Image
20170906 https://www.diariolibre.com

Alpargatas, abarcas y zuecos, obsesión de verano

Por|| 06 SEP 2017, 9:39 AM

Algunos de los zapatos que han vestido tradicionalmente los pies españoles, como alpargatas, abarcas o zuecos, es un calzado que, en la temporada estival, se convierte en tendencia mundial de la mano de firmas de alta gama y “low cost”.

Desde el vestido de faralaes hasta el sombrero cordobés, la tradición estilística española siempre ha inspirado a diseñadores de todos los continentes y, en esta ocasión, son los calzados populares los que se han subido a las pasarelas de todo el mundo para reivindicar su lugar en la moda estival.

Esparto, tendencia estival

Desde la accesible Zara hasta la lujosa Aqquazura, pocas firmas de moda se resisten al encanto de las alpargatas, uno de los calzados con más historia, no sólo en España, sino a nivel mundial y que, a día de hoy, es un básico indiscutible en los armarios de verano. El origen de este calzado se remonta al antiguo Egipto, cuando lo adoptaron los romanos, que fueron los encargados de traer los zapatos de esparto al continente europeo. Desde allí, fueron llevados a Norteamérica a principios del siglo XIV, para acabar llegando a América Latina con los primeros misioneros.

Así, esta prenda, que en sus inicios era una especie de sandalia elaborada completamente con esparto trenzado, pasó de vestir los pies de los emperadores a los de los trabajadores más humildes, una suerte de democracia textil que conquistó a artistas como Salvador Dalí.

Con el tiempo, los materiales han cambiado y han surgido modelos más sofisticados, como las alpargatas atadas, o aquellas con cuñas, pero siempre manteniendo el espíritu rural de un diseño que ha conquistado las pasarelas mundiales, de la mano de casas como Louis Vuitton, Chanel o Valentino, encargadas de poner este calzado tradicional a la altura del lujo.

Alpargatas, abarcas y zuecos, obsesión de verano
La isla de menorca a tus pies

La trayectoria de las abarcas es similar a la de las alpargatas, de hecho, este calzado originario de la isla Balear de Menorca bien podría ser una variante de las anteriores. En la isla, labriegos y soldados del imperio de Roma protegían sus pies con este tipo de zapato, compuesto por una suela de piel, otra plancha del mismo material cubriendo el empeine y una tira más fina por detrás del tobillo para sujetar el pie.

Las abarcas -también conocidas como menorquinas- empezaron a despuntar en el mundo de la moda hace relativamente poco, en el siglo XX, cuando la llegada del automóvil trajo consigo la investigación en materiales como el caucho, que se empleó para hacer más resistente la suela de este calzado.

Aunque su influencia en las pasarelas no ha sido tan masiva como la de las alpargatas, la inspiración natural de las abarcas ha hecho de ellas uno de los complementos favoritos de las blogueras de moda, que en verano apuestan cada vez más por un calzado hecho de materiales orgánicos, cuyo aspecto cómodo, y casi primitivo, dota a los “looks” de un aire desenfadado.

Alpargatas, abarcas y zuecos, obsesión de verano
La moda rural también es sofisticada

El clima del Mar Mediterráneo no ha sido el único que ha dado vida a calzados especiales, y es que fue en las regiones más húmedas y frescas de Europa donde nació otro de los modelos favoritos de la industria: los zuecos. Holanda, Inglaterra o el norte de España son algunas de las zonas donde se puede localizar el origen de estos zapatos de madera, empleados por los campesinos para proteger los pies del barro y el agua, y cuya particular forma ha dejado su impronta en el mundo del calzado.

La estructura robusta y redondeada, y la suela y el tacón anchos de los zuecos, son rasgos que varios diseñadores han adaptado a su estilo, desde Gucci y Miu Miu hasta Uterqüe, firmas que cada verano recuperan la inspiración rústica para las propuestas de la temporada.

Ahora, los zuecos juegan con tejidos como la piel, colores atrevidos, estampados exóticos y aplicaciones como las tachuelas, que trasladan la vida del campo a la ciudad y demuestran que los diseños clásicos, además de ser los más polivalentes, nunca pasan de moda.

Fotos: Shutterstock y fuente externa.


COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos