Fotos: Bayoan Freites y Fuente externa
Fotos: Bayoan Freites y Fuente externa
20180417 https://www.diariolibre.com

Un menú nupcial con vida propia

La libertad es la tendencia más aclamada en todos los aspectos de la vida. Hemos entendido que el mundo es redondo y no cuadrado. Que las celebraciones son para nosotros y no nosotros para ellas; sin excepciones, incluyendo las bodas y su menú, que hoy puede ser tan versátil como la imaginación de los contrayentes. Esta es la conclusión a la que llegamos tras consultar a varios expertos en catering.

Experiencia al paladar. José Soto / El embajador

Al contactar a José Soto, chef ejecutivo del hotel El Embajador, lo primero que preguntamos es sobre la línea gastronómica de las celebraciones nupciales. Para él crear un menú de boda es muy parecido a la realización de un traje, debe estar hecho a su medida y a su gusto, por lo que la interacción previa es vital. El secreto para que sea perfecto lo tiene cada quien y solo es cuestión de estilo. Antes eran comunes las mesas imperiales, ahora se llevan las estaciones en las que los cocineros interactúan con los invitados tipo “cooking show”. También hay quienes optan por un bar de tapas españolas y mesa de antipastos italiana; ya sean individuales o combinadas; tipo fiesta, con jamón serrano y cevichería; japonesa, con sushi y pescado crudo marinado; o las más clásicas como poner los aperitivos en la mesa. Has de saber que el presupuesto aumentará a razón de la calidad o una inclusión especial [como la de unos novios que querían caviar y se tuvo que traer de EEUU], “pero si complace el gusto vale la pena”.

¿Buscar el maridaje perfecto? Para Soto no existe porque el gusto supera cualquier patrón diseñado; incluso ya no se llama así, ahora es armonía, y la ideal es la que el paladar de los participantes quiera combinar.

Un menú nupcial con vida propia

Gastronomía con alma. Arleen Rivera / Ambrosía

Para el alma de Ambrosía, la chef Arleen Rivera, las estaciones de comida en las bodas han llegado para evitar las filas y la comida pesada de los bufés. Por medio de ellas se gestiona una interacción entre el servicio-invitados y brinda otro tipo de experiencia a los comensales mucho más memorable. Al momento de hacer la elección recomienda la importancia de atender a los detalles, como la selección de las piezas de servir o los ingredientes para decorar. Al idear el concepto se debe crear un balance de proteínas y carbohidratos, texturas y sabores. “El menú debe ser variado y que pueda satisfacer los gustos y algunas restricciones alimenticias de cada invitado. Nosotros tratamos de incorporar platos veganos, algunos sin lactosa y otros sin gluten”.

Como se trata de alimentos, hay que evitar el exceso de decoración y las posibles contaminaciones. Pero no solo con esto hay que tener cuidado, advierte Rivera, también con la empresa encargada para que sea cuidadosa con las temperaturas, modo de transporte, equipos con que cuenta y la responsabilidad que implica entregar un producto elaborado profesionalmente y bajo temperaturas básicas para evitar enfermedades. “Hay muchos suplidores informales que pueden ser más económicos, pero no siempre cuentan con condiciones tan importantes”. Al igual que el lugar del festejo, si es en exterior o interior, se debe analizar si tiene las condiciones necesarias para trabajar y cumple los estándares de limpieza.

Un menú nupcial con vida propia

Dulce concepto. Melissa Torres

“Una boda sin dulces, como que no es boda, pienso yo. El hecho es que hay que apostar a una celebración con una propuesta golosa que dé un giro más allá del sabor y la coloque dentro de una gran atracción, haciéndola partícipe de la decoración”, explica la estilista repostera Melissa Torres. Hay que tomar en cuenta la paleta de colores a usar porque influye en el estilismo de la mesa de postres, donde además se puede recrear el bizcocho central en pequeñas porciones individuales. En la actualidad son más los novios que prefieren hacer uso de un “Candy Bar” en el que se colocan atractivas cajas para que los convidados puedan llevárseloa y degustarlos en el momento que lo decidan. Al igual que el menú principal, se puede tener una estación de dulces que concentre la personalidad y alegría de los novios.

Un menú nupcial con vida propia

Menú sobre ruedas. Rodolfo García / Ofo’s Food Trucks e Hilme Peguero / Los Jefes Street food

Los camiones de comida, como se les llamaría si se traducen al español, son tendencia mundial y los preferidos en las bodas de los “millenials”. A pesar de que en República Dominicana los food trucks aún no han invadido totalmente este tipo de celebraciones, ya se ve venir su gran auge porque promete una vivencia a otro nivel, ideal para llenar las redes sociales de un “#FoodTrucks WeddingExperience”. Eso sí, hay que tener clarísimo que es un concepto diferente que agrega un toque especial a la decoración y a la misma interacción entre novios e invitados.

De lo que se trata es que ese día sea especial y, tal y como comenta Rodolfo García, de Ofo’s Food Trucks, “las unidades se adaptan a las ilusiones del cliente, integrándolas a la ambientación para funcionar en un momento específico e interactuar con los comensales, ya que es una cocina rodante en la que la elegancia de un producto recién procesado y servido es una experiencia. Lejos de lo que muchos puedan pensar, aquí hay cabida para la alta gastronomía, si es lo que se desea, aunque también, si eres más atrevido o creativo, puedes convertirlo en una estación de yanikekes, montaditos para comer con la mano, paellas en vivo, asados a la leña o un sancocho en la madrugada para que la fiesta continúe”. Otra opción: “al finalizar la ceremonia ofrecer un yunyún en un food truck a los invitados no cae nada mal”, comenta Rodolfo, una idea sobre lo versátil y atemporal que puede resultar y que tiene la ventaja de que, tanto el chef como su equipo, estarán en la actividad para cumplir con las propuestas solicitadas.

Los food trucks se han convertido también en la opción perfecta para darle el toque urbano a la recepción, al “after party” u Hora Loca, plantea Hilme Peguero, chef propietaria de Los Jefes Street Food. Su especialidad son las hamburguesas, y asegura que no hay nada tan único como crear una especialmente para los novios, como parte de un espectáculo sensorial que continuará en el paladar. Las opciones no tienen límites y si se quiere recrear un concepto gastronómico de cualquier cultura, se puede lograr con modernidad “para que los comensales se sientan cómodos e identificados”. ¿Un maridaje icónico para este tipo de atracción? Una cerveza artesanal es perfecta, en caso de ofrecer un alto contenido de grasas y carbohidratos, aunque todo dependerá del gusto. Eso sí, recuerda, a la hora de elegir, que ofrezca calidad, cuidado de los alimentos en el traslado e higiene.

Un menú nupcial con vida propia



COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    Paso a paso. Chuletón de res madurada

    Cuando un corte de carne está perfectamente preparado y un proceso natural como el de la maduración potencia su sabor la experiencia se intensifica en el paladar.

  • 2

    Champán en el espacio para los turistas

    Los primeros vuelos turísticos al espacio son esperados en 2019. Mientras tanto, se espera mejorar el prototipo del recipiente para que “cumpla con todos los requisitos para ser enviada al espacio”.

  • 3

    Menú para combatir el estrés

    La comida puede ser nuestro aliado o enemigo a la hora de aliviar el estrés. ¿Cómo? Incluyendo en nuestra dieta diaria alimentos que refuerzan el sistema nervioso.

  • 4

    ¡Comamos bacalao!

    Consumir bacalao de manera rutinaria favorece la salud del cuerpo. Así lo afirma el Consejo de Productos del Mar de Noruega