20180719 https://www.diariolibre.com

Las empleadas domésticas somos parte importante de esta sociedad, me parece que sin nosotras a ustedes los empleadores se le complicaría mucho la vida.

Señor presidente, nosotras no queremos que aprueben una ley que nos prohíba salir con uniforme. El uniforme no es discriminación como quieren decir. Total, casi todos los empleados usamos uniforme. Nosotras las mujeres domésticas lo que queremos es, que se nos tome en cuenta, que se nos dé liquidación, que se nos dé un trato humano, que se nos den los beneficios de ley que tienen los demás empleados.

El servicio doméstico no cuenta con ningún apoyo de nadie, estamos en el total olvido. El trabajo doméstico es más difícil que el de un obrero que trabaja construcción, pues el obrero llega de 8:00 a 9:00 am, y nosotras amanecemos en el trabajo; el obrero descansa al mediodía, nosotras (algunas) no podemos descansar y ni siquiera tenemos hora para almorzar. El obrero sale a 5:00 pm y a esa hora nosotras estamos empezando de nuevo el trabajo, y muchas veces esas jornada terminan bien tarde .... Y lo peor del caso es que, como nadie nos ampara, los empleadores abusan constantemente porque aunque supuestamente hay leyes, no se cumplen y no tenemos quien nos defienda...

Nos despiden a veces por gusto, a veces solo porque no nos quieren dar lo que nos corresponde, y otras veces solo por maldad. Nos culpan de robo o maltrato a los niños, para dañar nuestra reputación. Ya basta de abuso...

Espero que se pueda hacer algo.

Rosanny Montero

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese