Dos visiones sobre las relaciones...

El escándalo sobre el acoso sexual en Hollywood y en las relaciones de trabajo en los Estados Unidos que ha conmovido a esa sociedad, ha desatado una disputa cultural con Francia, donde un grupo de mujeres, encabezado por la actriz Catherine Deneuve, ha publicado un manifiesto destacando las diferencias entre el acoso y los recursos “legítimos” usados en una relación.

Una de las firmantes de la carta francesa, la escritora Anne-Elisabeth Moutet, dijo que “estamos hablando aquí de destruir toda la ambigüedad y el encanto de las relaciones entre hombres y mujeres. Somos franceses, creemos en las zonas grises. América es un país diferente. Ellos hacen las cosas en blanco y negro... No creemos que las relaciones humanas deben ser tratadas de esa manera” y Simone de Beauvoir, antes, había observado el estado de la situación en los Estados Unidos: “Las relaciones entre hombres y mujeres en América son de guerra permanente. Ellos no parecen gustarse. Parece que la amistad no es posible entre ellos. Desconfían uno del otro, les falta generosidad al tratarse. Sus relaciones están señaladas a menudo, por pequeñas vejaciones, disputas menudas y triunfos efímeros”, como cita Agnes C. Poirier, en The New York Times.

En realidad se trata de dos visiones sobre el amor y del viejo dilema de los límites. El juez Potter Steward dijo una vez que “no sabría definir la pornografía pero la reconozco cuando la veo”, y creo que esto vale perfectamente para las relaciones: el acoso, sea por abuso de poder, el piropo rastrero o el manoseo no autorizado, es fácilmente identificable y ninguna mujer u hombre debiera ser sometido a esta conducta aberrante.

El amor, el verdadero amor, es otra cosa...

atejada@diariolibre.com

+ Leídas