20180212 https://www.diariolibre.com

La región Sur, la de menos desarrollo económico del país no podrá salir de ese estado si no se le ayuda a organizarse y brindarle mejores condiciones.

El obstáculo que significan los policías acostados o muros reductores de velocidad al desarrollo de esta región es muy significativo porque dificulta la libre circulación, ocasiona incremento de consumo de combustibles, lubricantes, frenos y piezas de tren delantero de los vehículos por rotura y constituyen puntos estratégicos para los asaltos y atracos a vehículos de carga y pasajeros facilitando el escalamiento de delincuentes a dichos vehículos para ir descargándolos lanzando los bultos, paquetes y sacos para ser recogidos por cómplices en motores y vehículos que los siguen.

Ocasiona incomodidad al turista en el tránsito por las carreteras lo que los ahuyenta, además de ocasionar accidentes sorpresivos a los vehículos cuyos conductores no conocen de la existencia de dichos muros.

Por favor, ordenemos esto. No es posible que cada dueño de colmado o bar en la carretera construya un muro de estos con el propósito de que al reducir la marcha noten el negocio y acudan a él.

Es tiempo ya de que este desorden se regule y reglamente impartiendo instrucciones al ministerio De Obras Públicas de eliminar todos los muros y prohibir la construcción de estos, solo permitiéndolos en los frentes de las entradas a planteles escolares pero bien visibles y con avisos adecuados.

Espero que esta sugerencia sea acogida por el bien de la región Sur.

Camilo Cury

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese