20180203 https://www.diariolibre.com

Objetivo: Sigue una rutina de belleza

Por|| 03 FEB 2018, 12:00 AM

En tu lista de propósitos para el 2018 debes incluirte a ti misma. Y eso implica el cuidado personal y la belleza. No olvides nunca que los años pasan factura, pero cuando lleguen te ayudamos a que te encuentren preparada para hacerles frente.

Es importante tener hábitos de belleza y aquí te decimos cómo crearlos y a qué debes prestar atención para envejecer mejor.

9 pilares básicos

1 La piel necesita nutriente, pero no todo funciona. Antes que nada, ¿qué problema quieres combatir? Es necesario saber qué problema se quiere resolver para comprar el producto adecuado y aplicar de forma correcta.

2 La salud es lo primero. No importa que hayas pagado mucho por ese bloqueador solar, si está caducado ¡deséchalo! Es una pena que todavía quede más de la mitad en el envase, pero lamentablemente si pasó su fecha de uso, cambió de color u olor, no es bueno para ti. Hará más daño que bien y eso aplica para todo cosmético.

3 Sigue las instrucciones del fabricante y los expertos. Tómate el tiempo para leer las instrucciones que traen los productos; de igual manera, sigue al pie de la letra las explicaciones de los expertos en caso de que estés siendo asistid@ por uno de ellos. “Cada cosmético requiere un método de penetración en la piel”, explica la profesional de estética Carmen Sánchez. Para ella cada piel necesita un protocolo, “ya sea un masaje más vigoroso, un drenaje o una terapia más relajante que lleve calma y relax a la dermis”.

La forma en que se aplican los productos es crucial para su eficacia. “Antes de ponerlos sobre la piel es importante saber el orden”, explica la esteticista, quien recomienda productos adecuados a cada necesidad y edad de la piel.

4 El cuello, el escote y el pecho también existen. Atención para aquellos que creen que solo se detienen en el rostro. “Conocemos la importancia de cuidar la piel, pero no se tiene en cuenta que estas zonas son especialmente sensibles y que, por tanto, necesitan cuidados específicos”, añade la especialista.

La flacidez suele aparecer en estas zonas, y es bastante notoria cuando ocurre, así que prevenlas. También puedes optar por tratamientos especiales con cosméticos de última generación cada cierto tiempo en algún centro especializado.

5 Mima tus labios. ¡Que nadie te diga que tienes los labios resecos! No permitas que la fina piel de tus labios sufra hasta cuartearse. ¿Has escuchado sobre el “código de barras? Así llaman a las líneas de expresión que se forman alrededor de la zona de la boca.

Objetivo: Sigue una rutina de belleza

Ocúpate semanalmente de exfoliarlos, hidratarlos, además de protegerlos del sol con un bloqueador.

6 Bájale dos al estrés y duerme. Lo sabemos, en estos tiempos es difícil no tener estrés, pero puedes controlarlo. “El estrés no solo perjudica nuestra salud y provoca ansiedad, también afecta a la piel, siendo el reflejo del estado físico, psicológico y mental”, asegura Sánchez. La experta sugiere recordar siempre que es importante dormir bien, dado que la falta de sueño “debilita la capacidad natural que tiene la piel para oxigenarse y, por lo tanto, repararse”. ¿Cuántas horas estás durmiendo?

7 Manten el sol a raya. Aprende que el protector solar se usa siempre, no solo cuando vamos a la playa o la piscina. La piel tiene memoria, cada exposición al sol, la recuerda. La protección solar es vital para evitar el desarrollo de problemas cancerígenos en la piel. La queratosis actínica (pre-cáncer de piel) es otra de las afecciones comunes por exceso de sol y se puede remediar utilizando la protección adecuada. Se aconseja preparar la piel con el protector antes de exponerse a los rayos del sol.

8 Limpiar tu piel, SIEMPRE. Si crees que porque no te maquillas no necesitas limpieza, estás en un error. Es necesario limpiar la piel por la mañana y por la noche para eliminar las impurezas de la superficie cutánea. “El rostro está expuesto a lo largo del día a la contaminación ambiental”, asegura la esteticista.

¿Cómo limpiarla? Tu rutina debe incluir desmaquillador o jabón de cara para retirar las partículas y, después, agua micelar para eliminar todos los restos. “Recuerda siempre hacerte una exfoliación semanal”, puntualiza Sánchez.

9 Recuerda tus manos. cSon como nuestra carta de presentación. Las usamos para todo y sufren directamente los efectos de los trabajos duros, detergentes y jabones, pues la piel de las manos es casi tan sensible como la del rostro. Dales cariño hidratándolas cada día con cremas especiales o algún aceite natural y hazte con frecuencia la manicura para tener uñas bien cuidadas y bonitas.

Objetivo: Sigue una rutina de belleza

Otros alimentos que favorecen tu belleza

Teff, sésamo, quinoa, bayas de açai, edamame, kale o poke tienen bondades para la salud y la belleza. Una dieta detox o depurativa, con alimentos como alcachofa, papaya, espárragos, piña o tomate, ayudará a perder peso y volumen, a eliminar el exceso de líquidos y con ello el de toxinas, además de descongestionar el hígado y mejorar las digestiones e incluso a potenciar la buena calidad de nuestra piel.

El teff. Está de moda entre las famosas que se cuidan al máximo como Gwyneth Paltrow

o Victoria Beckham gracias a su alto contenido en calcio.

La col china. Apenas tiene calorías, grasas ni azúcares y es rica en minerales. Mejora la salud

de los huesos y el sistema cardiovascular.

La quinoa. Empezó en Hollywood de la mano de las celebridades, quienes descubrieron que esta semilla era una importante fuente de proteínas, además de ser rica en fibra, potasio, magnesio, calcio, fósforo y vitamina E.

Las semillas de chía. Ricas en calcio, hierro y Omega 3, tienen un alto contenido en fibra y un gran efecto saciante, lo que las hace imprescindibles en muchas dietas de adelgazamiento. Además, son excelentes aliadas para la piel porque ayudan a eliminar toxinas, a regenerar los tejidos y a evitar su envejecimiento prematuro. Estas semillas son ricas en vitamina E, ácido fólico y calcio.

Objetivo: Sigue una rutina de belleza

Bayas de açai. Son el fruto de una palmera silvestre brasileña que contiene vitaminas A y C, además de una gran cantidad de fibra y minerales. Según algunos estudios, estas bayas, del tamaño de un arándano y de color violeta que oscurece en función de su maduración, contienen un 300% más de antioxidantes que los arándanos.

Semillas de calabaza. Previenen la osteoporosis, alivian la depresión y la ansiedad, ayudan a perder peso y actúan como anti-inflamatorio.

Kale o col rizada. Es un alimento nutritivo y rico en hierro, ácido fólico, magnesio, fósforo, calcio, potasio, cobre, manganeso, tiamina y riboflavina, vitamina A, vitamina C, vitamina K y vitamina B6, pero lo que lo tiene de moda es su bajo aporte calórico.

Arándanos rojos. Combaten el envejecimiento, gracias a su poder antioxidante. multiplica su poder consumiéndolas con avena y yogur.

Dime qué comes...

Seguro que has escuchado muchas veces el dicho de que “somos lo que comemos”, bueno; es todo cierto.

Una vez que te convenzas de que es posible lograr verse y estar bien a través de los alimentos, solo queda conocer cuáles ayudan a preservar la belleza y hasta ayudar a frenar el paso del tiempo

El aceite de oliva o el té verde son algunos de los diez superalimentos que los expertos recomiendan para preservar la belleza.

“Cuando hablo de los superalimentos, me refiero a aquellos con destacables propiedades antioxidantes y rejuvenecedoras, que, por desgracia, están muy olvidadas en el mundo de comida rápida y procesada de hoy”, explica el famoso dermatólogo clínico e investigador Nicholas Perricone.

La nutrición es un pilar básico de la filosofía del cuidado global de Perricone, quien es autor de tres libros que figuran en la lista de los # 1 de los best sellers del New York Times. Y es el responsable del descubrimiento del papel de ciertos nutrientes clave y su impacto sobre la belleza, salud y longevidad.

Que no falten en tu dieta

1 Salmón salvaje. (no criado en piscifactorías). Posee alto contenido en DMAE, asta-xantina, Omega 3 y ácidos grasos esenciales, que se encargan de reducir el colesterol malo.

2 Aceite de oliva virgen extra. Compuesto casi en un 75% por ácido oleico, contiene altos niveles de polifenoles como el hidroxitirosol, un protector antioxidante que solo se encuentra en esta clase de aceite de oliva.

3 Verduras verdes. Una sopa a base de brócoli, espinacas o espárragos verdes es una inyección de nutrientes y antioxidantes como la vitamina C, el calcio o el magnesio, que está demostrado que frenan el enveje-

cimiento.

4 Fresas y frutos rojos o del bosque. Son potentes antioxidantes con bajo contenido glicémico, claves para conseguir un rostro más joven y lleno de vitalidad. Además, ayudan a reducir la grasa

5 Avena en copos. Rica en fibra, grasas monoinsaturadas y proteínas, ayuda a reducir el colesterol y la presión arterial, además de mejorar el sistema digestivo, regular el azúcar en sangre y proteger el organismo frente al cáncer.

6 Té verde. Tiene grandes propiedades antienvejecimiento confirmadas científicamente.

7 Chocolate negro. Es un potente antioxidante que evita el ataque de los radicales libres y, gracias a su alto contenido en magnesio, regula los niveles de azúcar, ayuda a fijar el calcio en los huesos, equilibrar la flora intestinal y proteger el sistema cardiovascular. Pero procura consumirlo en pequeñas dosis.

Un objetivo por mes

Como lo que queremos es que crees un espacio en tu vida para la belleza y el bienestar. Plantéate el objetivo de dedicarle a cada mes un propósito. Algo así como un calendario de belleza. ¡Comienza a agendar!

Enero. Dieta détox para perder peso y desaparecer los excesos navideños.

Febrero. Dedícalo a tus manos. No uses agua muy caliente para lavarlas, utiliza un jabón suave y nutritivo y aplica crema hidratante varias veces al día.

Marzo. Mes para los pies. Exfólialos para eliminar las células muertas, masajéalos hasta la rodilla para mejorar la circulación y evitar la retención de líquidos.

Abril. Turno para la exfoliación corporal. El resultado será una tez más suave y tersa.

Mayo. Es un mes para no olvidar la higiene facial. Aplica un producto especializado de cuidado reparador y calmante, dos veces al día, por la mañana y por la noche.

En junio. Tratamientos para preparar la piel para el sol. Si aún no has ido a la playa, es el momento del bronceado artificial. Luce un color perfecto y uniforme con los autobronceadores y así evitarás que la piel sufra las consecuencias de horas continuas bajo el sol.

Tip. Ten siempre en tu cocina plantas aromáticas y especias como la cúrcuma y la salsa de tabasco, son antiinflamatorias y neuroprotectoras.

Julio. Momento para la piel y el cabello. Una mascarilla a base de rosa o pomelo sirve para hidratar la piel y otorgarle luminosidad, después de una exposición prolongada al sol. Para el cabello, prefiere tratamientos con keratina y pantenol.

En agosto. Incluye en tu alimentación frutas y verduras ricas en betacaroteno como las zanahorias, la papaya, el tomate y las espinacas para fortalecer piel y cabello.

Septiembre. Desecha los excesos del verano de tu cuerpo. Realiza cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

Octubre. Inicia el cambio de estación y el otoño conlleva una sensible pérdida de cabello. Opta por un suplemento vitamínico adecuado y una alimentación equilibrada de la mano de los superalimentos.

Noviembre. Limpia tu bolso de maquillaje. Cambia brochas y desecha productos caducados o en mal estado.

Diciembre. Hidrata tu piel para el frío. El rostro necesitará cuidados más específicos e intensos durante el invierno.


COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos