|Basura|
| 19 JUN 2017, 12:00 AM

Relleno sanitario de Haina sigue con futuro incierto

Técnicos del Ministerio de Ambiente analizan el caso

20170619 https://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. En agosto del año pasado el relleno sanitario de Haina, de la provincia San Cristóbal, estaba a dos meses de iniciar sus operaciones, cuando todo se frenó de golpe. El espacio, que sería parte de la solución al problema de los residuos sólidos para varios municipios del Gran Santo Domingo y generaría un desahogo para el propio vertedero de Haina y también para el de Duquesa, quedó en ascuas luego de que las autoridades suspendieran un permiso ambiental que habían aprobado apenas un año antes.

El Ministerio de Ambiente tomó esa decisión para que los actores sociales de Haina pudieran debatir sobre el proyecto, según anunciaron en su momento.

Primero el Consejo para el Desarrollo Integral de Haina había reclamado presuntos daños al medio ambiente, acción que llevó al despacho ministerial a suspender la autorización. Luego, en enero de este año, se conoció que la Asociación de Industriales y Empresarios de Haina y del Sur interpuso un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior Administrativo para anular definitivamente la licencia.

Fuentes del Ministerio de Ambiente relataron que técnicos de esa institución están estudiando el caso del relleno sanitario, análisis que permitirá determinar si se levanta o no la suspensión al permiso ambiental a la empresa a cargo del proyecto, Tratamientos de Residuos Sólidos (Tresa), propiedad del conglomerado industrial portugués Mota-Engil. Agregaron que el análisis está encaminado a definir si se regresa la licencia ambiental o se mantiene en suspenso, y que una revocatoria definitiva al permiso no debería estar en el panorama porque conlleva unos procedimientos formales que no se están adelantando en este momento.

Idea paralizada

Desde que el 11 de agosto de 2016 el entonces ministro de Ambiente, Bautista Rojas Gómez, suspendió provisionalmente el permiso ambiental, la empresa ha estado en comunicación con las autoridades para convencerlas de levantar una suspensión “que ha sido la causa de cuantiosas pérdidas para los desarrolladores extranjeros y locales del proyecto, pérdidas económicas por las cuales no sabemos quién va a responder de mantenerse esta irregular situación”, según indica una comunicación enviada en enero al actual ministro de Ambiente, Francisco Domínguez Brito.

La empresa ha señalado que el relleno sanitario, a diferencia de un vertedero de basura, involucra estándares sanitarios que incluyen el tratamiento de los líquidos producidos por los desechos, quema de gases de descomposición y planes de reforestación y control de olores.

Procesos de la construcción

La construcción del relleno sanitario de Haina ha involucrado la excavación, nivelación y estabilización de las superficies, el despliegue de geomembranas y telas especiales para proteger los suelos, así como la instalación de tuberías y una piscina para tratar líquidos generados por la basura.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese