Economía Personal

Poka-yoke financiero

“Si me puedo adelantar a los errores es muy posible que no erre”
Por|| 07 OCT 2017, 12:00 AM
Poka-yoke financiero

En estos días me encontré con esta interesante expresión japonesa. Me llamó la atención y leí al respecto, enamorándome de su aplicación. Aunque, como muchas cosas en la vida, también le atribuyen otros términos con los que no estoy tan de acuerdo.

Como es natural, al ver la utilidad del concepto, me lo tomé para aplicarlo en muchas partes de mi vida. Hoy decidí adaptar la aplicación a la parte financiera.

Poka-yoke significa literalmente “a prueba de errores”. La acepción que no me gusta, que se le ha dado en otros idiomas, es “a prueba de tontos”.

La idea es que cuando realicemos algo debemos hacerlo de tal manera que no se cometan errores al utilizarlo.

Cuando la batería de un vehículo se queda sin carga suficiente: se busca otro automóvil para pasarle carga. Se colocan los cables en una sola forma, positivo al positivo y el negativo al negativo (ya no se recomienda directo en la batería). Si se conectan al revés de inmediato nos daremos cuenta... pero el error se cometió. Poka-yoke no aplica en este caso.

Cuando armamos un mueble de la famosa empresa sueca nos damos cuenta de que si ponemos algo donde no va no podremos avanzar mucho... Quizá es un casi poka-yoke. Si no conseguimos armar ninguna pieza mal, entonces es por completo.

Un ejemplo claro es el cable que todos usamos para cargar los teléfonos... va en una sola dirección y de la otra no entra... bueno, a menos que algún fortachón decida que sí.

Pasemos a lo financiero. Es lamentable que cada día tengamos que manejar más las finanzas. Digo lamentable porque no para todos es divertido ni de interés... zapatero a su zapato. Hoy no podemos apartarnos de este tema, prioritario en cada persona. Alguno puede dejárselo a la pareja... no recomiendo apartarse completamente porque día a día tenemos que hacer movimientos con el dinero que no deben ser a ciegas.

Elaboro material a diario sobre cómo manejarse financieramente, sin lograr aún un sistema poka-yoke. Lo peor es que estoy seguro de que no lo lograremos. No podemos darles informaciones, capacitación ni instrumentos financieros a prueba de errores.

A continuación algunas acciones poka-yoke financieras:

Ahorro poka-yoke: Para el que no tiene cultura de ahorro hay productos que le quitarán el estrés de intentar recordar dogmas asertivos. Abra una cuenta de ahorros separada y coloque en su cuenta principal un débito automático por el monto que decidió apartar. Nada quita que a los pocos días usted le eche mano al capital guardado, pero lograr el ahorro es a prueba de errores.

Pagos poka-yoke: Una opción es autorizar a la institución financiera a debitarlo de su cuenta, como para la tarjeta de crédito. Para algunos puede ser un inconveniente por no contar siempre con el capital en la cuenta el día del descuento. Otra opción es ponerse un recordatorio en su teléfono. Aunque tiene la obligación de actuar cuando esa alarma mensual le avise. El objetivo es no pagar intereses, multas, moras, etc.

Inversión poka-yoke: Existen instrumentos financieros que le permiten hacer una inversión periódica de forma automática. Usted da el permiso y determina el monto a invertir. La institución financiera hace el débito a la cuenta y su dinero comienza a trabajar para usted.

La idea es automatizar lo que queremos hacer y nos estresa, se nos pasa o simplemente no hacemos.

Foto: Shutterstock.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos