Un San Valentin afrodisíaco

Por|| 10 FEB 2018, 12:00 AM
Un San Valentin afrodisíaco

¡Cuánto saben los comerciantes que justo cuando uno comienza a asomar la cabeza después del tsunami de Navidad y Reyes, salen con este cuento de San Valentín!

Románticos o no, es una fecha para cumplir y quedar bien, so pena de que nos borren con “aquello” de felino doméstico. Hay quienes se decantan por fragancias y joyas; otros pasan las mil y una intentando reservar en un restaurante al que nunca han ido. Algunos, y son muchos, apelan a la creatividad cuando el parejo pide “champán” y su bolsillo no alcanza para cerveza.

San Valentín es el día afrodisíaco por excelencia. La palabra se pone de moda y no sé por qué todo el mundo piensa en mariscos, desconociendo quizás que los hay mucho más poderosos... y más baratos.

Desde que el mundo gira sobre su eje, los hombres (y no hablo en forma genérica) han buscado la forma de prolongar el placer ayudándose de cuanta cosa se huela, se unte, o se cocine sobre la faz de la tierra. Algunos afrodisíacos suelen funcionar estimulando los sentidos, mientras otros se toman en forma de alimentos, bebidas, “filtros amorosos”, drogas o preparados medicinales. En el “Kama Sutra”, texto hindú antiquísimo, se indican muchas maneras para que el hombre incremente su vigor sexual con alimentos tales como leche y miel, fuentes primarias de energía.

En China son famosos los remedios a base de hierbas o raíces para potenciar la longevidad y el vigor sexual. Los árabes preferían perfumes y fragancias, mientras que los sajones encontraron en las plantas con apariencia fálica el estimulante que necesitaban.

Como cada quien sabe lo que le gusta o necesita, comparto con ustedes una lista de afrodisíacos esenciales, algunos tan naturales que aparecen en cualquier despensa y usted desconocía que servían para tanto. Si no quiere ponerse a inventar en un día tan especial, lo entendemos. Es mucho lo que se arriesga.

• Espárragos. The Vegetarian Society sugiere que comer espárragos durante tres días seguidos provoca el más poderoso efecto.

• Almendras. Han sido símbolo de fertilidad a lo largo de los siglos. El aroma se piensa que induce a la pasión en la mujer. La sugerencia es ofrecer mazapán o turrón en cenas románticas o especiales.

• Chocolate. Los aztecas se referían al chocolate como “alimento de los dioses”. Contiene más antioxidantes que el vino tinto. El secreto de la pasión, a decir de algunos, es la combinación de estas dos sustancias.

• Ajo. Se dice que el corazón de ajo remueve los deseos sexuales, claro, siempre y cuando su pareja lo coma con usted.

• Miel. En tiempos de los egipcios, muchos de sus medicamentos estaban hechos a base de miel, incluyendo las curas para la esterilidad y la impotencia. Los amantes, en su “luna de miel” bebían antiguamente agua con miel y cebada.

• Ginseng. Un té tibio, quince minutos antes de empezar la sesión, es un brebaje totalmente seguro. Remedio infalible entre los orientales y fíjense que son muchos...

La lista es interminable, muy variada y pasa de lo sublime a lo ridículo. De la mamajuana al viagra, pasando por todo lo anterior. Si debe echar mano de algún truquito, no se sienta mal, mujeres y hombres de todos los siglos se han “ayudado” y el mundo sigue girando.

Particularmente pienso que es un asunto de fe. Si no tiene mucha confianza en sus “poderes”, recomiendo releer y buscar opciones. Que pase un feliz y muy caro día de San Valentín.

Ilustración: Ramón L. Sandoval

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos