20180417 https://www.diariolibre.com

Diario Libre se reserva el derecho de publicar, extractar o resumir las cartas. No se mantendrá correspondencia con sus autores.

Ese gravísimo y deplorable resultado en la evaluación de los niños de 3er grado, comenzará a corregirse, lo he dicho otras veces al comentar similares evaluaciones de infantes de primaria, cuando por lo menos el 90% de los educadores se unan “químicamente” al sentido de orgullo de ser llamados educadores. María Curie, la famosa francesa que ganó dos Premios Nobel (hazaña lograda únicamente por 4 personas en el mundo), dijo a su pequeña hija Irene, quien entristeció profundamente ante la muerte de su padre Pedro Curie en 1906: “No te dejes derrotar por personas ni por eventos”.

Irene dejó atrás aquel evento fatal sobre la muerte de su padre y en 1935 la Academia sueca le otorgó junto a su marido Juliot, el Premio Nobel de Química. Tal fenómeno ocurrió porque tanto María como su hija Irene, se unieron “químicamente” al deseo, a la probabilidad de alcanzar el orgullo proporcionado por la hazaña de que una madre y su hija fueran galardonadas con un Premio Nobel, tal como sucedió. La educación dominicana mejorará notablemente cuando los maestros dominicanos intuyan que son ellos y nadie más los que deben unirse “químicamente” a la responsabilidad de que los niños dominicanos aprendan a leer antes de los 8 años y así evitar que nuestro sistema educativo sea derrotado por el evento de un evaluación sobre lectura.

Pedro Mendoza

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese