Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
secuestros
secuestros

ONG contabiliza 755 secuestros en Haití entre enero y septiembre

Las cifras no reflejan la cantidad de víctimas porque, en ocasiones, hay secuestros colectivos

Expandir imagen
ONG contabiliza 755 secuestros en Haití entre enero y septiembre
Un policía vigila una calle durante un operativo antipandillas el jueves 28 de abril de 2022, en Croix-des-Missions, al norte de Puerto Príncipe, Haití. (AP FOTO/ODELYN JOSEPH)

En Haití se han realizado 755 secuestros entre enero y septiembre de este año, según los informes del Centro de Análisis y de Investigación en Derechos Humanos (CARDH, en francés), una organización sin ánimo que lleva el registro de los raptos en el país. 

Entre enero y marzo hubo 225, en medio de abril y junio se contabilizaron 326 y en los meses de julio, agosto y septiembre los secuestros sumaron 204. Las cifras no reflejan la cantidad de víctimas porque solo se contabiliza la ocurrencia del fenómeno y, en ocasiones, en un secuestro hay más de un perjudicado. 

Las bandas armadas realizan secuestros en Haití a cambio de dinero como forma de obtener ingresos. El Centro de Análisis y de Investigación en Derechos Humanos informó que las pandillas ahora también realizan secuestros por vías marítimas.

Menos secuestros en el último trimestre

Esta disminución en los últimos tres meses el CARDH la atribuye a varios factores como las acciones de los agentes de la Policía Nacional de Haití (PNH).  La ONG señaló que se realizaron operaciones en Croix-des-Bouquets, en particular contra la pandilla 400 Mawoso, que han impactado en la caída de los secuestros

En el último trimestre 17 extranjeros fueron secuestrados frente a los 36 del segundo trimestre. La organización señaló que las misiones diplomáticas adoptaron medidas para proteger a sus nacionales como la reducción de personal, el cierre de servicios, el uso de vehículos blindados de alta gama y viajes en convoy, entre otras.

El Centro de Análisis y de Investigación en Derechos Humanos también describió que los agentes policiales arrestaron a secuestradores y han frustrado los raptos al tener más presencia en las calles. “Estos despliegues constantes han ayudado, hasta cierto punto, a disuadir los secuestros”, estimó en su reporte.  

Según un reporte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Haití la proporción de policías con respecto a la población se estima en 1.06 policías por cada mil habitantes, por debajo del estándar internacionalmente reconocido de 2.2 por cada mil habitantes.

Otra causa es el “bloqueo” del país en los meses de agosto y septiembre con la limitación de las movilizaciones de las personas debido a la inseguridad. También se habla de que la población “se resiste” a los secuestros resultando, en algunos casos, en la muerte. 

A esto se suma la lucha de la administración del primer ministro, Ariel Henry, para contener el tráfico y contrabando de armas, municiones. Para julio se incautaron al menos cuatro cargamentos de armas y municiones.

Prevé menos secuestros

El Centro de Análisis y de Investigación en Derechos Humanos prevé una reducción de los secuestros para el resto del año y en general para el 2023 si se llevan a cabo los esfuerzos de cooperación internacional.

La ONG recomendó que se continúe con el fortalecimiento de la Policía Nacional y suministrarla de los materiales y equipos adecuados como tanques, vehículos blindados, drones equipados, armas, municiones, tecnología, equipamiento individual, entre otros. Además, dar un salario digno a los policías y ofrecerles un entorno de trabajo adecuado.

“Debe estudiarse con detenimiento una fuerza de apoyo exterior adaptada a las necesidades actuales de seguridad que restablezca el orden hasta que la policía pueda garantizarlo de manera efectiva en todo el territorio. Esta fuerza debe estar integrada por especialistas en guerra de guerrilla urbana con experiencia de combate en situaciones similares a la realidad haitiana”, aconsejó.

Se abogó por fortalecer los mecanismos de justicia y control porque la impunidad “es una de las causas” del crimen en Haití. Otra sugerencia es que surja un nuevo liderazgo del sector económico del país, que se interese por el bien colectivo, en la creación de riqueza y en el bienestar de los más vulnerables. 

“Hoy Haití necesita especialmente una sociedad civil que también esté comprometida con la construcción del estado de derecho. El fracaso del país es compartido entre gobiernos, sociedad civil y cooperación internacional”, concluyó.

TEMAS -

Graduada de Comunicación Social mención Periodismo en la UASD. Tiene experiencia trabajando en periódicos impresos y digitales, también en la producción de programas radiales.