A la Junta la tienen como la arepa...

Cada punto es peleado a sangre y fuego

Se pensaba que ya no se leía Mecánica Popular, que dejó de publicarse o los interesados cancelaron la suscripción. Pero quedan números viejos y sus lecciones efectivas y prácticas. Cada cual entonces y ahora puede ser mecánico de patio.

Solo así se entienden dos situaciones que desbordan el marco natural de la Junta y ponen la política a punto de mate. Las instancias locales y el voto de arrastre.

La primera denuncia fue que las juntas municipales estaban compuestas en su mayoría por un personal que respondía al oficialismo. Incluso que cobraba por el trabajo.

La segunda acusación es que se permitirá voto de arrastre en 6 demarcaciones para complacer al partido de gobierno. Bien de bien, cada sector siendo abogado de su propia causa.

Sin embargo, ahora resulta que el PLD por igual objeta por desequilibradas decenas de juntas, y que la JCE, cuando conozca lo del PRSC, también lo del PRM y PLD.

Lo del arrastre va por el mismo camino. El comité Político decidió impugnar la resolución de la Junta, pues no quiere arrastre en 6, sino en 32 y habían excluido 26.

¿Y entonces? Pásame el alicate.

+ Leídas