|Condena|
| 05 DIC 2017, 6:19 PM

Dictan 30 años de prisión a hombre acusado de asesinar a taiwanesa durante robo


Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa.
20171205 https://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. Fue condenado a 30 años de cárcel un hombre hallado culpable del homicidio de una taiwanesa durante un robo a su residencia.

Los jueces del Tercer Tribunal Colegiado, Arlin Ventura Jiménez, Alfi Castillo y Edward Abreu, sentenciaron a Héctor José Carrión Pichardo por la muerte de Koue Mei Shie de Huang, de 76 años, pena que deberá cumplir en la Penitenciaría Nacional La Victoria.

El reporte acusatorio indica que el citado hecho ocurrió en la madrugada del 24 de septiembre del 2016, cuando el condenado penetró a la casa de la víctima, ubicada en la avenida Abraham Lincoln próximo a la Correa y Cidrón del referido sector, donde la mujer residía con su hijo y otros familiares.

Una vez dentro de la vivienda, “Ñoño El Bastardo” se dirigió a la habitación de Koue Mei Shie de Huang, donde sustrajo varios objetos. Mientras el hombre perpetraba el robo e intentaba desconectar el sistema de cámaras de vigilancia, la víctima se despertó, según explicó la procuradora fiscal litigante Paola Piedad Vásquez.

“Tan pronto se percató de esto, el acusado se abalanzó sobre ella, le tapó el rostro con una almohada, bloqueándole sus vías respiratorias. Ella luchó por su vida, pero finalmente el asaltante logró matarla, asfixiándola. Las incidencias del hecho fueron captadas por las cámaras de seguridad”, detalló la fiscal Vásquez.

Luego de ultimarla, el agresor salió del aposento y continuó saqueando las demás habitaciones. En audiencia se dio a conocer que el malhechor sustrajo de la residencia: cuatro celulares inteligentes, una computadora portátil, un bulto negro perteneciente al hijo de la víctima que contenía toda su documentación personal, entre otros objetos de valor.

Unas horas más tarde, aproximadamente a las 8:00 de la mañana, el cuerpo sin vida de Koue Mei Shie de Huang fue hallado por su hijo, quien de inmediato informó a las autoridades.

El procurador fiscal investigador del caso, Waner Alberto Robles de Jesús, le otorgó al hecho la calificación jurídica de robo agravado y homicidio, delitos que están previstos y sancionados en los artículos 379, 382, 295 y 304 del Código Penal Dominicano.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese