NOTICIAS
| 09 OCT 2009, 12:00 AM

Obama acepta el Nobel de la Paz como "un llamamiento a la acción"

Dijo que no percibe el galardón como un reconocimiento a sus "propios logros", sino como un respaldo a "las aspiraciones de gente en todos los países"

20091009 http://www.diariolibre.com
Barack Obama.EFE
WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al que la concesión hoy del Premio Nobel de la Paz tomó por completa sorpresa, afirmó que acepta el premio como un "llamamiento a la acción" para atajar los problemas mundiales.

Obama, que habló en la Rosaleda de la Casa Blanca, indicó que no percibe el galardón como un reconocimiento a sus "propios logros", sino como un respaldo a "las aspiraciones de gente en todos los países".

El premio, sostuvo el mandatario estadounidense, lo considera compartido "con todo aquel que lucha por la justicia y la dignidad".

El anuncio del Nobel de Paz, cuando Obama lleva apenas nueve meses en la Presidencia de EE.UU., fue acogido con estupefacción en Washington y en la Casa Blanca.

El gobernante, según su portavoz, Robert Gibbs, conoció la noticia en torno a las seis de la mañana (10.00 GMT), cuando él le despertó para informarle.

Gibbs señaló que Obama ni siquiera sabía que la suya figuraba entre las candidaturas, cuyo plazo de presentación finalizó apenas dos semanas después de su llegada al poder.

El premio llega también en un momento hasta cierto punto paradójico. Si esta mañana Obama se levantaba como emblema de la paz mundial, esta tarde tiene prevista una reunión con su equipo de Seguridad Nacional para diseñar la estrategia en la guerra de Afganistán, que podría incluir un gran envío de refuerzos.

En sus declaraciones, el presidente estadounidense se declaró "profundamente sorprendido y honrado" por el galardón.

"Para ser sinceros, no siento que me merezca estar en la compañía de tantas personalidades transformadoras que han sido homenajeadas con este premio", reconoció.

El Instituto Nobel de Noruega indicó hoy al anunciar el premio que Obama lo ha ganado por sus "esfuerzos extraordinarios por reforzar la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos".

En concreto, el Instituto destacó sus esfuerzos por tender puentes hacia el mundo musulmán y en favor de un futuro sin armas nucleares.

Obama llegó a la Casa Blanca con la promesa de comenzar una nueva etapa de cooperación con la comunidad internacional, después de las tensiones vividas durante el mandato de su predecesor, George W. Bush.

Hasta el momento se trata más de una esperanza que de hechos concretos, pero Obama destacó que "a lo largo de la Historia, este premio no se ha usado exclusivamente para premiar éxitos específicos; también se ha usado como una manera de dar impulso a una serie de causas".

"Por eso acepto este premio como un llamamiento a la acción, como una llamada a todos los países a afrontar los desafíos comunes del siglo XXI", subrayó el jefe de la Casa Blanca, que citó entre ellos la lucha contra el cambio climático o el conflicto en Oriente Medio.

En una nota más personal, reveló que sus hijas no parecieron muy impresionadas por el anuncio.

Su hija Sasha, de ocho años, le comunicó: "Papá, has ganado el premio Nobel de la Paz. Y es el cumpleaños de Bo", el perro de la familia presidencial. Su otra hija, Malia, de once años, le recordó que el lunes es fiesta en EE.UU. y, por lo tanto, tienen por delante un fin de semana largo.

"No hay nada como tener hijos para conservar la perspectiva de las cosas", bromeó el presidente estadounidense.

Obama tiene previsto desplazarse a Oslo para recibir el Nobel en la ceremonia prevista para el 10 de diciembre.

El galardón viene acompañado de una recompensa en metálico de 1,4 millones de dólares. La Casa Blanca ha indicado que el mandatario donará esa cantidad entera a fines caritativos, aunque hasta el momento no ha revelado cuáles.

Se trata de la tercera vez que recibe el Nobel de la Paz un presidente de Estados Unidos en activo, después de Theodore Roosevelt (1906) y de Woodrow Wilson (1919).

El anuncio ha sido acogido con división de opiniones en este país. Dos de sus predecesores en el galardón, el ex gobernante Jimmy Carter y el ex vicepresidente Al Gore, han considerado el premio "bien merecido".

Por contra, el jefe del Partido Republicano, Michael Steele, consideró "desafortunado que el estatus de estrella del presidente haya eclipsado a otras personalidades incansables que han conseguido logros reales en favor de la paz y de los derechos humanos".
COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
Fotos
Barack Obama.EFE
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Está de acuerdo con que la cúpula empresarial recomiende jueces para las altas cortes?