|Transición en EE.UU|
| 13 ENE 2017, 12:00 AM
|

Nominado jefe del Pentágono lanza un severo alerta sobre Rusia y China

La aprobación del nombre de Mattis para ocupar la jefatura del Pentágono parece ser una formalidad asegurada en el Senado.

James Mattis, designado para secretario de defensa, en su audiencia de confirmación en la Comisión de Servicios Armados del Senado en el Congreso en Washington el 12 de enero del 2017.
James Mattis, designado para secretario de defensa, en su audiencia de confirmación en la Comisión de Servicios Armados del Senado en el Congreso en Washington el 12 de enero del 2017.
20170113 http://www.diariolibre.com

WASHINGTON. El general retirado James Mattis, designado por Donald Trump para ser el próximo secretario de Defensa, lanzó este jueves un severo alerta sobre los “ataques” de Rusia y China, así como de grupos terroristas, contra el equilibrio de fuerzas a nivel global.

Mattis, conocido en el medio militar por el apodo de “Cachorro Loco”, encendió las luces de alerta durante su testimonio ante la Comisión de Servicios Armados en el Senado estadounidense, parte de su proceso de aprobación.

Al ser consultado sobre su visión general del orden mundial actual, Mattis dijo que se encontraban ante “el mayor ataque desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, por parte de Rusia, de grupos terroristas y por lo que China está haciendo en el mar de China Meridional”.

En su testimonio, Mattis dijo que “Rusia genera graves preocupaciones en varios frentes, y China está destruyendo la confianza en su periferia”.

Expresó especialmente su preocupación con la iniciativa china de aumentar su presencia militar en el mar de China Meridional, iniciativa que generó tensión en la región y con Estados Unidos.

Con relación a Rusia, Mattis señaló su convicción de que el presidente Vladimir Putin tiene por objetivo quebrar la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

“En estos momentos, pienso que lo más importante es reconocer la realidad de lo que tenemos que administrar en el caso del señor Putin, y yo asumo que él está tratando de romper nuestra alianza del Atlántico Norte”, advirtió.

Un “rival estratégico”

Esta visión, sin embargo, guarda una evidente distancia de la expresada por el propio presidente electo Trump, quien dejó claro que defiende una mejora de las relaciones con Rusia.

En este sentido, Mattis dijo que Estados Unidos tiene “una larga lista de momentos en que tratamos de relacionarnos positivamente con Rusia. Y tenemos una lista relativamente corta de éxitos en eso”.

En un gesto de concesión a Trump, el militar estacó este jueves que apoya la voluntad del presidente electo de mejorar el diálogo con Rusia.

Agregó no obstante que Moscú “eligió ser un rival estratégico de Estados Unidos”.

Washington “debe ser capaz de oponerse” a Moscú llegado el caso, y de “defenderse si sus intereses están amenazados”, explicó en sus respuestas escritas a las preguntas que le hicieron los senadores.

En uno de los escritos, Mattis señaló que Estados Unidos debe tratar de relacionarse y colaborar con China en lo que sea posible, “pero también estar preparado para enfrentar un comportamiento inapropiado si China escoge actuar contra nuestros intereses”.

Mattis -un jefe militar famoso por ordenar a sus soldados en Irak que “sean gentiles, sean profesionales, pero estén listos para matar a todos aquellos que conozcan”- fue objeto de cuestionamientos por su designación, precisamente a raíz de su trayectoria militar.

Desde la creación del Departamento de Defensa, en 1947, la normativa exige que un militar solamente puede ser seleccionado para ser Secretario después de un plazo de siete años del fin de su servicio activo, para garantizar el control civil de las fuerzas armadas.

En principio, Mattis aún debería aguardar otros dos años para poder ser Secretario de Defensa, pero el Senado podría hacer una excepción como ya hizo con el general George Marshall, que fue jefe del Pentágono por un año, entre 1950 y 1951.

Rechazo a la tortura

La aprobación del nombre de Mattis para ocupar la jefatura del Pentágono parece ser una formalidad asegurada en el Senado.

El jefe de la comisión del Senado que procedió a la audiencia, John McCain (un ex prisionero de guerra en Vietnam) dijo que le sería imposible “estar más feliz” con la nominación de Mattis.

Estados Unidos, dijo McCain, “precisa de los servicios del general Mattis ahora más que nunca”.

En tanto, el comité del Senado sobre asuntos de Inteligencia realizaba este jueves una audiencia con el nominado por Trump para conducir la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el legislador conservador Mike Pompeo.

Durante el interrogatorio Pompeo dijo que no aceptará que la CIA vuelva a utilizar las “técnicas especiales de interrogatorio” que el propio gobierno estadounidense ya consideró que constituían tortura.

Además, Pompeo consideró que era “bastante claro” que Rusia había pirateado correos electrónicos de dirigentes del partido Demócrata durante las recientes elecciones presidenciales.

Aunque las preguntas de los senadores se concentraron en conocer las posiciones de Pompeo sobre los temas centrales ligados a la inteligencia, el legislador tendrá la delicada tarea de recomponer las relaciones de la CIA con el presidente Trump.

De acuerdo con Pompeo, la CIA es la “mejor agencia de inteligencia que el mundo ha conocido”.

En la víspera, Trump acusó a las agencias estadounidenses de inteligencia de filtrar a la prensa informes reservados que hacían referencia a videos en poder de espías rusos que mostraban conducta comprometedora del presidente electo durante una visita a Moscú.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese