|Ultraderechismo|
| 03 FEB 2017, 5:48 PM
|

¿Se justifica el entusiasmo de la derecha europea con Trump?

Algunos analistas políticos creen que Trump no incidirá demasiado en lo que suceda en Europa.

Esta foto de archivo del sábado 21 de enero del 2017 muestra al populista holandés anti-Islam Geert Wilders hablando en una reunión de los Nacionalistas Europeos en Koblenz, Alemania.
Esta foto de archivo del sábado 21 de enero del 2017 muestra al populista holandés anti-Islam Geert Wilders hablando en una reunión de los Nacionalistas Europeos en Koblenz, Alemania.
20170203 http://www.diariolibre.com

PARÍS. Los líderes de la derecha europea se sienten alentados por la victoria electoral de Donald Trump en Estados Unidos.

Al menos por ahora.

Las primeras medidas de la presidencia de Trump, sobre todo la prohibición de la inmigración de las personas de siete países mayormente musulmanes, están siendo explotadas por un legislador holandés antimusulmán y otros líderes populistas de Alemania, Italia y otras naciones que quieren acabar con la Unión Europea y contener la llegada de inmigrantes y refugiados.

Ignorando las protestas, las críticas y las demandas que hay contra Trump en Estados Unidos en torno a su política inmigratoria, los políticos populistas de Europa dicen que Trump está demostrando que se puede frenar la inmigración. Lo ven como un líder enérgico y con personalidad, que les da munición para cuestionar a los gobiernos e instituciones europeas, a los que acusan de ser demasiado blandos con la inmigración.

Para Alexander Gauland, número dos del partido Alternativa para Alemania, contrario a la inmigración, Trump es un “hombre que abre nuevos caminos, que demuestra que con voluntad política se pueden lograr cambios”.

“Hace que a quienes quieren frenar la inmigración islámica les resulte más fácil decir ‘se puede hacer’’’, expresó Cauland. “Si sus políticas funcionan y si el señor Trump cumple estos objetivos, podría ser beneficioso (para la extrema derecha) en las próximas elecciones generales de Alemania o en las presidenciales de Francia”.

Un vocero del presidente checo Milos Zeman, Jiri Ovcacek, dice que Trump es “un pionero”.

“La UE ha estado analizando la necesidad de proteger sus fronteras por meses. Pero no se ha hecho nada. Europa debería seguir el ejemplo del presidente Trump”, agregó.

Este año hay elecciones en Holanda, Francia y Alemania y la ola populista que se registra en el viejo continente inquieta a la sede de la UE en Bruselas, que todavía no se ha repuesto del golpe causado por la decisión de Gran Bretaña de salirse del bloque de 28 naciones. El presidente de la UE Donald Tusk alertó sobre los peligros del populismo en una carta enviada esta semana a los gobiernos del bloque.

Algunos analistas políticos creen que Trump no incidirá demasiado en lo que suceda en Europa.

Si bien la propuesta de combatir la inmigración ha ganado prominencia, no garantiza que eso les granjeará votos a los sectores populistas. De hecho, dicen varios observadores, una estrecha asociación con Trump podría ser perjudicial si el mandatario estadounidense adopta políticas proteccionistas que perjudican a los trabajadores europeos, a los que la derecha está cortejando, como hizo Trump en su país.

“En unas pocas semanas, meses o años, podrían surgir grandes diferencias entre los líderes de los partidos populistas y Trump”, pronosticó Marco Tarchi, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Florencia, Italia. “A largo plazo, las cosas podrían complicarse mucho”.

En Holanda, Wilders ya lucía fuerte antes de que empezase a tuitear y elogiar la prohibición del ingreso de personas de siete países musulmanes a Estados Unidos.

Koen Vossen, profesor de ciencias políticas de la Universidad Radboud de Nimega, Holanda. Dice que los partidarios de Wilders ya existían desde antes de que Trump llegase al poder y que las críticas y los problemas generados por la prohibición de Trump podrían espantar a sectores que pensaban votar por el Partido por la Libertad de Wilder.

“Le habla a los ya convencidos y tal vez a unos pocos más, a un 10% que todavía no sabe si votar por Wilders o no”, dijo Vossen, autor de un libro sobre el político holandés. “Tal vez gane algunos votos gracias a Trump, pero también podría perderlos”.

En Francia, la líder del Frente Nacional Marine Le Pen también cree que soplan vientos favorables para la extrema derecha gracias a Brexit y a Trump, que beneficiarán a su partido, el cual se opone a la inmigración y luce muy fuerte de cara a la primera ronda de abril.

“Todo el mundo --y esto vale para Brexit y para el señor Trump-- está aceptando lo que venimos diciendo desde hace años”, dijo Le Pen.

En Francia también, sin embargo, la creciente popularidad de Le Pen precede a la victoria electoral de Trump. Y mucha gente que podría sentirse inclinada a votar por Le Pen lo haría para protestar el desempleo y la vieja forma de hacer política, sin necesariamente apoyar las posturas del Frente Nacional contra el Islam y contra la inmigración.

Nonna Mayer, experta en el Frente de la universidad Sciences Po de París, opina que Trump representa un “valor agregado” y “ayuda a promover” las posturas de la extrema derecha, pero no tendrá un impacto decisivo.

“Si Trump tropieza, los va a afectar”, expresó. “Saben que si le sale el tiro por la culata, van a tener problemas”.

Por JOHN LEICESTER, Associated Press

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese