|Vivienda|
| 03 MAR 2017, 12:00 AM

Domingo Savio: Una vieja deuda social acumulada sin respuesta todavía

Reportaje Durante años, miles de familias de los barrios La Ciénaga y Los Guandules, que conforman el sector Domingo Savio, esperan su reestructuración para vivir con seguridad y dignidad

La gente tiene muchas expectativas, luego del anuncio del Presidente el 27 de febrero.
La gente tiene muchas expectativas, luego del anuncio del Presidente el 27 de febrero.
20170303 http://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. Aunque no había asentamientos humanos, fue desde 1920 cuando se inició el intento por proteger las riberas de los ríos Ozama e Isabela, que a partir de la década de los 70 se concretó en proyectos puntuales algunos impulsados por el Estado y otros con la visión de instituciones como Ciudad Alternativa y Copadeba, cuyas experiencias son recogidas en el Proyecto de Transformación Urbana Integral del Sector Domingo Savio que anunció el presidente Danilo Medina.

La creciente migración a la ciudad y la construcción de viviendas sin planificación en terrenos cada vez más cercanos a los ríos comenzó a preocupar no solo a las autoridades de entonces, sino además a personalidades e instituciones de la sociedad civil.

A partir de los 70 surgen barrios como La Ciénaga, Los Guandules, Gualey, Las Cañitas, Simón Bolívar, La Zurza y otros, Es durante los gobiernos llamados “de los 12 años “ de Joaquín Balaguer que desde el Estado se intenta buscar una solución a la problemática en el marco de las políticas de desalojo y construcciones que caracterizó parte de esa administración y es durante ese período que se levantan proyectos como Honduras, “Mata Hambre”, más adelante El Almirante, Puerto Isabela, José Contreras y otros.

Fue a mediados de los años 70, luego del ciclón Eloísa, que se comenzó a hablar del traslado de las familias de La Ciénaga y Los Guandules para sacarlas de las condiciones de riesgo, pero, además, con la intención de proteger los ríos. Se construye la urbanización “Las Caobas”, y se emite el decreto 1337 que ordena el traslado que finalmente se concretizó desde 1977 al 1978 a lo que es hoy Santo Domingo Oeste, según consta en un documento del padre Santiago Hirujo.

Otro proyecto fue creado durante la primera administración del presidente Leonel Fernández, se trató del Plan Resure que diseñó el Consejo Nacional de Asuntos Urbanos bajo la dirección de Mercedes Sabater de Macarrulla.

De acuerdo con Onofre Rojas, director ejecutivo de la Comisión para el rescate de los Ríos Ozama e Isabela se trató de un gran plan que llegó a concretizar algunos componentes y para el nuevo proyecto se ha tomado en cuenta ese proyecto.

“Era un gran plan integral en el que se contemplaba la reestructuración de esos barrios y ese Plan Resure ha sido la base para múltiples iniciativas. Algunos proyectos o puntuales se ejecutaron como la escuela de La Ciénaga y la parroquia, la rehabilitación de la cañada de Bonavides”. También la planta de tratamiento La Ciénaga- Guachupita.

El contrapeso

Ante la amenaza de seguir los desalojos, ciudadanos preocupados por sus semejantes y por la manera inhumanas en que algunos consideraban la movilidad de personas un grupo personas, luego de procesos de reflexiones en las Comunidades Eclesiales de Base de la Iglesia Católica crean el Comité para la Defensa de los Derechos Barriales (Copadeba) en 1979 y 9 años después a Ciudad Alternativa, que desde entonces han acompañado a la gente de los barrios marginados. Papeles jugaron en todo el proceso los sacerdotes Jorge Cela y Santiago Hirujo.

Es desde Ciudad Alternativa que el 2004 surge el primer proyecto de desarrollo urbano del sector Domingo Savio, con visión no oficialista conocido como La Ciénaga y Los Guandules. Se llamó “Plan Cigua”, un proyecto coordinado por el arquitecto urbanista Andrés Navarro, actual ministro de Educación.

Se trató de una propuesta de desarrollo urbano integral para ejecutarse a largo plazo y que más tarde cumplió una parte mínima de las propuestas. Dos años más tarde se crea el Plan Indicativo Zona Metropolitana con el auspicio del Consejo Nacional de Asuntos Urbanos (Conau), los Fondos Europeo de Desarrollo (ONFED), Consejo Nacional de Reforma del Estado (Conare) y Programa de Apoyo a la Reforma y Modernización del Estado (PARME).

Entre otros aspectos, el Plan contenía programas como: la Regularización de la tenencia de la tierra, saneamiento físico-ambiental y desarrollo ecológico, reestructuración vial y regularización del tránsito, transporte terrestre y por los ríos, energía y alumbrado público, capacitación laboral, salud y nutrición, deportes, mejoramiento y renovación habitacional y prevención mitigación y mitigación de contingencias.

Parte del programa se cumplió como la construcción de la planta de tratamiento Guachupita –La Ciénaga y otros el tiempo los dejó en el olvido.

Decretos

En 1991, el entonces presidente Balaguer emitió el decreto 358-91 que establece: “ Se declaran inhabitables o no apto para fines residenciales, por razones sanitarias, o de insalubridad, los denominados barrios La Ciénaga, y Los Guandules, o sea la zonas del Distrito Nacional comprendidas entre el puente Juan Pablo Duarte y el Puente Francisco del Rosario Sánchez”.

El mismo decreto, en su artículo 2 encarga a la entonces Marina de Guerra de impedir la construcción o mejoramiento de viviendas.

Tres años más tarde, en 1994 el mismo Balaguer emite el decreto 76-94 mediante el cual declara de alto interés nacional el “Plan de Acción Coordinada Interinstitucional para la Reestructuración Social, Urbana y Ecológica de los Barrios Marginados que Rodean los Ríos Ozama e Isabela que incluía además, La Zurza, Capotillo, Simón Bolívar, Gualey , La Ciénaga y Los Guandules.

Durante los gobiernos de Leonel Fernández ambos decretos fueron echados a un lado y se permitió que a gente continuara construyendo y reparando viviendas en esos lugares. Desde entonces se han hecho intervenciones. La Alcaldía del Distrito en la gestión de Roberto Salcedo instaló una estación de bomberos , un parque “Canquiña”, asfaltó algunas calles y participó en la instalación de una casa comunitaria

Lo que se ha avanzado

Onofre Rojas, director Ejecutivo de la Comisión para el Rescate de los Ríos Ozama e Isabela cuenta que el anuncio del Presidente viene a completar un trabajo ya iniciado y cita obra de la cañada El Arrozal, que era noticia cada vez que llovía y que las lluvias de 2016 no generaron noticia como era costumbre.

A algunas casas de La Ciénaga no se podía llegar en vehículos, ahora si con los trabajos que se hicieron, por lo que no se está comenzando de cero. Otro proyecto que ya tiene impacto en la vida de los lugareños es la escuela vocación que ha graduado 549 jóvenes en diversas ocupaciones técnicas y otros 300 están en los programas de estudio y ahora se amplía la escuela primaria de ese sector.

Manifestó que el proyecto anunciado por el Presidente viene a complementar trabajos como el iniciado proceso de la red vial para que haya manera de circulación más expedita que incluirá la avenida perimetral. Destacó que desde hace tiempo se viene trabajando mesas de dialogo con los distintos sectores que tiene que ver con La Ciénaga y Guachupita.

“A ese tipo de iniciativa no se le puede tener temor, todo lo contrario lo que hay que buscar es como eso se realiza de la menor manera posible... esos proyectos, y esa es la experiencia, en la medida que organizaciones comunitarias participan más activamente se puede garantiza que sean ´proyectos más sostenibles”, sostuvo.

La postura de Ciudad Alternativa

Para Ciudad Alternativa, el lenguaje del presidente Medina sobre el proyecto de reestructuración de “liberaremos los espacios para garantizar la circulación” y “Liberaremos la zona vulnerable a las inundación y la devolveremos al río”, le parece más las intenciones de empresarios de Coalición Río que de las aspiraciones de la vida digna de la gente que vive en los La Ciénaga y Los Guandules.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese