Image
20171201 https://www.diariolibre.com

Técnicas para cocinar sin grasa

|

Su salud no depende sólo de lo que ingiere, sino de cómo lo cocina. Cuánto menos contenido graso tengan los alimentos cuando lleguen a su estómago, menor será el daño se sufran sus arterias. Conozca las técnicas de cocción más eficaces para mantener el sabor y las propiedades de las comidas, sin que se perjudiquen sus vasos sanguíneos ni su corazón.

Obesidad, úlceras gastrointestinales, malas digestiones, colesterol elevado, problemas cardiovasculares, arteriosclerosis, diabetes, alergias, intolerancias alimentarias. Para las personas afectadas por éstos y otros desórdenes, cocinar con la menor cantidad de grasa posible, resulta algo imprescindible y una exigencia médica.

Para aquellas que no padecen estos trastornos, pero quieren evitarlos, también resulta aconsejable reducir la presencia de grasas en la dieta, porque la acumulación o presencia excesiva de estos compuestos en el organismo, ha sido relacionado con distintos tipos de cánceres, como los de colon, próstata y mama.

Existen numerosas técnicas y artilugios de cocina que ayudan a dar a los platos un toque original, sin sacrificar su aroma, sabor ni propiedades nutritivas, pero que al mismo tiempo no requieren utilizar grandes cantidades de aceite o lípidos de origen animal o vegetal. También ayudan a reducir la grasa que contiene los propios alimentos.

Si prueba estos métodos culinarios llegados de todas partes del mundo, algunos novedosos y otros tradicionales, descubrirá que comer de forma saludable no tiene porque ser aburrido, sino puede ser muy apetitoso:

• Wok: tradición oriental.

Este artefacto de la cocina tradicional china aporta a los platos un toque original, exótico y diferente, pero con ausencia de grasas. Con esta particular sartén se pueden preparar sopas y caldos, cocer al vapor e incluso freír. Pero sobretodo resulta saludable porque permite elaborar “salteados” magros, de verduras y hortalizas, gambas o langostinos, pollo, pavo, carnes, blancos o pescados.

¡Basta con pintar la superficie de los alimentos que se van a cocer, con un papel de cocina impregnado con unas gotas de aceite! Con este utensilio, que ofrece una distribución homogénea del calor, los alimentos cocinados preservan su textura, color valores nutricionales.

Técnicas para cocinar sin grasa

• Papillote: sabor sin calorías.

La denominada “comida en paquetes” es un procedimiento de origen francés, que consiste en envolver los alimentos en papel de aluminio o de horno, para después cocinarlos en un horno convencional, a una temperatura media.

Para obtener mejores resultados, conviene cortar los ingredientes, sobre todos los vegetales, en trozos grandes. Las combinaciones de pescados, carnes de ave, verduras y hortalizas, preparadas de esta manera son muy vistosas y constituyen platos muy saludables y completos. Los alimentos cocinados “en papillote” conservan todos sus nutrientes, aroma y sabor, debido a que se cuecen en sus propios jugos, y dado que no necesitan grasa, dan lugar a platos muy ligeros.

Técnicas para cocinar sin grasa

• Olla exprés: rapidez con calidad.

Con las ollas a presión y ultrarrápidas, se pueden elaborar en pocos minutos platos completos y sin grasa. Debido a la velocidad de cocción los alimentos conservan todas sus propiedades nutricionales.

En este tipo de recipientes se pueden cocinar legumbres, arroces, verduras, hortalizas y carnes de todo tipo, en muy poco tiempo y sin agregarle ningún tipo de grasa, a lo sumo un chorrito de aceite de oliva, para realzar el sabor de la preparación. Son muy rápidas y sencillas de usar: la única precaución consiste en respetar escrupulosamente los tiempos de cocción recomendados en su manual de instrucciones para cada alimento en particular, porque si se excede se deteriora considerablemente su valor nutricional, debido a las altas temperaturas que se alcanzan en su interior.

Técnicas para cocinar sin grasa

• Vapor: lo más sano.

Aunque al igual que otras técnicas culinarias “sin grasa” se ha originado en el mundo oriental, la cocción por medio del calor del agua en ebullición, ya ha conquistado Occidente.

Este utensilio consta de dos piezas: se trata de una base con agua que se coloca sobre el fuego, la cual se complementa con otra base con orificios que se coloca encima y contiene los alimentos. Todo el conjunto se tapa para evitar la oxidación. Es uno de los sistemas de cocción más saludables, ya que suprime la grasa y las comidas conservan al máximo todos sus compuestos nutritivos, ya que no se disuelven en el agua o el aceite.

La cocina al vapor está especialmente indicada para verduras, hortalizas (excepto las de hoja verde), mariscos y carnes blancas, aunque es mejor evitarlo para las carnes más duras. Eso sí: los alimentos que se cuezan debe ser de buena calidad, porque la técnica no les añade nada.

Técnicas para cocinar sin grasa

Fotos: fuente externa.




COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese