20171109 https://www.diariolibre.com

Steven Soderbergh, homenajeado en Japón

Por|| 09 NOV 2017, 10:23 AM

Las calles de Japón parecen una película de ciencia ficción cuando en medio de la semana de Halloween la gente sale a la calle disfrazada con sus personajes de cine favorito, en un momento donde la misma ciudad también celebra el 30 aniversario del Festival Internacional de Cine en Tokio. Y como invitado especial, esta vez homenajearon a uno de los mejores directores del cine internacional: Steven Soderbergh.

¿Se da cuenta lo que significa llamarse Steven Soderbergh, con semejante recibimiento del otro lado del mapa, en el mejor homenaje del Festival Internacional de Tokio? Yo tengo el mejor trabajo del mundo. Realmente es el mejor juego de realidad virtual que pueda jugar. Trato con mucha gente, con mucho dinero, con mucho tiempo, con el clima, con mis propias virtudes y mis propias debilidades, con desafíos constantes. El cine se da cuenta si no das lo mejor que puedas y te tira abajo muy fácilmente. Me encanta y nunca imaginé que podía llegar a pasarme mucho de lo que me pasa.

A más de 10.000 km de Tokio, en la ciudad de Atlanta, Steven Andrew Soderbergh nació el 14 de Enero de 1963, como el segundo de seis hijos, con raíces italianas del lado de la madre Mary Ann Bernard y ascendencia sueca por parte del padre Peter Soderbergh. Pero fue después de mudarse a Baton Rouge, en el estado de Luisiana, cuando con apenas 15 años, Steven se inscribió en la clase de animación de la universidad local, para filmar los primeros cortometrajes de 16mm con cámaras de segunda mano. Para cuando terminó la escuela secundaria, se mudó por un tiempo a Hollywood, donde trabajó como editor de cine, aunque enseguida volvió a su casa, para seguir filmando cortometrajes que le dieron la oportunidad de filmar un concierto para el grupo Yes que terminó siendo nominado para el premio Grammy de la música, en 1985. Entrando por la puerta grande del cine, incluso recibió el premio de la Palma de Oro en Cannes por ‘Sex, Lies and Videotape’ que además estuvo nominado al Oscar como Mejor Guion. Diez años después, como ningún otro director marcó el record de ser nominado como Mejor Director, por duplicado, en la misma noche, ganando con ‘Traffic’ (con Michael Douglas y Catherin Zeta Jones), al mismo tiempo que perdía con ‘Erin Brocovich’ (con Julia Roberts). Mantuvo el éxito con las tres versiones de Ocean’s Eleven, Twelve y Thirteen, junto con el elenco de estrellas más espectacular de nuestra época, reuniendo a George Clooney con Julia Roberts, Matt Damon, Andy García, Brad Pitt, Catherine Zeta Jones y hasta Al Pacino. También impuso otro estilo de cine, dividiendo en dos películas, estrenadas al mismo tiempo, la historia del ‘Che Guevara’ que protagonizó Benicio del Toro. Y se volvió a reunir con Matt Damon en ‘The Informant’, antes de filmar con Channing Tatum producciones tan diferentes como ‘Haywire’. ‘Magic Mike’ y ‘Logan Lucky’ que también volvió a mostrar en el Festival de Cine en Tokio.

¿Es posible describir el camino del comienzo del éxito desde el trofeo de la Palma de Oro en Cannes, hasta el Oscar de Traffic? Supongo que todo depende de la definición que le des al éxito. Yo tuve suerte de crecer en un hogar donde el éxito siempre se juzgó por el carácter y la pasión. Yo siempre me preocupé por el siguiente proyecto que quise hacer, un cortometraje o un guion, nunca en los resultados. Yo nunca consideré como una meta final la aprobación externa que pudo haber sido la crítica o un perfil financiero. Mis padres y mis maestros siempre valuaron el proceso y el trabajo mucho más que el resultado. Y me siento afortunado de haber puesto mi mente siempre en la calidad del trabajo, la calidad de las relaciones que tuve con la gente que me ayudó y que yo pude haber ayudado. Cuando mi trabajo termina, doy por entendido que todo lo demás, después, ya no lo puedo controlar. Por ejemplo, sí hago una película popular que necesite el apoyo de los críticos y no logro ese apoyo, es bastante interesante que consideren que la película murió, pero no es algo que a mí me moleste a nivel personal.

Steven Soderbergh, homenajeado en Japón

Lo curioso es que en la misma noche que ganó el Oscar con Traffic, perdió también con Erin Brockovich ¿Qué se siente ganar un premio como el Oscar y qué se siente... perderlo? El tema de los premios Oscar es algo muy extraño. Es la versión del premio del Empleado del Mes en el mundo del entretenimiento. Y me parece que es peligroso describirlo demasiado. El Oscar se define tanto con la gente que nunca lo ganó ni fue nominado, como con aquellos que lo conseguimos. Lo bueno de aquella noche es que yo estaba seguro que no iba a ganar porque al tener dos nominaciones, todos me decían que los votos se iban a dividir entre las dos, favoreciendo un tercero. “No vas a ganar”, me decían. Y por eso estaba tan borracho en el momento que anunciaron mi categoría. Si te fijas de nuevo la ceremonia, te das cuenta que ni siquiera tenía algo preparado para decir. Y yo tampoco tuve que hacer ninguna campaña como suelen hacer porque estaba filmando ‘Ocean’s Eleven’ durante todo ese período y yo tampoco quise aparecer diciendo que prefería ‘Erin Brokovich’ o ‘Traffic’. No hice nada de promoción, para nada. Al final del día resultó la mejor experiencia. Y te aseguro que no tengo ningún deseo de volver a vivirlo.

¿Cómo es que todavía no filmó ninguna película de superhéroes? Para mí, Ocean’s Eleven es lo más cerca que me vas a ver de una producción de superhéroes. En mi mente, es cine de fantasía, que me dio una oportunidad para jugar visualmente en una forma en que no me lo permitirían muchas otras películas. El más grande elemento que conecta las tres producciones por ejemplo es el lente de zoom. Es una herramienta que en la época en que filmamos la primera versión no se utilizaba demasiado. Se había dejado de usar, como si hubiera pasado de moda. Y hoy es difícil filmar cine así porque se lo asocia con el pasado y yo usé el zoom como la herramienta principal. Es lo que para mi une las tres producciones.

¿En ese sentido nunca le tuvo miedo a las comparaciones con la versión original de Ocean’s Eleven que había filmado Frank Sinatra en vez de George Clooney? La película de 1960 había sido en mi opinión una pieza fascinante de cultura visual, de cierto período de tiempo. Para mí, fue una película mucho más notoria que grandiosa. Me parecía que se podía mejorar especialmente en la historia. Por eso no tuve miedo de sentirme atacado por volver a filmar una película como Ocean’s Eleven, el miedo pasaba mas por ser la primera vez que filmaba una película de esta magnitud. Eso me daba pánico.

Steven Soderbergh, homenajeado en Japón

Sorprende saber que en todas sus producciones no solo es el director sino también el camarógrafo y el editor ¿Le cuesta delegar ciertos puestos en ese sentido o prefiere quedarse con los tres sueldos? (Risas) Es un proceso que siempre me pareció natural. Así es como empecé a hacer cine, cuando era joven, ocupando todos estos trabajos. Y en cierta forma es como volver a los orígenes. La edición es probablemente mi parte favorita del cine. Por la noche, después de filmar cada escena, siento que editar es como un premio del resto del día de trabajo. Y es algo que siempre me entusiasma hacer. Lo bueno es que la tecnología me permite editar una hora después de haber filmado lo que sea. El placer que me da es maravilloso, pero también puedo darme cuenta enseguida si fue productivo ese día y si veo que hicimos algo mal o lo puedo mejorar, en poco tiempo puedo llamar a los actores para que estén a primera hora del día siguiente en el estudio, para volver a filmar algo. Es una buena forma de solucionar problemas lo más rápido posible, gracias a la tecnología moderna.

En lugar del mundo como Japón donde los avances tecnológicos son tan comunes, él también adelantó el revolucionario estreno de la serie ‘Mosaic’ de HBO, que al estilo de un videojuego interactivo, se podrá ver desde una aplicación que permita cambiar el rumbo de la historia que solo alguien como Steven Soderbergh se atrevió a crear.

¿Cómo surgió la idea de la serie ‘Mosaic’ con narración interactiva que estrena HBO? Es una idea que me pareció muy interesante para darle ramas diferentes a la narración. Yo no soy de los que juegan demasiado pero la clase de compromiso que tiene un videojuego es muy diferente al que uno tiene al momento de ver cine. Uno requiere que te identifiques con el protagonista del juego. Y el otro no necesita que participes de la narración. Son dos factores muy extraños. Y esta oportunidad, con el estilo de tecnología que desarrollamos satisface mi deseo de mantener el control de contar una historia, pero también me permite dar opciones que sean naturales y necesarias, sin que se note como una interrupción. Se siente como una experiencia continua en vez de sentir que la historia se detiene.

¿Estrenar en un medio como HBO donde el rating no importa, también tiene que ver la falta de interés en el resultado final de ser criticado o premiado? En Estados Unidos al menos, se estrena el 8 de Noviembre y ahí sí estoy muy curioso por ver como responde la gente. Me parece que el potencial es increíble y creo que ‘Mosaic’ es como un canvas de este nuevo formato y a mitad de camino ya puedo ver todo lo que se puede hacer. Por eso estoy tan ansioso de ver lo que pueden lograr otros directores para llegar mucho más lejos todavía.

Fotos: Disponibles Bajo Derechos Reservados de Columbia Pictures y Shutterstock.


COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos