanto en la higiene personal como en la del hogar. Como en todos los aspectos de la vida, los niños aprenden de nosotros y con nosotros.

2 Inculcar hábitos desde pequeños, nunca es pronto para enseñarles. Repetir, repetir y repetir el porqué de la higiene, sus beneficios y las consecuencias de no mantenerla.

3 Regularidad. Ciertos hábitos deben repetirse diariamente, incluso varias veces al día, otros con mayor periodicidad.

4 Entorno propicio. Los artículos de higiene personal deben estar al alcance de los niños: jabón, pasta dental, papel higiénico, etc. Esto no significa que, sobre todo al principio, los padres debamos estar junto a los niños, supervisando sus actuaciones y enseñándoles a usar bien dichos artículos.

5 El aseo debe ser grato. No hay que amenazar con castigos, sino mostrarle los beneficios que obtendrá. Hacer de lavarse los dientes o la hora del baño momentos entretenidos.

6 Creatividad. Si un método para crear hábitos higiénicos no da resultado, además de pacientes, debemos ser creativos e inventar tácticas nuevas. No dejar de inventar canciones, bailes, probar a bañarse o a limpiar el cuarto con música...

Siguiendo estos consejos será más fácil que los niños adquieran hábitos de higiene en la infancia, creciendo de este modo más saludables y manteniéndolos a lo largo de su vida.

La importancia de saber lavarse las manos

Lavarse bien las manos con agua y jabón es la forma más efectiva de prevenir que los gérmenes se esparzan y los niños se enfermen. En casa y en la escuela, es esencial que los niños aprendan a lavarse bien las manos, ya que son las partes del cuerpo que más se ensucian y contaminan. Enséñales a limpiarse bien entre los dedos, debajo de las uñas y en ambos lados de las manos. Una buena regla es cantar el “Feliz cumpleaños” dos veces mientras se enjuagan y secan las manos.


COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos