¿Tenemos un plan democrático?

¿Tienen los partidos políticos dominicanos un “plan democrático”? ¿Tenemos los dominicanos un concepto claro de lo que significa vivir en democracia?

Traigo esto a colación porque muchas personas tienen serias dudas del compromiso democrático de nuestros partidos y del grado de conocimiento de los deberes ciudadanos que implica vivir en un estado democrático.

Un estado democrático consolidado es un “estado moderado”, como lo definen Juan Lintz y Alfred Stepan, al cual se llega por un proceso de fortalecimiento institucional y ciudadano.

Halliday y Karpic, en un libro editado en 1997, caracterizan esta forma de gobierno como la que pone,

“1) énfasis en el valor de la ley, expresada en el constitucionalismo y el procedimentalismo;

2) fuertes ‘corps intermédiares’ para defender la regla de la ley, esto es, cuerpos en la sociedad civil que salgan en defensa del constitucionalismo, las cortes, el procedimentalismo legal y otros pilares del estado de derecho;

3) fuertes asociaciones políticas, tales como partidos políticos y grupos de interés...;

4) la separación institucional de los poderes en el Estado, incluyendo un poder judicial independiente; y

5) un equilibrio entre la política nacional y la local”.

Es evidente que en muchos de estos aspectos los dominicanos hemos retrocedido. Si bien se han creado instituciones que deberían jugar un papel en la consolidación de ese Estado moderado, la realidad es que todavía son muy débiles y viven enfrentadas a los intentos de políticos y de sectores poco democráticos de impedir su fortalecimiento.

De esto es que deberíamos estar hablando.

atejada@diariolibre.com

+ Leídas