El ministro y los ambientalistas

Las diferencias entre el ministro de Medio Ambiente, Ángel Estévez, y los grupos ambientalistas han saltado esta semana en una rotunda carta que hizo pública Luis Carvajal, de la Academia de Ciencias. Es un intercambio de pareceres al que hay que dar seguimiento.

Es una de las áreas en las que los gobiernos del PLD se quema. Siempre aparece un político al que no se le puede tocar la finca aunque esté en área protegida, un general con un desarrollo donde no debía pero “quién le dice nada”, una política populista para un grupo invasor, el enésimo plan para el rescate del río Yaque, desastres pesqueros, empresas contaminantes que nadie multa, basura que no hay manera de manejar.

En este tema el balance es desolador. Desde 1996 en que llegó al poder por primera vez, hasta el 2018 han pasado 22 años... y seguimos sin una política clara de vertederos.

Los ambientalistas dominicanos son un grupo fuerte, muy bien preparado, relacionado e informado, trabajadores 24/7 de una pasión que les lleva al rincón más remoto, al último río, a la última palma. Tenerlos de su lado sería lo más inteligente que un ministro de Medio Ambiente puede hacer. Es más, si se sienta, les escucha y les apoya... tiene el 85 % del trabajo hecho. El resto, hacer cumplir la ley, le toca a él.

Quizá su faceta de empresario agrícola le lleve a entender el tema de otra manera. Pero sembrar aguacates donde no corresponde... no es buena idea para el país. Ni sembrar en Valle Nuevo, ni “dar plazos” a empresas contaminantes del Ozama y que viven de esa tregua desde hace décadas... Si se piensa bien, los ambientalistas son el aliado perfecto de un Ministerio de Medio Ambiente en un país al que se le está acabando el plazo...

IAizpundiariolibre.com

+ Leídas