Image
20180501 https://www.diariolibre.com

San Francisco al estilo Santos de Cartier

Por|| 01 MAY 2018, 5:31 PM ||

Yo siempre he asociado a Cartier con un tipo de elegancia eterna, que nunca pasa de moda. De hecho, si se fijan en mi historial de Instagram y en mis columnas en Estilos, se van a dar cuenta de que cada vez que quiero darle un toque especial a un atuendo de líneas clásicas, uso mis accesorios de la colección Juste un Clou.

Sin embargo, creo que la mejor adición que he hecho a mi gabinete de accesorios es la nueva versión del reloj Panthère. Cartier relanzó este clásico el año pasado, con varias posibilidades de personalización. Por el respeto que le tengo a la marca desde hace años, no saben lo agradecida que me siento de haber sido elegida embajadora de la marca.

Yo ya conocía la marca como consumidora, pero vivirla desde adentro es una experiencia increíble. Esa fue mi conclusión tras el viaje de embajadoras que hice recientemente, donde pude compartir con todas las representantes de Honduras, Panamá, Colombia y Dominicana en San Francisco. ¿El motivo? Celebrar el lanzamiento de la nueva evolución del reloj Santos.

San Francisco al estilo Santos de Cartier
La herencia de Santos Dumont

¿Vieron la ceremonia de apertura de las Olimpíadas de Río de Janeiro en 2016? ¿Recuerdan la figura del aviador que salía del Maracaná y sobrevolaba la ciudad? Esa fue una representación de Albert Santos Dumont, un pionero de la aviación nacido en Brasil pero residente en Francia. En 1904 Louis Cartier le cumplió un deseo: producirle un reloj que resistiera la presión aérea al volar. Ahí nació el Santos, que con su caja geométrica y sus tornillos expuestos todavía hoy es considerada una obra maestra de la relojería.

Para brindarles a los consumidores de hoy la posibilidad de hacerlo suyo, el reloj será presentado con decenas de posibilidades de correas, para personalizarlo al extremo.

La real fiesta

Vamos a salir del paso, porque seguramente lo vieron en mi cuenta de Instagram: sí, Jake Gyllenhaal es todavía más buen mozo en persona. Esta que está aquí lo pudo comprobar cuando me tocó sentarme bien cerca de él en la fiesta de lanzamiento del reloj en el Pier 48.

Sí, porque esa era la real fiesta y la real lista de invitados: ahí estaban mi amigo personal Jake, Derek Blasberg, Sienna Miller, Edgar Ramírez y varios actores de Game of Thrones y Velvet. ¿Y la música? Con decirles que quien cerró el escenario musical fue Phoenix. Así, normal.

  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier

Sin embargo, tengo que admitir que no estaba en modo fangirl: me gusta el trabajo de muchos de ellos... pero solo perdí el oxígeno cuando se acercó a la fiesta uno de mis íconos profesionales. Al llegar, me di cuenta al instante de que la escenografía y los juegos de luces estaban increíbles. Y ahí entonces llegó Alexandre de Betak, el autor de tal maravilla y de cientos de shows de moda en París y Nueva York —si recuerdan mi último reporte de la semana de la moda parisina en Estilos, habrán visto que hice una reseña de su libro con Phaidon, llamado Fashion Revolution—. Me tragué mi vergüenza y fui a conversar con él. Señores: ese hombre es una de las figuras clave de la industria de la moda contemporánea, y sin embargo tiene una luz, una humildad y una curiosidad que se ven pocas personas con una décima parte de su trabajo.

San Francisco al estilo Santos de Cartier

Yo les dije al principio de esta reseña que estaba agradecida de poder formar parte de la familia Cartier, y no usé esa palabra a la ligera: al hablar con Alexandre de Betak, aun por unos instantes, me di cuenta de que él ha llegado tan lejos no solo por su talento, su constancia y su capacidad de innovación, sino también por su apertura emocional. Él me trató como a un igual, sin pretensiones, sin aires. Ese encuentro me hizo confirmar que la gratitud es importante para mantener los pies sobre la tierra, sin importar el momento donde uno se encuentre en su carrera. Compartir la experiencia y abrirse a los aportes de los demás no hace que uno pierda conocimientos, sino todo lo contrario.

La foto para el recuerdo

Como parte del viaje pude participar de Social Lab, una plataforma donde una larga lista de innovadores —desde el arte hasta la tecnología, pasando por el deporte y la cocina— compartieron las claves de su visión. Igual, las conversaciones que tuve con los editores de publicaciones como GQ Japón y Vogue México, mis compañeros de viaje en esos días, fue una experiencia valiosísima para mis planes profesionales.

  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier

Aparte, pude visitar Sausalito y llegar al viñedo Young Inglewood a bordo del elegante Napa Valley Wine Train, en un recorrido de unos 50 kilómetros que también me llevó al pasado, a un siglo atrás cuando todavía reinaban la madera, el acero expuesto, el terciopelo y la porcelana en los vagones de tren. Y claro, ¿qué es una visita a San Francisco sin una foto con el puente Golden Gate de fondo?

  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier

Sin embargo, la foto que recuerdo con mayor ilusión no es esa, sino la sesión que hicimos todas las embajadoras juntas para la campaña digital del reloj Panthère—no se preocupen, ¡eso viene pronto!—. La fotógrafa fue la mexicana Ashley Frangie, y les cuento: estaba deseosa de trabajar con ella de algún modo... ¡Y se me dio! Fue increíble interactuar con ella durante las ocho horas de la sesión, y creo que la química que logramos se notará en las fotos. Estilista al fin, fui preparada y llevé varias camisas de Johanna Ortiz, para representar mi esencia latinoamericana con toques de sencillez, y me alegro de haber seleccionado esas opciones tenues, porque el escenario de fondo era surreal: un puerto enorme en The Gallery Studios.

De hecho, creo que surreal es una buena palabra para describir toda la experiencia. Todavía no me creo la exquisitez de los detalles, la excelencia logística y los toques creativos que tuvieron en el equipo de Cartier. De nuevo: ¡Gracias por todo!

  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier
  • San Francisco al estilo Santos de Cartier

Fotos: Kelle Ramsey @kelleramsey

Asistente de estilismo: Pamela Núñez @pamelanu


COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos