Descifrando a Veneno

“Veneno, Primera Caída: El Relámpago de Jack”, obra cinematográfica creada por Riccardo Bardellino (productor, coguionista) y Tabaré Blanchard (director, coguionista) revive aquellos días de batallas repletas de patadas voladoras, saltos mortales y colisiones que sacaron chispas en varias generaciones de dominicanos.

¿Cuál fue vuestra primera experiencia con la lucha libre?

Tabaré Blanchard: A los 6 años cuando mi abuela veía la lucha libre y se enfurecía con Relámpago Hernández. Hace un año y medio que Riccardo y yo fuimos a México a contactar dobles para las secuencias de acción y, por primera vez, vi una cartelera de lucha libre real. Nunca había tenido contacto con la lucha libre, nunca había visto un show.

Riccardo Bardellino: Yo conozco la lucha desde bien temprana edad. Con 3 o 4 años la veía por televisión y ya a los 6 o 7 años me llevaban a la lucha libre con mi hermano, tanto al Eugenio María de Hostos como a Color Visión para ver las tertulias. Crecí siendo fan y todavía hoy veo lucha mexicana, lucha japonesa, el circuito independiente, sigo la WWE, me mantengo bien al tanto.

Esta es la primera parte de una trilogía, pero ¿cómo dividieron los capítulos?

Tabaré: Primero hicimos un boceto de una película, esa era la intención, pero cuando la cronometramos nos dio una película como de tres horas y media, así que decidimos segmentarla y surgió la idea de dividirla en tres actos de una trilogía. El primer acto es la presentación de los personajes, el segundo es el desarrollo de toda la trama y el tercero es la culminación de todo.

Riccardo: Yo llegué donde Taba con 66 o 67 páginas de cosas que quería que salieran y después de empezar a darle forma y ver que teníamos una película de más de tres horas, le dije lo que no se podía quitar. Taba dijo que eso no era una película, sino dos, y yo dije tres porque también había que ganarle a Rick Flair y poner a Jack Veneno con la bandera. Ahí se nos ocurrió dividirla como una trilogía y concebir todo esto como una saga.

Riccardo, “Veneno” originalmente iba a ser un libro, ¿cómo era que tenías ideado ese proyecto?

Riccardo: El libro iba a ser una biografía muy fiel a su personaje y a lo que la gente conoce. Yo quería contar cómo se convirtió en Jack Veneno y todo lo que tuvo que hacer, sus sacrificios, sus luchas y cómo se mantuvo tantos años siendo ese personaje tan icónico. La verdad es que cambiamos de dirección bruscamente un día que estábamos en su casa y vi todas las cicatrices en su frente, así como un cuadro enmarcado con una fotografía en blanco y negro donde él tiene la barba larga, un buen pajón y un chulísimo cuerpo. Me dije que eso era demasiado visual y ahí empecé a pensar en una película con Manny en mente y dirigida por Tabaré. Tabaré: Y ahí empezó mi calvario (risas).

Tabaré, “Veneno” es completamente diferente a tus trabajos anteriores, ¿cómo te preparaste para abordar este tipo de producción?

Tabaré: Esto es muy experimental, fue simplemente hacer lo que hago pero que pareciera una película; me enfoqué mucho en eso, en los ángulos y la forma de contar ese tipo de narrativas. Tengo mucho de Steven Spielberg y Robert Zemeckis dentro de las cosas que me gusta trabajar. Soy fan de ambos y me apoyé mucho en esa influencia para trabajar las escenas, tanto en visual como en audio, pero no hubo un proceso de preparación en sí.

Jack Veneno estuvo involucrado con la producción, pero ¿tuvieron la oportunidad de entrevistar o colaborar con otras personas relacionadas con la lucha libre dominicana?

Tabaré: Durante mucho tiempo Riccardo estuvo con Jack haciendo muchas entrevistas, pero también entraron otros personajes dentro de la asesoría del proyecto dando su versión de los hechos.

Riccardo: De hecho, tomamos eso en consideración a la hora de hacer la película: un hecho visto desde diferentes puntos de vista y cada quien con su propia historia. El proceso de la entrevista fue muy chulo porque donde don Jack pasé tardes interminables de preguntas; además iba recolectando testimonios de otras personas para incorporarlos.

“Yo querÍa contar cómo él se convirtió en Jack Veneno y todo lo que tuvo que hacer, sus sacrificios, sus luchas y cómo se mantuvo por tantos años siendo ese personaje tan icónico” , Riccardo Bardellino
Riccardo Bardellino
Riccardo Bardellino ( )

La película tiene ciertos elementos fantásticos, ¿por qué decidieron utilizarlos?

Tabaré: Nos alejamos de algunos elementos de la realidad para que fuera una película mucho más entretenida y tuviera ese matiz más de historia o de cuento. Con relación a las creencias religiosas y mágico/religiosas, nos ayudaron mucho a entender el proceso del antagonista que tiene un pasado que viene de eso.

Riccardo: Tiene mucho también de la dualidad del bien y del mal, de rudo contra técnico, que es muy propio de la lucha libre. Entendimos muy temprano en el proyecto que la religión, la magia y la santería eran vehículos que nos iban a llevar a entender que un lado era el bien y el otro lado era el mal, que al final es lo que hace muy interesante la lucha.

Las escenas de acción son uno de los elementos más impresionantes del filme, ¿tuvieron que estudiar videos de la época para poder estudiar las coreografías o estilos de pelea?

Riccardo: No, ahí nos tomamos una licencia importante. Literalmente quisimos inyectarle esteroides a las escenas de acción, entendíamos que esa también era una forma de estar más acordes a los tiempos porque la lucha ha evolucionado muchísimo. La lucha de los tiempos de Jack era una mezcla entre técnicas de los mexicanos y los americanos. Nosotros quisimos darle ese giro y tratamos de incorporar elementos de la MMA.

Tabaré: Realmente lo que buscábamos era conseguir que las peleas fueran más modernas. Cuando éramos niños y veíamos la lucha libre, en nuestra imaginación era asombroso, pero si ahora mismo ves un video de lo que era la lucha libre se ve ridículo. Por eso le añadimos todas esas cosas, que tienen mucho del pasado pero también algunos movimientos muy actuales.

Riccardo, después de tu experiencia en “Veneno”, ¿te interesaría llevar al cine alguna figura histórica o de la cultura pop dominicana?

Riccardo: Aquí hay muchas historias que vale la pena rescatar. En mi caso personal no puedo hacer nada que no me apasione. Puedo dedicarle 7 años a Jack Veneno y a esta película por mi relación con la lucha, que es muy fuerte. Después de este proyecto voy a trabajar “Al tiro limpio” con Jean Guerra y Celinés Toribio, y “Veneno 2 y 3”. No pienso hacer ninguna otra cosa en ese período. Tengo dos historias originales escritas, están engavetadas y las iré revisando, pero no tengo prisa por involucrarme ni asociarme a ningún otro proyecto ahora mismo. Quiero hacer un cine que perdure en el tiempo.

Tabaré, en “Veneno” y “La Montaña” trabajas dos géneros cinematográficos diferentes, aunque ambos fueron basados en hechos reales, ¿qué tienes planeado para tu próximo proyecto en el cine?

Tabaré: Realmente no sé. Lo que me guste. Te puedo decir ficción porque tengo “Veneno” ahora mismo entre cejas, y otros proyectos personales antes de éste que se pararon. Tengo muchas ideas para documentales cortos, me encanta ese tipo de narrativa, pero ahora mismo nada más tengo a “Veneno” en mi cabeza.

Manny Pérez estuvo involucrado con esta película desde un inicio, pero ¿cómo fue el proceso de casting para los demás personajes?

Tabaré: Riccardo me llamó, me dijo que tenía este proyecto con Manny y recuerdo que le comenté que no se podía castear por apariencias, pero resultó ser lo mejor que pudo haber pasado. Manny es impresionante y lo pueden ver en la película. No solamente por el parecido sino porque se metió dentro de Jack Veneno. El mismo Jack decía “¿pero ese no soy yo?”. Para el resto de actores fue un proceso muy largo de casting, nadie tuvo un papel ahí porque queríamos que lo tuviera, primero porque los personajes vienen de una situación de la vida real y segundo porque queríamos dar la oportunidad de hacer un casting abierto y que se presentaran los mejores candidatos para hacer el mejor papel. Fue bastante extenso.

Tabaré Blanchard
Tabaré Blanchard ( )
“Nos alejamos de algunos elementos de la realidad para que fuera una pelÍcula mucho más entretenida y tuviera ese matiz de historia o cuento”, Tabaré Blanchard

¿Cómo piensan que reaccionará el público no dominicano ante la historia de Jack Veneno?

Tabaré: Creo que hay que exponerlo y ver lo que sucede.

Riccardo: Yo creo que es una historia universal con un contenido muy rico, quien sea que la vea va a entender qué está pasando ahí. Curamos tan bien lo que está en la pantalla que la película le va a llegar a la gente y tendrá su reconocimiento. El buen cine y lo bien hecho es un idioma casi universal...

Cuando alguien que no se crió en aquella época les pregunta por qué Jack Veneno es tan especial, ¿qué responden?

Riccardo: Para mí es sencillo: a Jack Veneno lo asocio como el único superhéroe dominicano. Creo que logró establecerse en la mente de varias generaciones y ese es su gran valor, no solo en entretenimiento sino por ese mensaje de que cualquier dominicano que lo haga bien hecho y se dedique hasta el fondo va a brillar. Para mí eso es lo más destacable de don Jack y por eso le quisimos hacer justicia con esta película. El mundo de la lucha libre es muy rico para ser usado como vehículo para contar esas historias.

—Fotos: Bayoan Freites —Dirección de arte: Norca Amézquita —Estilismo: Joselo Franjul —Vestuario: Zara & Bershka —Maquillaje y peinado: Natasha Lachapel —Locación y agradecimientos: Gimnasio Nacional de Boxeo “Pedro Julio Nolasco”

20180315 https://www.diariolibre.com

+ Leídas