Economía Personal

La vía rápida suele ser la más lenta

“Escalar por una pendiente pronunciada, aunque es más difícil, nos lleva más rápido al objetivo”
Por|| 02 DIC 2017, 12:00 AM
La vía rápida suele ser la más lenta

Hoy tenemos a mano muchas opciones para adquirir lo que deseamos... casi podemos decir que convertir los sueños en realidad es más fácil que nunca.

En ocasiones hemos soñado con adquirir un bien o servicio, o quizá simplemente los comerciales que nos bombardean o un amigo nos ayudan a ver una gran posibilidad de disfrute que está muy cerca... mucho más próxima a lo que pudimos pensar.

Desde un gran televisor hasta un viaje se nos hace hoy relativamente sencillo adquirirlos, un mínimo esfuerzo es suficiente. Tomar el lapicero en las manos y colocar nuestra rúbrica nos pone de inmediato a disfrutar lo que por mucho tiempo pudo ser un sueño.

Vivimos en la sociedad de las cuotas. Llegar a objetivos se hace más fácil cuando dividimos la carga. Un vehículo comprado al contado es más difícil de alcanzar que pagándolo en 60 cómodas porciones. Un televisor en 36, un viaje en 24 y así en delante.

¿Calculamos cuánto nos cuestan esas ‘urgencias’?

Algunos me dicen que si no es así nunca se subirían en un vehículo o harían un viaje. No estoy tan de acuerdo, pero ellos se conocen mejor que lo que los conozco yo. En esta columna y en mi libro Arco Iris Financiero he demostrado el sistema para lograrlo. ¿Que requiere disciplina? Sí, o sistematización, que es más fácil; pero es posible, se lo aseguro.

Trabajamos para obtener dinero y con él aumentar nuestra calidad de vida. Debemos saber primero lo que consideramos como mejora en dicha área. Para algunos es cubrir necesidades básicas. Para otros de seguridad. Unos sienten un aumento cuando se mudan a otro vecindario o compran un vehículo nuevo. A muchos les gustaría enviar a sus hijos a un mejor centro educativo o pasar más tiempo con ellos. Quizá su caso sea el de poder viajar más a menudo a lugares más lejanos. Lo importante es definir lo que realmente piensa que aumenta su calidad de vida... hay mucho más que lo enumerado anteriormente.

Una variable que algunos toman en cuenta es cada día tener más. Y no es más por acumular, sino porque en un momento ese capital puede hacernos libres... o sea, podemos dejar de trabajar ya que lo acumulado produce lo suficiente para nosotros vivir sin inconvenientes.

Ahora bien, lo que más me interesa es demostrarle que el camino rápido puede ser una trampa para crecer.

Adquirir bienes y servicios de consumo con créditos no es aumentar el patrimonio. Si tenía 100 y adquirió un bien de 300 con un préstamo de 200, sigue teniendo 100. Es que al restarle lo que debe su resultado queda igual.

Cada mes usted pagará una cuota y al final de la vida del préstamo habrá pagado más de los 300 del ejemplo. Quizá el bien adquirido ya no valga ni doscientos.

Si espera para comprar cuando tenga el dinero, lo único que tiene que hacer es guardar lo que pagaría de cuota en una cuenta separada. En mucho menos tiempo tendrá acumulado el valor total y podrá adquirir el bien o servicio. Me preguntará quizá qué hacer con el resto del dinero que no pagó de intereses por adelantar el futuro. Lo puede acumular para adquirir otro bien o servicio que aumente su calidad de vida.

Foto: Shutterstock.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos